El Poder de las COnversaciones

Suele ser dif铆cil definir la idea de la 鈥渟oledad鈥. Si nos paramos a pensar cada una de las personas que lean este texto, seguramente tendremos una idea diferente de lo que representa la soledad para cada una de nosotras. 

Intentemos recordar las dos 煤ltimas semanas del pasado mes de marzo. Se hab铆a decretado el 鈥渆stado de alarma鈥 y todo el mundo estaba encerrado en su casa. De repente nuestro modo de vida cambi贸 repentinamente. Intent谩bamos entender qu茅 es lo que estaba pasando, entre el shock y la preocupaci贸n por nuestros seres queridos y el miedo al futuro de nuestros proyectos profesionales. Intent谩bamos afrontar y gestionar la incertidumbre sin tener muy claro por d贸nde empezar. Pas谩bamos m谩s horas que nunca con las personas con las que convivimos en nuestras casas, pero al mismo tiempo, seguramente muchas personas estaban sinti茅ndose en la m谩s absoluta soledad. 

Esto es algo que pude contrastar en las conversaciones virtuales que mantuve a lo largo del confinamiento con otras personas. 

COnversaciones y soledad en tiempos actuales
Photo by Alex Guillaume on Unsplash

Enseguida empezaron a surgir iniciativas para conectarse de forma virtual, tanto en los 谩mbitos de trabajo, como a trav茅s de diferentes plataformas o iniciativas con la idea de compartir y reflexionar sobre lo que estaba ocurriendo en esos momentos. En las empresas y organizaciones como la propia universidad, hab铆a que reorganizarse para no caer la paralizaci贸n total, y desde las empresas o en el caso de profesionales aut贸nomos, se hac铆a necesario conectar con los clientes para informarse por sus situaciones y ver la manera de mantener la relaci贸n de trabajo con ellos.

Fueron momentos dif铆ciles ya que en muchos casos, como en el m铆o propio, se cayeron muchos proyectos debido a que 茅stos se desarrollaban de forma presencial y en grupos amplios de personas.

Reconozco que todo esto me gener贸 cierta par谩lisis al principio, y pese a estar en buena compa帽铆a y contar con buen apoyo emocional, hab铆a momentos del d铆a en que me sent铆a realmente solo. Sin saber c贸mo reaccionar y sin poder ver una salida clara a la situaci贸n que se me hab铆a generado.

El聽fen贸meno de los聽Webinar聽fue algo que me hizo reaccionar. De repente聽me vi apunt谩ndome por instinto a todo aquello que cre铆a pod铆a ser de inter茅s y aparec铆a por mis redes. Curiosamente me empec茅 a encontrar a muchas personas conocidas haciendo lo mismo, y fruto de algunas conversaciones cruzadas, fuimos conscientes de que聽todas y todos est谩bamos pasando por situaciones parecidas. De aquellas conversaciones colectivas se empezaron a destilar encuentros personales que pese a lo virtual, consegu铆amos que fueran conversaciones intensas y c谩lidas, como si estuvi茅semos en un caf茅 donde el tiempo se detiene y el ambiente hace todo lo dem谩s. Gracias a las聽conversaciones tanto colectivas como personales, pude reaccionar y volver a orientar mi proyecto profesional. De repente聽ya no me sent铆a solo.

Aunque los entornos virtuales pueden venir a solucionar situaciones hasta ahora in茅ditas y puede que puntuales, es algo que ha venido para quedarse. Pero a煤n as铆, ser谩 dif铆cil generar buenos entornos de comunicaci贸n virtual entre profesionales, y sobre todo dentro de las organizaciones, si previamente no hemos sabido propiciar buenos entornos de comunicaci贸n en espacios no virtuales. Las personas se siguen sintiendo solas, tanto en sus casas como en sus oficinas.

Pero, 驴qu茅 tiene que ocurrir para esto suceda?

La comunicaci贸n no es un fin en s铆 mismo, es un medio para que las cosas sucedan.

Se suele decir que el 90% de la comunicaci贸n interna recibida por una persona empleada o un equipo no la genera ni distribuye el Dpto. de Comunicaci贸n, sino la propia persona o el propio equipo.

Pese al mal o buen ambiente que pueda existir en un equipo de trabajo, o entre profesionales de distintos 谩mbitos, es importante ser conscientes de c贸mo conversamos, de c贸mo comunicamos. Esto es fundamental para entender por qu茅 las cosas suceden de una manera u otra, y sobre todo para entender los aciertos y los errores derivados del impacto de las propias conversaciones, tanto en lo interno como en lo externo.

#COnversando
Photo by Joshua Ness on Unsplash

La clave del 茅xito al final, ser谩 poder generar espacios de confianza donde las personas puedan empezar a establecer peque帽os h谩bitos y rutinas informales para que se puedan dar conversaciones que lleguen a ser genuinas. Estas conversaciones genuinas son la base de un buen modelo de comunicaci贸n. Esto podr铆a ser un buen principio para afrontar tambi茅n un nuevo modelo de comunicaci贸n virtual.聽

Todas y todos tenemos una historia que contar, un relato que fluye de lo personal a lo profesional y viceversa. Es importante tener la posibilidad de comunicar nuestras historias, saber escuchar las de los dem谩s, en definitiva鈥 construir un relato com煤n.

Esto nos ayudar谩 a ser conscientes de los peque帽os matices que en ocasiones pasan inadvertidos, pero que de forma inconsciente generan extra帽as alteraciones en el comportamiento y por lo tanto en la comunicaci贸n. Afrontar la soluci贸n de dichos matices va a mejorar el modelo de relaci贸n, de comunicaci贸n y por tanto la calidad de nuestras conversaciones.

Pero todo esto solo ser谩 posible si hay una clara determinaci贸n de apostar por ello. Quiz谩s de esta manera ya no volvamos a sentirnos tan solos.

ALFREDO BEZOS 路 COlaborador de la Escuela para la Facilitaci贸n Dual.

Unidad Dual

Consultor en comunicaci贸n, cultura organizacional y econom铆a circular.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Escudo Universidad de deusto