Quién era el más importante

Lecturas 28 de septiembre. Lunes XXVI tiempo ordinario

En nuestro mundo han tomado mucha fuerza los rankings y lo importante es estar en los puestos top. En lo personal también, mucha gente hace cosas tremendas para ser importante, y genera y cuida una marca personal para hacer ver que es importante.

Jesús da una nueva lección a los discípulos trastocando el orden normal de las cosas. Jesús sitúa entre los primeros a los pequeños, aquellos que son ignorados y no considerados. Y remata la propuesta diciendo que los de su bando son aquellos que trabajan por el Reino, no sólo los afiliados a su fe.

Se puede por tanto entender, que el que uno se considere importante no es importante. Lo importante y lo decisivo está en vivir el Reino de Dios en el cual todos somos importantes. Nos cuesta mucho creerlo y más vivirlo, pero es decisivo tener claro qué, quién es importante en nuestra vida.

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.