“Voy a ir y lo voy a conseguir”

Ya son casi cuatro años desde que Eneko Bastarrika decidió fundar la empresa Tío
Fuleko Creative Solutions
.
Este startup se define como una boutique creativa con
gestión integral de la comunicación y marketing de una empresa. Tío Fuleko ofrece
soluciones completas de comunicación, marketing, estrategia, branding, diseño y
creación de webs además de traducir contenido euskera-castellano y castellano-euskera. Eneko ofrece soluciones a distintos problemas que le trasladan sus clientes partiendo de encontrar una solución creativa, siempre dando un giro de tuerca a las cosas y procesos convencionales. Además, Eneko intenta que la solución sea beneficiosa y duradera para el cliente a corto y a largo plazo.

El nombre de este startup es un tanto curioso. Fuleko fue la mascota oficial de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. Es un armadillo de la especie Tolypeutes tricinctus (armadillo de tres bandas brasileño), según su nombre científico, y su nombre une las palabras Fútbol (Ful) y Ecología (Eco). Eneko decidió reemplazar la C por la K con el fin de simbolizar sus raíces y orígenes. El fundador fue gestando la idea de abrir su nuevo negocio el último año en el que estuvo trabajando por cuenta ajena. En este periodo, mucha gente le animó a abrir su propio negocio, ya que al realizar pequeños trabajos para las personas de su entorno, la gente cercana y no tan cercana, se dio cuenta de las habilidades y proezas que posee Eneko. Desde el primer momento, Eneko fue consciente de que emprender en dicho mercado no iba a ser una tarea fácil. El mercado en que quería desarrollar su actividad estaba ocupado por pocas grandes empresas que copaban casi la totalidad del mercado, además de muchas pequeñas y medianas, y como él diría, “para nosotros solo quedan migajas”. Tío Fuleko se dirige principalmente a pequeñas y medianas empresas. Especialmente aquellas que no le han dado importancia o no han priorizado sus áreas de marketing y comunicación, ya que en muchos casos son autónomos que desconocen dichas áreas de conocimiento y no reflexionan acerca del valor de su marca o imagen.

En tus redes sociales te defines como una persona que quiere ir aprendiendo nuevas experiencias y continuar creciendo a nivel personal y profesional ¿Cómo satisfaces esas necesidades o ambiciones de aprendizaje?¿Es suficiente con el día a día?

Principalmente sí. Los suelo satisfacer con los distintos retos diarios que me trasmiten mis clientes. En mi trabajo, debo de ser creativo a diario y, por lo tanto, esto conlleva
informarte de las tendencias, visitar distintas webs, ver y escuchar contenido audiovisual, realizar benchmarking, etc. Sin darme cuenta, aprendo con los proyectos que realizo. Es un autoaprendizaje constante. Además, no sólo aprendo de las
actividades y acciones que realizo, ya que tanto los clientes y proveedores me hacen
aprender.

Siempre hay alguna característica que hace pensar que va a ser un proyecto
exitoso. ¿Cuál ha sido en el caso de Tío Fuleko?

El obstáculo más grande con el que me he encontrado ha sido el mismo mercado. Es un mercado en el que existe una competencia feroz. Al mismo tiempo, eres consciente de que no podrás llegar a ofrecer tus servicios a algunas empresas a pesar de que tus servicios sean idénticos o mejores que los que ofrece tu competencia. Además, es un mercado bastante fidelizado, es decir, los clientes suelen acudir casi siempre al mismo proveedor del servicio, por lo que es muy difícil crear nuevas conexiones y relaciones proveedor-cliente. Es un mercado en el que hay una lucha continua.

Para empezar, diría que la constancia y la perseverancia han sido puntos necesarios,
pero en ningún caso lo habría logrado sin la confianza que han mantenido y depositado en mí mis clientes. Además, en mi caso, el boca a boca ha sido muy importante y positivo. Si el cliente se queda satisfecho con el servicio recibido, me recomienda a un tercero, y este seguramente terminará acudiendo a mis servicios. Por otro lado, creo que
el cliente ha entendido que el servicio que he ofrecido ha sido de calidad, por lo que me ha ayudado a diferenciarme de las otras empresas que compiten en el mismo mercado que Tío Fuleko.

¿Cuáles han sido los obstáculos que te has encontrado por el camino?

Has estado durante más de un año en la incubadora de emprendedores de la
Universidad de Deusto ¿en qué te ha podido ayudar? ¿El coworking en la incubadora ha tenido efectos positivos en tu proyecto?

