¿Encontrar trabajo o encontrar tú trabajo? (por Iván Rosa Rodero)

Hace unos meses tuve la oportunidad de pasar 3 horas con los estudiantes del último año de carrera de ADE que actualmente cursaban la especialidad de marketing. Me hizo mucha ilusión volver 2 años después a las aulas de la uni y encontrarlas tal cual las dejamos los de la promoción de 2014. Pude comprobar que las sensaciones, las dudas y los miedos del estudiante de último año todavía seguían ahí. No habían cruzado la puerta.

La sesión la dividimos en varios bloques. En el primero, hablamos de dónde estamos los ex-alumnos a día de hoy. Cuáles son los caminos que hemos decidido escoger: qué queríamos por aquel entonces, por dónde nos movimos, qué hicimos y cómo vemos “el mundillo” ahora desde dentro, una vez pasada la fase de dudas que ahora os toca a vosotros, alumnos de último año.  Posteriormente charlamos sobre entrevistas de trabajo, procesos de selección, los puestos que salen al mercado y los objetivos que se marcan los estudiantes de cuarto curso. Por último, hicimos una simulación de dinámica de grupo que dejó a los alumnos bastante sorprendidos. ¡Pero lo hicisteis muy bien!

Lo fundamental es…

En tan sólo 3 horas hablamos de muchas cosas. Lo que intenté transmitir en todo momento era que lo fundamental era saber qué es lo que queremos ser, a qué nos queremos dedicar. Lo hice porque una parte importante del asunto es encontrar el trabajo que de verdad estás buscando. Va más allá de encontrar un trabajo de lo que sea.

El trabajo ideal lo encontrarás más adelante pero ahora viene el primer escalón, que no deja de ser importante.  Encontrar trabajo una vez finalizados los estudios no es un proceso fácil, pero tampoco tiene que ser muy complicado. Está claro que no sabemos por dónde llegarán las oportunidades.

marketing-procesos-seleccion-preguntas

Es posible que al principio no tengan nombre, ni forma. Que lo único que veamos sean dudas. Y lo hacemos mientras el resto de nuestros compañeros de curso (la gran mayoría),  ya están buscando traje para entrar a formar parte del autodenominado grupo de las “Big Four”. Pero es aquí donde tenemos que ser conscientes de la situación. Nosotros, marketinianos por vocación (sí, ¡por vocación!) nos tenemos que centrar en nuestro target. ¿Recuerdas?. En clase estudiamos lo difícil que puede llegar a ser entender al consumidor. Pero… ¿cuán difícil es entenderse a uno mismo?

Echar currículums y no ver los resultados

Pero el tirar la caña y pescar la bota de los primeros pasos en procesos de selección no debería convertirse en una barrera para ti. Suele pasar muy a menudo. Nos pilla en ese momento de nerviosismo e ilusión, cuando buscas tu primer empleo.

Aplicar, aplicar y aplicar. Aplicamos a todo (y aquí está el primer error).

De vez en cuando creemos ver una oferta de trabajo que parece llevar nuestro nombre. Viene firmada por el departamento de RRHH de una “buena empresa” Volcamos toda nuestra ilusión en ella y….. no nos llaman. Pasan los días y aplicas a posiciones que no te gustan, empiezas a mirar “internships” en Finlandia y, aunque no quieres hacer uno, te replanteas la opción de hacer un máster, con asignaturas muy parecidas a las que ya has cursado, pero un máster al fin y al cabo. En definitiva, empiezas a perder la ilusión porque aunque van saliendo nuevas, no puedes olvidarte de ella. La oferta de empleo que llevaba tu nombre. No te han llamado….. ¡pero es normal!

marketing-trabajo-ofertas

Compites contra compañeros de tu clase, contra compañeros de la universidad de al lado, contra estudiantes de fuera de Bizkaia y de Euskadi (no te haces a la idea de la cantidad de gente en tu situación que hay solamente en Madrid o Barcelona), contra estudiantes que vienen de Finlandia a hacer un internship aquí….. compites contra mucha gente. Mucha gente ilusionada como tú. Tal vez pienses que hay una persona al otro lado del ordenador esperando a leer tu CV. Pero la realidad es que los trabajadores del departamento de RRHH son personas como tú o como yo, no tienen superpoderes. Son ofertas con muchas, muchísimas solicitudes. Y tal vez no les hace falta verlas todas. O incluso lleguen a hacerlo. Hay perfiles muy buenos, como el tuyo, pero en las dinámicas de grupo caben 8 o 10 personas, no 300.

Así que deja de buscar másteres carísimos y céntrate en lo que quieres. ¿Vas a dejar que tu ilusión y el inicio de tu carrera profesional dependan del azar de Infojobs? Échale pasión y a por todas.

The following two tabs change content below.
Iván Rosa

Iván Rosa

Promoción del 2014. Actualmente coordinador de GPVs en Grupo Damm. En la oficina hablamos de cerveza pero no de tapas porque hay que intentar cuidarse

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Andoni dice:

    Yo estuve en la charla que comentas al principio del post y la verdad es que fue muy provechosa, sin exagerar, de las que más me han servido en la uni. Es verdad que debemos luchar por lo que queremos, que en este caso es entrar en el mundo de marketing, evitando distracciones (las Big Four). Yo actualmente en prácticas hace poco que me he empezado a preguntar, ¿Qué pasará después?, ¿Dónde estaré en septiembre? Pero tus consejos de verdad ayudan, gracias por compartirlo Ivan
    Un saludo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *