el que escucha la Palabra y la entiende

Lecturas 23 de julio. Viernes XVI tiempo ordinario.

Algo que nos diferencia de nuestros antepasados es que nuestra capacidad de escucha ha disminuido notablemente. Antes el imaginario se constru铆a por medio de relatos que se transmit铆an oralmente. La gente era casi capaz de memorizar relatos de longitud considerable. Hoy me temo que somos incapaces de escuchar ni las instrucciones de seguridad del avi贸n.

Jes煤s nos dice que el que escucha la Palabra y la entiende dar谩 fruto abundant铆simo. Es probable que nosotros hayamos escuchado algo de la Palabra, pero entenderla es el siguiente paso. Entenderla significa hacerla nuestra, significa hacerla carne en nuestra vida.

El escuchar y entender la Palabra de Dios hoy requiere un ejercicio contracultural. Significa parar, significa hacer el ejercicio de escuchar (acoger), significa entender (meditar y saborear). Hoy todo lo hacemos deprisa, lo que se nos dice es por mensaje de whatsapp, y en la prisa lo confundimos todo, por lo que nos cuesta entender. 驴D贸nde hay alguien que me escuche y me entienda?

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.