Alumbre así vuestra luz

Lecturas 9 de junio, Martes X semana del tiempo ordinario. (San José de Anchieta)

¿Cómo somos luz para los demás? ¿En qué medida iluminamos, inspiramos, alumbramos a los que tenemos alrededor? ¿Quién nos da luz a nosotros? Para caminar por la vida necesitamos luz, luz propia y de los otros que caminan junto a nosotros. Se trata de esa luz que alumbra el camino, que nos da energía y sabiduría para acertar en las decisiones que se nos presentan en la vida.

De la luz surge el diálogo con la oscuridad. En la vida personal y común siempre tenemos momentos oscuros, y ahora esta pandemia nos lo ha recordado con especial claridad. Como iluminamos nuestras casas, también tenemos que aprender a iluminar nuestras vidas. Tenemos que cuidar nuestras luminarias y las fuentes de luz para nuestra vida.

Hoy el evangelio nos invita a ser sal y luz del mundo. Sólo desde el cuidado de lo personal es como podremos ayudar a los demás. Y ese ser y sal luz del mundo, se convierten también en el sentido de nuestra vida. Ojo, en ser sal y luz para otros, no para nosotros mismos.

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.