¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?

Lecturas 5 de septiembre. Sábado XXII tiempo ordinario.

Una parte del ser joven es explorar más allá de lo que está permitido. Se trata de cruzar las fronteras de lo socialmente establecido para ir abriendo horizontes nuevos. Toda sociedad tiene un aparato normativo más o menos explícito que regula la convivencia.

Jesús y los suyos son unos trangresores, rompen la norma del sábado que da identidad a la comunidad judía y esa ruptura genera escándalo. Lo interesante de Jesús es que esas transgresiones se fundamentan en su experiencia profunda y personal de Dios.

La imagen social de los creyentes a veces es la de corderitos normalizados en la sociedad. Y probablemente vivir el Evangelio nos hace ir más allá de las fronteras que encierran la injusticia y la inhumanidad. Ya lo dijo el Papa a los jóvenes: Armen lío.

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.