Auméntanos la fe

2 de octubre. Domingo de la XXVII semana del tiempo cordinario

En estos tiempos en los que pensamos que todo depende de nosotros resulta que igual no es así. Un caso es la cuestión de la fe, que parece que es sólo cosa nuestra y se nos olvida que esto también es cosa de Dios. La fe es un regalo que se nos da.

Los discípulos, como siempre andan despistados y le dicen a Jesús que aumente su fe. Y la respuesta de Jesús es como una pequeña indirecta: «Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer”. Uno hace lo que tiene que hacer que el resto depende de Dios.

Hoy podríamos un ejercicio que nos cuesta, pasar del hacer al dejarse hacer. Estamos siempre en modo de conquista y tenemos que lograr objetivos, y la cosa consistiría en dejarse querer por Dios, por los que tengo cerca, por la naturaleza. Dejarse hacer significa dejar la iniciativa a Dios y a los otros en vez de que sea yo quien controle todo. Feliz domingo.

Publicado en Publicaciones del blog | 1 comentario

Alegría

1 de octubre. Sábado de la XXVI semana del tiempo cordinario

Si miramos las fuentes de felicidad de nuestro mundo, parece que las que nos anuncian no son realmente proveedoras de felicidad, sino que la auténtica alegría la encontramos en los otros, en los que nos quieren, en ser parte de una comunidad .

Los 72 vuelven con alegría porque ser de los de Jesús, ser de los que anuncian el evangelio y llevan buena noticia es auténtica fuente de alegría. la alegría requiere una sabiduría especial que no es la de los sabios sino precisamente de aquellos pequeños que vive en el reino.

Hoy intenté monos alegrar por un motivo y por otro, pero sobre todo tratándonos de alegrar en los demás y por los demás . Alegrémonos de sus éxitos, de sus avances en la vida, de su salud, y desde ahí también veremos que la alegría compartida es mucho mejor.alegrémonos de sus éxitos, de sus avances en la vida, de su salud, y desde ahí también veremos que la alegría compartida es mucho mejor.Feliz sábado

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

 ¿Piensas escalar el cielo?

30 de septiembre. Viernes de la XXVI semana del tiempo cordinario San Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia

Hay un famoso libro titulado «Homo Deus» y que en algún modo también viene a decir que el ser humano se ha autoendiosado. Sólo que esta vez el ser humano tiene la capacidad de autodestrucción de la misma especie y del planeta en el que vive.

El Evangelio es una invitación a la conversión, ya sea por Jesús mismo o por medio de sus discípulos. Se trata de ocupar nuestro justo lugar reconociendo a Dios también su lugar en nuestra vida.

Hoy podemos volver al suelo, hoy podemos hacernos humildes y reconocer que no lo podemos todo, ni que solos tampoco podemos. Hoy podemos agradecer a aquellas personas que completan nuestra vida y nos ayudan a vivir en nuestra verdad de creaturas. Feliz viernes.

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

Has de ver cosas mayores

29 de septiembre. Jueves de la XXVI semana del tiempo cordinario Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael 

En esta sociedad algo descreída parece que ya lo hemos visto todo. Los jóvenes viajan al otro extremo del mundo y cada vez más adelantan experiencias maravillosas y otras que no lo son tanto. Pero sobre todo vamos peridendo todos esa capacidad de fascinarnos por algo.

El Evangelio de una anécdota abre la puerta a la fascinación que surge de la fe. La fe, el reconocer a Jesús como Hijo del Hombre, es la puera a una dinámica interior absolutamente transformadora del mundo.

Hoy podríamos quitarnos de encima ese barniz resabiado y escéptico. Se trataría de ver como algo nuevo este día que comienza, como la lluvia, el encuentro con los de casa, el estudio, el trabajo, las tareas cotidianas,… Es ahí dónde se abre a la fascinación de la vida que viene de la fe. Feliz jueves.

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

Te seguiré

28 de septiembre. Miércoles de la XXVI semana del tiempo cordinario

Hay un término que se ha puesto de moda con esto d elas redes sociales que es el de followers. La cosa es que mucha gente sigue a otra gente por redes, pero me temo que es un seguimiento más virtual que real. Es un seguimiento que no compromete.

En el Evangelio Jesús subraya la radicalidad del seguimiento en el Reino. Se trata de algo que atrapa toda la vida, que implica a toda la persona incluidas sus relaciones. Seguir a Jesús es convertir el corazón, la cabeza y las manos.

¿Con quién estamos realmente comprometidos? ¿Por quién nos complicamos la vida? Entre tanto podemos dar gracias por esas personas que se han implicado en nuestra vida y que caminan con nosotros siguiendo a Jesús. Feliz miércoles.

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

Pero no lo recibieron

27 de septiembre. Lunes de la XXVI semana del tiempo cordinario

La vida está llena de enceuntros, muchos están llenos de hospitalidad, pero aún demasiados son poco hospitalarios por no decir hostiles. En tiempos en que lo de fuera nos da miedo y en que creemos que lo nuestro es lo mejor, nos convertimos en sociedades que se convierten hostiles especialmente para los migrantes de algunos lugares.

