A propósito de: Baptisms (Radical Face)

De manera casual, viendo la serie The Black List, descubrí al grupo norteamericano Radical Face, y mirando un poco más me encontré con su canción Baptsims  cuya letra  la tenéis al final del post. A propósito de esta canción cobra luz una pregunta que me hizo un estudiante esta misma semana: ¿Para qué sirve ser cristiano?

La canción describe una situación, tal vez muy posmoderna, de lo que alguna parte de la sociedad vive el hecho religioso. Nos encontramos en un primer lugar las situaciones de búsquedas, donde se mezclan curiosidad y miedo. A ello se añade, la gran sensación de menesterosidad, fragilidad existencial en que vivimos y que se expresa en la necesidad de ser abrazados, en la necesidad de encontrar luz y en la aspiración a cierta comunidad que nos haga compañía en nuestra soledad. Ante esa demanda ha habido algunas respuestas bienintencionadas aunque no sé hasta que punto han acertado al querer responder con facilidad, y bautizarlas desde categorías eclesiales.

Creo que ha habido demasiada prisa en tratar de responder y tal vez nos hemos contagiado del mismo miedo al vacío que el protagonista  de la canción expresa. Sospecho que nos ha faltado el tomarlo en serio, nos ha faltado escucharle y escuchar a nuestro propio modo de vida. Nos ha faltado el coraje de afrontar en serio el reto que se nos plantea de cara a cuestionar nuestro armazón institucional sacramental.

La necesidad de luz, de sentirse comunidad, de sentirse vivo, en definitiva, la necesidad de salvación sigue  ahí en el ser humano. Cuando en el Vaticano II habla de Sacramento de Salvación, nos cuestiona ¿cómo la Iglesia es capaz de ser portadora, transmisora, generadora o inspiradora de salvación?

En las primeras comunidades cristianas el bautismo era algo realmente serio, de hecho según la liturgia era tomar una nueva identidad, un nuevo modo de ser, era un modo de vivir la salvación.  ¿De qué sirve ser cristiano? ¿De qué sirve ser bautizados?

Además de las tradicionales respuestas creo que debiéramos profundizar en las necesidades que nos plantea la canción en el contexto de las necesidades que tiene la gente.  Necesitamos de luz en la oscuridad de sentido, necesitamos de comunidades de calidad y calidez ante la frialdad de la soledad, necesitamos profundidad para salir de la resignada expresión «es lo que hay».

A veces hacemos cosas que son como bautismos, que es poner nombres cristianos a realidades que igual no lo son. Creo que es tiempo de dejar de poner nombres y de generar experiencias que sean cristianas y que apunten a comunidades de búsqueda, a comunidades de verdad, donde se comparta con la fe la vida con sus preguntas. No es fácil dejar seguridades de respuestas que fueron más o menos seguras, para ir a contextos más frágiles e inseguros.

Respondiendo a la pregunta del estudiante ¿de qué sirve ser cristiano?, por ahora creo que no está bien enfocada. Es como preguntarse ¿de qué sirve ser yo?, ser cristiano intuyo que apunta a cuestiones más identitarias que de utilidad.

 

 

«Baptism»

Back when I used to wander, I was always out looking for signs
But they were never there, so I’d pull ‘em from the air
We all believed in something, but like you I can’t say why
It’s just a whisper in our ear, or a bottle for our fears

Hold me to light, let me shine
Come hold me to the floor and say it’s alright
Come hold me ‘neath the water’s skin until I’m new again

And I said what I was thinking: now you can’t see what’s good ‘til it’s gone
Then there’s something to be said for a place to lay your head
You told me I was simple, and you injured me with that piece of my mind
And I listened to the creek and it did much more for me

I’ll hold you to the light, let you shine
I’ll hold you against the floor and say it’s alright
‘cause down beneath the water’s skin where we will swim
And there’s diamonds on the surface then
And, they’ll come clean us, we’ll both live again

These days I barely wander, and I don’t need no more of them signs
I’ll just breathe in all that air and be happy that it’s there

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.