Llanto y lamentos grandes

Lecturas 28 de diciembre . Martes. Santos Inocentes

La vida es fastidiada. Por mucho que edulcoremos nuestras fiestas, el dolor de la vida y especialmente el clamor de los inocentes sigue ahí, en las fronteras de nuestras vidas. No podemos de dejar de mirar al mundo sin detener nuestra mirada en los más pequeños e inocentes.

El episodio de los santos inocentes nos dice que la propuesta del Reino de Dios en la vida de Jesús nace con gran oposición. La vida y la misión de Jesús se verán amenazadas desde el principio y los distintos poderosos tratarán de eliminarlo, cosa que lograrán cuando Jesús es crucificado.

El tiempo quita aristas a la vida, y el mejor ejemplo es en lo que se ha convertido la fiesta de los santos inocentes, que lo hemos frivolizado en el día de las bromas e inocentadas. Necesitamos de la broma, necesitamos del humor para seguir adelante, pero no nos olvidemos que ellos siguen ahí. Feliz martes.

Israel pone bajo arresto domiciliario a más de 230 niños palestinos
Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Llanto y lamentos grandes

  1. Arantza dijo:

    Por esa razón de que hay que proteger a los niños, los países «ricos» deben de donar las vacunas y dejarse de tanta manipulación con la tercera y cuarta dosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.