A Jesús no lo reciben porque parece alguien que va a Jerusalén. Jerusalén es la ciudad santa que mata a los profetas. Lucas utiliza este lenguaje apocalíptico como anticipo de lo que Jesús vivirá más adelante.

Como aquellos que no recibieron a Jesús a veces nosotros cerramos las puertas a personas y experiencias que nos abren a nueva vida. Hoy podríamos recordar todas las veces en que otros nos han acogido, cuando podrían no hacerlo, y agradecer lo bueno que ha sido para nuestras vidas. A todos mila esker. Feliz martes.

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

El más pequeño de vosotros es el más importante

26 de septiembre. Lunes de la XXVI semana del tiempo cordinario

¿Quiénes son los pequeños de nosotros? Me temo que no se refiere sólo a los pequeños de edad, sino esos otros pequeños que son los que no cuentan. Y aquí podemos hacer una enorme lista de intocables en esta sociedad que excusiviza, es decir que excluye de los que son primeros. Los que van en VIP, los que utilizan otras filas que atajan y los que atesoran poder y dinero, parece que son los importantes.

El Evangelio es poner el mundo al revés y pone delante a los pequeños. Se trata de recordar que el sueño del Padre es para todos, y no sólo para algunos. Lo cual se reafirma en la segunda parte incluyendo a los que no son de los nuestros pero van a favor nuestro.

Hoy podemos fijarnos en los pequeños de nuestro alrededor. A ess personas que casi ni miramos porque su presencia nos incomoda de algún modo. Fijarnos que pueden ser importantes para nosotros como nosotros lo hemos sido para otros en otro momento. Feliz lunes.

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

No se convencerán

25 de septiembre. Domingo de la XXVI semana del tiempo cordinario

Cuando nos agarra algo como la riqueza es muy difícil entrar en caminos de conversión. Se trata de una adicción tan letal como la droga. La libertad se ve tan mermada que la vida se va achicando hasta tal punto que nos podemos convertir en una especie de Gollum a la vez que acariciamos el anillo, mientras dice «Mi tesoro».

El Evangelio por un lado es camino de libertad, libertad para el rico, pero también libertad para el pobre Lázaro. La vida del pobre genera tal inhumanidad que hasta los perros se apiadan de él. El Evangelio es la invitación a la justicia.

En general todos solemos tener una cajita bien guardadita que es nuestro tesoro. Es ese ámbito en el que no nos convenzarán porque estamos muy agarrados a ello. Nos justificaremos y autoengañaremos, pero en el fondo sabemos que no tenemos libertad sobre ello. Hoy podemos descubrir nuestros espacios de libertad para que se amplie a toda nuestra vida. Feliz domingo.

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

No entendían este lenguaje 

24 de septiembre. Sábado de la XXV semana del tiempo cordinario

en un mundo cada vez más complicado, diverso y fragmentado, se nos hace cada vez más difícil entendernos los unos a los otros por las diferencias de lenguajes . Los jóvenes no entienden a los mayores de los mayores a los jóvenes, los de un sitio no entienden a los de otro, y entre los Milenials y los Boomers tampoco se aclaran. es como una especie de gran torre de Babel social.

A Jesus le pasa algo parecido , sus discípulos no le terminan de entender y su sociedad parece que tampoco, al menos teniendo en cuenta el final que el mismo anuncia que va a tener. A Jesús le entenderán cuando culmine todo su proceso y resucite y después De la Cruz.

Hoy puede ser un día para establecer puentes, para escuchar, para tratar de entender que nos decimos los unos a los otros , A mi puede ser el día en que tengamos paciencia cuando no terminemos de entender lo que nos diga, pero que sepamos que en el fondo estaremos ahí comunicándonos y queriendo estar cerca los unos de los otros. Feliz sábado.

Publicado en Publicaciones del blog | 1 comentario

¿Quién dice la gente que soy yo?

23 de septiembre. Viernes de la XXV semana del tiempo ordinario

Vivimos en un mundo donde esto de la identidad es un tema. Cada vez en más ámbitos de la vida la identidad es algo que uno se determina en lugar de ser algo que se recibe, y por tanto tampoco es de extrañar algunas situaciones confusas.

Uno de los meollos del Evangelio es mostrar la identidad de Jesús. Hoy se plantea la cuestión para la gente en general, pero sobre todo el punto está en lo que digan los discípulos quién es Jesús. Es una invitación a mostrar la fe confesada.

Hoy la Iglesia tiene el reto de responder a la pregunta del título. Mostrar, confesar quién es Jesús es un reto no sólo de relato, sino que es un reto de vida. Se trata de decir con la vida que este Jesús es alguien que merece la pena. Feliz viernes.

Publicado en Publicaciones del blog | 1 comentario