andas inquieta y nerviosa con tantas cosas

Lecturas 5 de octubre. Martes XXVII tiempo ordinario

Una de las enfermedades de nuestro tiempo es todo lo relacionado con el estrés. Nos sentimos abrumados por tantas cosas que hacer y nos genera nerviosismo e inquietud. Nos vemos necesitados de una paz que como sociedad tratamos de lograr por las drogas (lorazepam, trankilmazin, hachis, alcohol,…) o evasiones de la realidad a la irrealidad.

Jesús contrasta la inquietud de una con el logro de la otra. En la vida siempre podemos elegir cómo vivirla, y la propuesta del Evangelio es vivirla al estilo de Jesús. Una vida que no es vivir en babia, sino que se entronca en la realidad de la vida pero con ojos nuevos.

¿Qué podemos hacer para salir de nuestras ruedas de hámster y dejar de correr? ¿Qué podemos hacer para vivir con menos inquietud y nerviosismo? La recomendación es quedarnos con la mejor parte; la de la vida en profundidad, la de la vida en relación con la gente y la de la vida que apunta al Reino; es decir la vida de Jesús.

Estrés: un trastorno que irrumpe en la vida moderna - Notas de prensa

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.