Autor: Iñigo Puertas es doctor en Derechos Humanos: retos éticos, sociales y políticos por la Universidad de Deusto. Presentó el pasado 5 de febrero su tesis doctoral La perspectiva ética como eje transversal en los procesos de evaluación del impacto de las organizaciones, que resume a continuación. 

La tesis doctoral La perspectiva ética como eje transversal en los procesos de evaluación del impacto de las organizaciones ahonda en la comprensión del propio concepto de impacto y sus tipologías, analiza los procesos de evaluación y estudia los principales enfoques y herramientas de evaluación existentes.

Realiza una reflexión de carácter ético sobre estos procesos y propone una metodología que incluye la perspectiva ética como eje transversal de la evaluación del impacto de las organizaciones.

Análisis de investigaciones y herramientas

Al analizar las principales investigaciones que existen sobre la evaluación del impacto, la tesis constata que los retos que se plantean están relacionados con:

  • La falta de consenso académico sobre la terminología a emplear y los pasos a seguir en la evaluación del impacto.
  • La fijación en evaluar los impactos positivos en detrimento de atender los impactos negativos que pueden estar generando las organizaciones.
  • La tendencia a obviar la complejidad del fenómeno del impacto (cálculos simplificados, interpretaciones lineales de la cadena causal del impacto, diseño de contrafactuales no representativos, entre otros).
  • La falta de participación y vinculación al proceso de los grupos de interés.
  • La tendencia a emplear estas prácticas como una estrategia de marketing o de benchmark.
  • La falta de transparencia de los informes.
  • La necesidad de incluir una mirada multidisciplinar que permita analizar el impacto desde diferentes perspectivas (económicas, sociales, medioambientales…).
  • El desconocimiento generalizado por parte de las organizaciones respecto a la utilidad, pertinencia o adecuación de las herramientas a su realidad.
  • La hegemonía de exámenes basados en la monetización del impacto, que se centran en el registro de los outputs y outcomes cuantificables, tangibles e inmediatos de la actividad de la organización, pero que no permiten la comprensión de la experiencia percibida por los afectados por esta.
  • La ausencia de la perspectiva ética, a la que únicamente se alude en relación a las estrategias de transparencia y reporte del impacto.

Propuesta de metodología

Tras realizar esta aproximación analítica y crítica, la investigación propone una metodología de evaluación del impacto que trata de dar respuesta a los retos expuestos.

El diseño de la propuesta se basa en los principales enfoques de la ética aplicada al ámbito de las organizaciones, la Deontología, las Éticas Dialógicas, el Utilitarismo y la Aretología. A partir de la hibridación de estos enfoques y tras concretar los procedimientos y herramientas que configuran la metodología, el trabajo busca que las organizaciones puedan examinar sus impactos siguiendo estos criterios:

  • La evaluación dará prioridad a aquellos impactos que vulneren los legítimos intereses, necesidades y derechos fundamentales de los sujetos involucrados.
  • En la relación entre la organización y sus grupos de interés se buscará dar voz, asumir la reparación y favorecer la implicación de los injustamente tratados por los impactos.
  • En el análisis se considerarán los Derechos Humanos (con su problematicidad) como criterio ético último e irrebasable de las valoraciones y decisiones que se adopten respecto al impacto.
  • La evaluación deberá servir para que la organización pueda reconocer la consistencia propia de la realidad, buscando orientar sus impactos hacia la consecución del bien común.
  • La evaluación debe favorecer la deliberación ética de la organización, visualizando las diferentes opciones y consecuencias implicadas en el análisis y la gestión de su impacto.
Cómo incluir en la ética la evaluación del impacto de las organizaciones

Contraste con casos reales

La tesis testa esta propuesta con dos estudios de caso concretos y la expone al juicio de expertos en el ámbito de la Ética Aplicada y de la evaluación del impacto de las organizaciones. Los expertos consultados y las organizaciones expuestas a los estudios de caso manifiestan que la propuesta puede constituirse como una referencia para examinar y validar procesos de evaluación del impacto.

Destacan el carácter ad hoc de la metodología. Posibilita que pueda aplicarse en diferentes organizaciones y ajustarse a su realidad, favorece la reflexión ética sobre su desempeño en la sociedad y que la práctica de la evaluación sea contemplada como un proceso de aprendizaje continuo.

Asimismo, indican que la propuesta posibilita contemplar nuevas formas de examinar el impacto, lo que contribuye a superar la hegemonía de las evaluaciones de corte econométrico y favorece la implicación de los grupos de interés y demás afectados, tanto en la valoración del impacto como en las propuestas para su gestión.

Aplicación en diferentes organizaciones

Por último, señalan que la inclusión de la perspectiva ética en los procesos de evaluación ofrece referencias clave para que las organizaciones puedan juzgar y gestionar su desempeño de acuerdo a su propósito y a los retos, expectativas y demandas que se le plantean en su interacción con el entorno.

A partir de esta metodología, la evaluación del impacto de las organizaciones se ha incluido como otra de las líneas de actividad del equipo de investigación de ética empresarial Directica. La propuesta se está aplicando en diversas organizaciones que buscan comprender, gestionar y reforzar su desempeño en la sociedad desde la reflexión de carácter ética sobre sus impactos.