La semana pasada tuvimos la oportunidad de disfrutar de un café-tertulia centrado en conocer qué es Blockchain, cómo está afectando a las universidades y qué impacto podría (o no) tener en las mismas.

Desde eCampus (la unidad que da asesoría y soporte para la formación online en la Universidad de Deusto), venimos organizando desde hace algún tiempo encuentros relacionados con la formación online, la digitalización de la universidad, etc y en esta ocasión hemos tenido el privilegio de contar con Pablo Garaizar y Juan de la Herran para que nos explicasen qué es Blockchain ¡todo un reto!

Comenzó Pablo con un pequeño juego con bolígrafo y papel, en el que varias personas debían registrar determinados movimientos contables, con ello nos explicó la importancia de varios conceptos asociados a Blockchain: qué es un bloque, cómo están encadenados, qué es un minero o qué es un hash. A través de esta breve dinámica pudimos comprender cómo la descentralización de los datos y encadenamiento de los bloques, característica principal de esta tecnología, impide la modificación o alteración de los datos, aportando valor y resultando ser sinónimo de confianza y seguridad. Tratar de explicarlo en un post breve sería imposible, pero os queremos compartir un vídeo que a nosotras nos ha parecido muy interesante para comprender estos conceptos (acceder al vídeo). En cualquier caso, debemos tener en cuenta que todavía es algo muy incipiente, con muchos interrogantes sobre su aplicación y como Pablo resaltó “Blockchain es el futuro, pero no es el presente”.

A continuación Juan nos mostró las posibles aplicaciones de blockchain en diferentes ámbitos fundamentalmente en lo relacionado con la emisión de certificados. Falsificar un título en papel el siglo XXI es relativamente sencillo y blockchain se presenta aquí como una tecnología que puede evitar el fraude además de ofrecer al estudiante el control sobre sus propios títulos. También se vieron otros ejemplos relacionados con la identidad digital o el uso de smartcontracts con compañías aseguradoras y, sobre todo, tanto Pablo como Juan tuvieron que responder a muchas dudas planteadas por los participantes: ¿qué sucede cuando hay que cambiar un título? ¿quién puede estar dispuesto a minarlos? ¿qué sentido tiene si la red no es global?

Con todo ello, no pudimos profundizar en cómo esto está siendo aplicado (o podría ser aplicado) en el futuro en educación superior.

El informe Blockchain in Education de 2017 de la Comisión Europea señala diferentes escenarios de aplicación de blockchain en la educación:

Haz clic para agrandar la imagen

 

También en ese mismo informe, se recogen algunos ejemplos de universidades que han comenzado a utilizar blockchain:

 

  • University of Nicosia: permite pagos con Bitcoin (lo que supone un ahorro importante en las tasas de estudiantes internacionales), ofrecen un máster y cursos sobre criptomonedas y blockchain, emiten certificados usando blockchain.
  • MIT: Emiten certificados haciendo uso de blockchain con el fin de que los estudiantes sean los propietarios de sus credenciales, que una vez emitidas ya no dependen de la universidad, están protegidas en blockchain. También están realizando diferentes pilotos e investigaciones relacionados con blockchain.
  • Instituciones educativas de Malta: han llegado a un acuerdo para para desarrollar una plataforma nacional de certificaciones con la tecnología de Learning Machine Group basada en Blockcerts (propuesta de estándar para la verificación de credenciales en blockchain).  

 

Por otro lado, en España se están desarrollando algunas iniciativas de certificación en Blockchain en universidades como la Universidad de Sevilla y la Universidad Carlos III de Madrid.

También es interesante mencionar instituciones como la Woolf University  que se ha presentado al mercado como “la primera universidad en blockchain”. Ellos la definen como una universidad en la que el personal administrativo sería sustituido por un sistema informático encargado de gestionar toda la burocracia, ahorrando costes que irían destinados a poder ofrecer una formación más personalizada a los estudiantes (2 o 3 estudiantes por profesor). Además ofrecen una admisión abierta a cualquier profesor que quiera unirse a la universidad y precios más reducidos a los estudiantes. En cualquier caso, hay que resaltar que es un proyecto aún en fase inicial de búsqueda de financiación, pendiente de negociar las posibilidades de acreditación de sus títulos, desarrollar la tecnología necesaria…

Para concluir, consideramos que Blockchain es aún una tecnología emergente para las universidades, que si bien está avanzando rápidamente y se atisban diferentes ejemplos de aplicación en el ámbito educativo, aún es escasa su implantación en él,  aunque es posible que en los próximos años vaya extendiéndose su uso, especialmente para la certificación digital.

Por último, queremos agradecer a todos los asistentes su participación en este café tertulia. Creemos que todos hemos podido avanzar un poco en el conocimiento de esta nueva tecnología, y también nos ha ayudado a ser conscientes de que aún quedan muchos pasos por dar para que realmente puedan aportar un valor de impacto en nuestras instituciones. Seguiremos avanzando y observando con atención su evolución.

The following two tabs change content below.
eCampus

eCampus

Asesoría para la formación online. Online prestakuntzarako laguntza.