Sin mí no podéis hacer nada.

Lecturas 22 de julio. Jueves XVI semana tiempo ordinario

A veces creemos que todo lo tenemos que hacer nosotros y nos convertimos en un mal proyecto de superhéroes con superpoderes para la vida y el trabajo. La realidad se encarga de ponernos en nuestro sitio una y otra vez; y ante la tentación de hacer las cosas solos, descubrimos que necesitamos de alguien.

La imagen de la vid y los sarmientos que utiliza Jesús, expresa perfectamente la idea de permanecer en comunión. La propuesta surge del amor, y es una permanencia que da frutos por el amor que nos une.

Hoy podemos mirar y agradecer a aquellos que nos ayudan en la vida. Gracias a aquellos que experimentamos el amor en sus formas diversas, pareja, familia, amistades, compañeros,… Son ellos los que nos ayudan a permanecer al gran amor de Dios. Feliz viernes.

Beer, Cheers, Sunset, Sunlight, Bottles, Toast
Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.