Esa es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia

Seguimos en nuestro camino de cuaresma y camino de la cuarentena. Sabemos donde termina el primer camino, es un camino que recorremos cada año, pero no sabemos cuándo terminará el segundo. Este segundo camino requiere la sabiduría y la inteligencia necesaria para no perdernos demasiado y para acertar mejor en las decisiones individuales y colectivas. La ciencia es un conocimiento absolutamente necesario, pero que ha su vez debe de ayudarse de la sabiduría y la inteligencia espiritual de muchas tradiciones para que nos dispongan mejor para estos dos caminos.

Lecturas: miércoles 18 de marzo (3ª semana de Cuaresma)

Primera lectura

Lectura del libro del Deuteronomio 4, 1. 5-9

Moisés habló al pueblo, diciendo:
«Ahora, Israel, escucha los mandatos y decretos que yo os enseño para que, cumpliéndolos, viváis y entréis a tomar posesión de la tierra que el Señor, Dios de vuestros padres, os va a dar.
Mirad: yo os enseño los mandatos y decretos, como me mandó el Señor, mi Dios, para que los cumpláis en la tierra donde vais a entrar para tomar posesión de ella.
Observadlos y cumplidlos, pues esa es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia a los ojos de los pueblos, los cuales, cuando tengan noticia de todos estos mandatos, dirán:
“Ciertamente es un pueblo sabio e inteligente esta gran nación”.
Porque ¿dónde hay una nación tan grande que tenga unos dioses tan cercanos como el Señor, nuestro Dios, siempre que lo invocamos?
Y ¿dónde hay otra nación tan grande que tenga unos mandatos y decretos tan justos como toda esta ley que yo os propongo hoy?
Pero, ten cuidado y guárdate bien de olvidar las cosas que han visto tus ojos y que no se aparten de tu corazón mientras vivas; cuéntaselas a tus hijos y a tus nietos».

Salmo

Sal 147, 12-13. 15-16. 19-20 R/. Glorifica al Señor, Jerusalén

Glorifica al Señor, Jerusalén;
alaba a tu Dios, Sión.
Que ha reforzado los cerrojos de tus puertas,
y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. R/.

Él envía su mensaje a la tierra,
y su palabra corre veloz;
manda la nieve como lana,
esparce la escarcha como ceniza. R/.

Anuncia su palabra a Jacob,
sus decretos y mandatos a Israel;
con ninguna nación obró así,
ni les dio a conocer sus mandatos. R/.

Evangelio del día

Lectura del santo evangelio según san Mateo 5, 17-19

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud.
En verdad os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la ley.
El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el reino de los cielos.
Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos».

Comentario:

Hoy se nos invita a hacer memoria. El autor de este pasaje del Deuteronomio, pone en boca de Moisés algo muy importante en la tradición judía, que es hacer memoria para recordar quién somos. Una memoria que evoca al cumplimiento de los mandatos de la Alianza y que se vincula a la tierra prometida. A su vez ese ejercicio de memoria, nos recordará y nos hará presentes la cercanía de Dios a nuestra historia Muchas veces se nos olvida que Dios está a nuestro lado, que camina con nosotros, que vive en nosotros; y es en ese olvido cunado a veces lo buscamos mucho más lejos de lo que está. Ignacio de Loyola, en la contemplación para alcanzar amor nos lo dice muy bonitamente, hacer memoria de los beneficios recibidos. Es por tanto una invitación a que busquemos en la memoria esa presencia cercana de Dios.

Estos días son una ocasión estupenda para hacer memoria personal y compartida. Podemos mirar las fotos recientes y antiguas. Podemos recordar nuestros momentos que han significado un hito en nuestra vida, como la boda, bautizos, comuniones, fiestas, encuentros con amigos,trabajo. Es un tiempo que podemos hacer memoria también ordenando las fotos más recientes del móvil. Así es un tiempo para recordarnos quién y con quién somos lo que somos.

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.