Se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto

Lecturas 14 de abril, martes 1ª semana de Pascua

María Magdalena con estas palabras puede poner voz a muchos creyentes. Han conocido y experimentado al Señor de una determinada manera, pero ahora van a donde esperan encontrarlo y no lo ven. Esperan encontrarlo en algunas prácticas, en algunos lenguajes, en algunos estilos comunitarios; pero resulta que modo de la Magdalena, no son capaces de verlo. Algo ha pasado.

Como Magdalena a veces queremos encontrar al Señor entre los muertos, pero resulta que está entre los vivos. El Resucitado, ahora en nuestra sociedad también está entre los vivos que utilizan nuevos modos de relacionarse, nuevos lenguajes y nuevos estilos de ser comunidad. Es el Resucitado el que está ahí justo al ladito, pero pensamos que es el hortelano; hasta que en un momento nos llama por nuestro nombre.

Hoy con el COVID 19, tenemos que aprender a buscar al Señor de nuevas maneras. Tenemos los templos cerrados, las comunidades no se pueden reunir y los nuevos lenguajes y modos de relacionarnos también nos están cambiando. En ese cambio sentimos que seguimos teniendo sed de Dios, aunque no sepamos dónde lo han puesto; pero esperamos que Él nos encuentro y nos llame por nuestro nombre.

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.