Lleno de Espíritu Santo

Lecturas 17 de abril, viernes 1ª semana de Pascua

Lo inimaginable suele venir de mano del Espíritu. Pedro, un fracasado seguidor de Jesús, resulta que es capaz de hacer signos, de convocar a miles de personas y persuadir a las autoridades; algo inimaginable días antes.

Hay actitudes en nuestras vidas que resultaban en un tiempo inimaginables y luego se han dado; la boda de algún amigo, la vocación de algún otro, la orientación profesional,… Son momentos en los que hacemos click y llenos de algo,surgen de nosotros cosas increíbles.

En cristiano, lo inimaginable, lo increíble, lo inesperado suele venir de la mano del Espíritu; que a su manera nos lleva, nos empuja y nos inspira. Todo eso grande que sale de nosotros, también suele estar al servicio de los demás. Hoy lo podemos ver en todo el personal esencial que nos está ofreciendo lo mejor de sus personas haciendo pequeños grandes milagros. Sólo nos cabe imaginar lo imaginable.

Visita la página donde ofrecemos más recursos en www.pastoral.deusto.es

Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.