Sobre todo en dos aspectos: estabilidad y nuevos contactos. La universidad de Deusto
y en especial Innogune han sido un sitio adonde acudir y sentirte seguro. Estudié en esta misma universidad y conozco a mucha gente que trabaja y pertenece a la institución, empezando desde docentes e investigadores, hasta personal de administración y trabajadores de mantenimiento. Esto crea un ambiente y entorno estable, pero al mismo tiempo eres consciente de que debes salir al mundo exterior a darte a conocer y a que los clientes potenciales te vean como un futuro proveedor.

¿Siempre has tenido la ambición emprender o fue algo casual?

Cuando era joven y recién licenciado no me lo planteé ni como opción, pero en mis últimos años de trabajado como director de marketing en un centro de idiomas muy famoso en Gipuzkoa y en mi experiencia como trabajador por cuenta ajena empecé a
sentir una inquietud y deseo de crear una empresa propia y poder vivir de ello.

¿Es difícil emprender y crear un nuevo camino en un mercado tan desarrollado como al que pertenecen algunas ramas de tu negocio (traducción, organización de eventos, etc.) o debido a tu diferenciación lo has tenido más fácil?

Esta es la eterna pregunta. Hay dos opciones: especializarse en un nicho de mercado en concreto o diversificar tus productos y/o servicios para ofrecerlos a más de un segmento o mercado. He oído repetidas veces que al introducirse en un nuevo mercado se debe empezar especializándose en un nicho de mercado en concreto e ir diversificando el negocio al mismo tiempo de que este vaya creciendo. Al contrario, como creo que dijo Sócrates, “Sólo sé que no se nada”, o mejor dicho en mi caso, sé de muchas áreas distintas, pero no domino a la perfección ninguna de ellas. Por ello, en mi caso que he sido autodidacta en el área de creación de diseño de webs y en traducción, y por otro lado, debido a mi experiencia como director de marketing tengo conocimientos para realizar desde un plan estratégico hasta una nueva identidad corporativa, creo que esto me brinda un abanico o área de trabajo muy grande. Por ello, no le veo sentido a especializarme en un servicio o nicho en concreto, ya que en muchas ocasiones el mismo cliente necesita y me solicita más de uno de los servicios que ofrezco en un mismo proyecto. Por ejemplo, al crear y diseñar una web es muy útil ofrecer servicio de traducción debido a la demanda de contenido en distintos idiomas.

Posees una gran experiencia en el área del marketing ¿La experiencia o
conocimiento que has obtenido en estos trabajos te ha ayudado para diseñar y
llevar adelante el proyecto de Tío Fuleko?

Antes de empezar con el proyecto de Tío Fuleko, estuve trabajando como director de
marketing en un compañía de centro de idiomas muy famoso en Gipuzkoa. Esta
experiencia me ha valido para ver desde el otro lado lo que soy ahora, es decir, los que antes eran mis proveedores ahora son mis competidores. En este puesto de trabajo pude observar como era este mercado antes de introducirme en él. Además, de manera
inconsciente fui adquiriendo información sobre cómo diferenciarme, mejorar distintos aspectos o solucionar algunos errores en el servicio ofrecido que veía en los que eran los proveedores de servicios en aquella época. Por otro lado, también estuve trabajando en una agencia de publicidad. En esta empresa pude aprender cuál era la rutina diaria de una agencia.
Todas estas experiencias fueron muy ricas para crear conocimiento y necesarias a la hora de lanzarme a abrir mi propio negocio en el mercado. En primer lugar, realicé una reflexión sobre si sería capaz de llevar adelante mi proyecto y decidí tirar hacia adelante con ello.

En otro país el tejido empresarial con características como las de tu empresa están más desarrollados. ¿Cuál o cuáles crees que pueden ser los motivos?

Desde mi punto de vista, diría que es un tema o aspecto cultural. En otros países de nuestro entorno la cultura del emprendizaje está mucho más avanzada y arraigada. Un claro ejemplo de ello está en la edad media de emancipación de los jóvenes en otros países. Por ejemplo, en los países escandinavos la mayoría de los jóvenes se van de casa al mismo tiempo que empiezan a cursar en la universidad, y la gran mayoría de ellos no vuelven a la casa de sus padres. Esto les ayuda a ser más independientes. Como diríamos en euskera, estos actos crean la filosofía de “txapela buruan eta ibili munduan”. Esos jóvenes se acostumbran a los cambios y a afrontar nuevos retos. En nuestro entorno en cambio, somos bastante reacios a ello, no nos gustan mucho los cambios. Si nuestra cultura se abriera más como en los países escandinavos, yo creo que otro gallo cantaría.

