Banners: los intrusos de las redes (por Ander Fernandez Jauregui)

Los banners están en todas partes. Vayas donde vayas, ellos irán contigo. Según un estudio realizado por Infolinks, una persona ve como promedio 1.903 banners al mes, es decir, 63 banners al día. Muchos pensarán que esto va a cambiar, pero eso no es así. Según un estudio realizado por Magna, de aquí a 2021 los anuncios aumentarán a un ritmo de entre el 3,5 y el 5% anual. Una barbaridad.

Efectividad de los banners

Primero de todo, cabría preguntarse si el uso de banners es, o no, efectivo. Debido al uso que hoy en día se le da, cabría esperar que así sea, aunque la realidad es bien diferente:

  • La proporción media de clicks (CTR) es del 0,05%, es decir, como promedio, de cada 10.000 banners, sólo 5 son clickados. (smartinsights)
  • Sólo el 2,8% de las personas cree que el último banner que vio fue relevante (infolinks).
  • Sólo el 14% de las personas se acuerda del último banner que ha visto (infolinks).
  • El 54% de las personas no confía en los banners (marketwired).
  • Se hacen más clicks en los banners que aparecen en los móviles (medialets), pero más del 60% se producen de manera accidental a la hora de hacer scroll (retale).
  • Al 43% de los usuarios les disgustan los banners en el ordenador y al 70% los banners en el teléfono (HubSpot).

Todo esto está teniendo un efecto muy claro: los usuarios quieren evitar los banners a toda costa. De hecho, según un estudio de PageFair, en 2016 el 11% de los usuarios de internet bloqueaban los banners mediante AdBlock. Si más de 600 millones de usuarios bloquean los anuncios, por algo será.

adblock-devices-report

*Fuente: PageFair

La principal razón por la que al usuario no le gustan los banners es porque son muy intrusivos. Molestan. Que en una página web visualices más anuncios que contenido no le gusta a nadie. Es normal. Y más si el contenido que se visualiza no tiene nada que ver con lo que a ti te interesa.

No obstante, las empresas suelen defender el uso de banners porque estos crean Brand awareness. Si bien es cierto que cuanto más veas una marca, más te acuerdas de ella, esto no tiene por qué ser bueno. Al fin y al cabo, lo que la empresa quiere es que el individuo tenga una idea positiva de la marca en cabeza y, sinceramente, ser el anuncio molesto de turno, creo que no es una buena opción.

digital-marketing-banners

¿Pueden ser útiles los banners?

Esto no significa que los banners sean malos, en absoluto. De hecho, los banners pueden ser muy útiles (y baratos) si se usan adecuadamente. Por eso, a la hora de realizar una campaña de este estilo se debe:

  • Segmentar. Dirigirse a quien te vaya a comprar, y no a todo el mundo. Se puede caer en el error de pensar que, al no segmentar se llegará a más gente. Eso es cierto, pero como se ha dicho anteriormente, implica riesgos.
  • Crear valor. Si no quieres que el usuario te ignore, debes darle algo importante.
  • Sé claro. Un banner es un espacio, por lo general pequeño. Si a eso le añades una letra minúscula, será difícil atraer al consumidor. Por eso es mejor ser claro, creando gráficas visuales acompañadas de un texto grande, claro y directo.
  • No ser intrusivo. Aunque esto no dependa 100% del anunciante, es responsabilidad de uno asegurar que en las páginas en las que aparece no molestará al usuario. Con esto no digo que debas estar en el pie de página, ni mucho menos. Me refiero a que no se debe entorpecer la lectura
The following two tabs change content below.
Avatar

Ander Fernández Jauregui

Estudiante apasionado del marketing y la comunicación.

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Excelente artículo Ander, me ha encantando ver el impacto que puede lograr con los banners, me pregunto si actualmente esta maravillosa técnica daría unos buenos resultados como el que nos muestras. Buen trabajo

    1. Avatar Ander dice:

      Muchas gracias por el feedback!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *