volvieron muy contentos

Lecturas 3 de octubre. Sábado XXVI tiempo ordinario

A veces parece que está mal estar contentos. Cuando preguntamos ¿qué tal estás? parece que la respuesta ha de tener un punto de descontento; el trabajo, la familia, la situación económica, un tema de salud, la pandemia,…

Los discípulos regresan contentos de haber cumplido la misión de anunciar el Reino. Vivir y anunciar el Reino hace mejor a este mundo y a nosotros, y eso nos produce un contento que en Ignacio se llama consolación.

Ignacio nos habla del oficio de consolar a partir de la experiencia de Jesús. Nos cuesta hablar de nuestra experiencia de Dios y nos cuesta más hablar de nuestra experiencia que nos contenta y que consuela a otros. Estar contentos, estar alegres como dice el Papa es parte esencial de nuestra vida cristiana. ¿Estás contento?

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a volvieron muy contentos

  1. Michael dijo:

    Sí, estoy Contento. «Comtento, Señor contento» que decía Alberto Hurtado sj.

    Eso si la razón de estar contento no es q todo nos vaya bien, ni q nos vaya mejor q a otros, ni q tengamos salud o trabajo,… Si no como dice Jesús el ver em las cosas pequeñas y ordinarias de la vida q Aita Dios se está haciendo presente porque Él esta con los que sufren desde siempre… consolando.

    Y eso me causa alegria y le pido al Aita Dios q los q están tristes tb sientan q Él está a su lado (incluso a traves de muchas personas q saben consolar al q sufre).

    Eskerrik asko hausnarketa hauengatik.
    Contento, Señor contento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.