Tio Fuleko ofrece servicios relacionados, pero al mismo tiempo diversificado (estrategia, branding, web, traducciones, etc.). ¿Te consideras una persona multidisciplinar?

Sí, creo que si no tuviera experiencia y conocimientos en distintas áreas no lo podría hacer. Puedo ofrecer un servicio bastante integral, desde la creación de un plan estratégico de marketing hasta la organización de un evento o el diseño de un cartel, por lo que el abanico es bastante amplio. Además de ello, Tío Fuleko dispone de colaboradores y profesionales. Por ejemplo, si un cliente necesita servicio de fotografía, imprenta, música u otros Tio Fuleko le puede ofrecer uno de confianza y de calidad. Por lo tanto, si el cliente necesita un servicio específico que yo no le puedo ofrecer, le ofrezco al cliente el servicio de mis colaboradores y será él quien decida contratarlos o no.

Tio Fuleko ha tenido grandes clientes como Donostia Kutxa Kultur Festibala,
Aritz Aranburu, Emetel, ONCE, Repsol, Bankia, El Corte Inglés, Max Center,
Manos Unidas… y muchas más. ¿Es fácil que una start-up como Tío Fuleko inicie
relaciones comerciales-empresariales con gigantes y multinacionales?

En primer lugar, debo de explicar que con estos clientes he trabajado en traducciones
de sus campañas de publicidad mediante una agencia de Madrid. No he trabajado
directamente con ellos. Si no fuese por esta agencia, sería muy difícil contactar y
trabajar con estas grandes empresas. Estas compañías están acostumbradas a tratar y
relacionarse con empresas de su mismo tamaño, es decir, grandes corporaciones. Muy
pocas veces acuden a empresas pequeñas y menos a autónomos como yo. Estas
empresas, además, están acostumbrados a delegar sus demandas de servicios en otras
empresas externas y suelen ser bastante fieles a sus proveedores. Por ello, casi nunca o
rara vez una gran empresa como éstas delega la confianza en un freelance por una serie
de motivos. Desde el punto de vista de una empresa grande, nosotros no les podemos
ofrecer la seguridad, la confianza o el caché que pueden ofrecer algunas agencias de publicidad, aunque nuestra calidad sea igual o superior en algunos casos y seamos más rápidos y ágiles que ellos.

Además, aunque sé que habrá mucha gente que discrepe conmigo, hay bastante ‘postureo’ en el sector. En muchos casos se paga por el nombre de la agencia de publicidad. Es verdad que las grandes agencias publicitarias poseen muy buena calidad debido a que atraen a talento, pero nosotros también podemos ofrecer esa calidad.

Tío Fuleko además de ser una empresa moderna añade conceptos innovadores
tanto en los diseños web, estrategias, branding, etc. donde se debe ser distinto a los
competidores y crear una esencia personal de cada empresa ¿Cómo haces para
innovar cada día y tener ideas frescas?

El concepto de la innovación es muy amplio. Algunas veces parece que está muy
conectado con la tecnología o con volver a descubrir el fuego. Desde mi punto de vista,
la innovación también recae en darle un giro de tuerca a las cosas ya existentes con el
objetivo de mejorarlas. En el día a día realizamos un montón de actividades
inconscientemente que se pueden mejorar si nos quedamos a pensar, cogemos
perspectiva y les damos un giro de tuerca.

¿Se necesita alguna cualidad específica para emprender?

Iniciativa y proactividad. Sin ese ímpetu de seguir adelante con el proyecto, superar
los obstáculos y llevar una constancia diaria con el trabajo, yo creo que no es posible.
Una persona que está acostumbrada a estar en su zona de confort y es reacia a los
cambios, creo que no tiene un espíritu emprendedor. Además, creo que hay que tener un carácter de superarse a sí mismo y creer que puedes conseguir tus objetivos que te has establecido. En definitiva, para aprender también hay que tener proactividad, ese sentimiento de “voy a ir y lo voy a conseguir”. Hay que decir también que es muy
difícil. Es fácil estarse tranquilo cuando tienes un sueldo fijo y trabajas por cuenta ajena,
pero cuando tienes que buscar tú solo el pan diario las cosas cambian mucho.

Por último ¿ Dónde te gustaría ver tu proyecto en un periodo de 5 años?

Lo ideal sería que pudiese contratar a personas y que Tío Fuleko aumentase de tamaño y volumen de negocio. Creo que es muy bonito poder aportarle también a la sociedad.
Contratando una persona, puedes ayudar a esa persona, a su entorno y a la sociedad en general, ya que creas un salario, este salario crea consumo y al mismo tiempo pagas
impuestos. Por lo tanto, creando empleo ayudas a la sociedad y al entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.