La Declaración de Bolonia (1999) marcó como objetivo establecer los medios necesarios para el desarrollo gradual del Espacio Europeo de Educación Superior desde los principios de convergencia y de armonización.

En el curso académico 2000/01 comienza una fructífera etapa de renovación pedagógica en la Universidad de Deusto y se decide apostar por un modelo de aprendizaje concreto que hoy conocemos como Modelo de Aprendizaje (MAUD) y que pretende ayudar a lograr un aprendizaje autónomo y significativo de los estudiantes.

Pero, ¿Cómo lograr este tipo de aprendizaje?  Tomando como inspiración la Pedagogía Ignaciana y el modelo de Kolb (1976)  se proponen cinco fases para el desarrollo de un ciclo de aprendizaje: contexto experiencial, observación reflexiva, conceptualización, experimentación activa, y evaluación.

esquema

Y la pregunta que subyace es… Innovar ¿para qué?

 

ContextualizarInnovar para ayudar al estudiante a situarse ante el tema o cuestión a desarrollar y despertar su interés. Innovamos, para en la medida de lo posible, el estudiante vincule el aprendizaje con su experiencia personal previa y con los conocimientos que ya tiene en esa área. ¿Cómo contextualizar a los estudiantes? ¿quizá leyendo noticias de actualidad sobre el tema? ¿puede ser entregando previamente unos artículos para leer y debatir a posteriori? ¿puede ser relevante proyectar un video? ¿cuento con experiencias reales que puedo compartir en el aula? ¿trato de que busquen en internet información o noticias relacionadas con la cuestión clave?

 

ReflexionarInnovar para lograr que la persona que aprende se haga preguntas, se cuestione. ¿Cómo hacer para que el estudiante se genere preguntas de forma que le mueva a la acción y con ello a la construcción y reconstrucción de su conocimiento? ¿Cómo compartir nuestras propias cuestiones y reflexiones de una manera diferente y que “enganche” al estudiante de hoy en día? ¿De qué nuevas maneras se nos ocurre ayudarle a abrir los ojos para percibir la realidad que nos rodea y que se cuestione a través de la reflexión las consideraciones de lo que esta observación realmente significa? ¿Cómo lograr que empiecen a elaborar conceptos embrionarios del tema que estamos abordando?

 

ConceptualizarInnovar para que los estudiantes conozcan las posiciones teóricas sobre los temas. ¿De qué forma podemos hoy acercar al estudiante la teoría que, desde un área científica o técnica concreta, se ha venido desarrollando? ¿Cómo nos ayuda la tecnología para que tenga lugar una verdadera adquisición de conocimientos, terminologías científicas, hechos y datos, métodos y estrategias, principios y teorías que configuran el saber científico y técnico de la disciplina concreta? El profesorado intenta innovar y se cuestiona si ha de explicar en el aula, si ha de compartir documentación, si ha de invitar a los estudiantes a generar el conocimiento, si aporta valor invitar a una persona experta en el tema que puede resultar algo novedoso y apreciado por los estudiantes, si cuenta con material audiovisual, textos, etc.

 

ExperimentarInnovar para que los estudiantes puedan experimentar. Un gran reto de innovación se nos plantea al profesorado cuando cada semestre ideamos ejercicios, prácticas, proyectos, trabajos de investigación, diseños, o cualquier otra propuesta activa que el alumnado debe llevar a cabo en una determinada materia que favorezca el desarrollo de las competencias de los estudiantes en la aplicación de conceptos. ¿Es posible celebrar un debate, vivir un juicio en el aula, hacer un experimento, hacer un role playing, resolver ejercicios, desarrollar un proyecto…?

 

evaluar_dar feedbackFinalmente, hay un gran campo de innovación en la evaluación de las competencias. ¿Qué innovaciones podemos hacer para propiciar que el estudiante reflexione sobre lo aprendido cuestionándose sobre las propias capacidades, limitaciones y motivaciones personales y sobre sus actitudes, convicciones y valores en juego? ¿Cómo podemos ser innovadores para dar feedback al estudiante sobre cómo está aprendiendo, qué dificultades está encontrando, qué fallos ha de corregir? ¿Qué dinámicas podemos plantear para poder emitir un juicio sobre el desempeño del estudiante? ¿De qué forma podremos valorar el nivel de competencia alcanzado?

 

En definitiva, el profesorado nos encontramos innovando continuamente, semestre a semestre, para conectar con los estudiantes, sacar lo mejor de ellos y ellas, hacerles ver lo relevante de desarrollar determinadas competencias, lograr su complicidad…. Y todo esto para servir a la misión de transformación de la sociedad, educando personas comprometidas con un mundo más justo, y a la vez servir al objetivo de adaptarse a las demandas de un mercado de trabajo exigente. La nueva página web de la Unidad de Innovación Docente, quiere poner un granito de arena para contribuir a este reto.

pantallazo web innovación

 

 

The following two tabs change content below.

Almudena Eizaguirre

Vicedecana de estrategia

Latest posts by Almudena Eizaguirre (see all)