Noticias y Eventos

 

0 Comentarios

Taller Profesional Talentia con Guillermo Dorronsoro

El pasado 12 de marzo tuvo lugar el segundo de los talleres profesionales del programa “Talentia”, iniciativa conjunta de la Universidad de Deusto y Bizkaia:talent (DFB), que tiene como objetivo apoyar una mejor y más adecuada inserción laboral y desarrollo profesional del colectivo universitario deustense con mayor proyección, así como acercar a sus participantes a la realidad científico-tecnológica y empresarial de Bizkaia.

En esta ocasión, contamos con Guillermo Dorronsoro, Decano de la Facultad Deusto Business School y DeustoAlumni Honorífico.

Presentaron la jornada Iván Jiménez, Director de bizkaia:talent y Jesús Riaño, Director de DeustoAlumni.

Guillermo comenzó su exposición advirtiéndo a los alumnos de que la responsabilidad de terminar con la pobreza mundial es nuestra:

“El foro de Davos no es lo que mueve el mundo, si no la gente que entra en la clase media en los países emergentes, esas personas que quieren tener un mejor colegio para sus hijos, una mejor casa, un mejor trabajo…»

Para Guillermo es esta consolidación de la clase media en los países emergentes la máquina que está consiguiendo que suceda esta transformación radical del mundo.

En su opinión, todo esto trae consigo 3 olas de cambio:

“A largo plazo, un nuevo modelo económico.» En este sentido, nos hizo referencia a varias cuentas de Twitter que hablan sobre este tema, tales como @amspence98, @JosephEstigliz, @NYTimesKrugman.

«A medio plazo, la industria del conocimiento. Se está invirtiendo el doble de lo que se invertía hace años en I+D. ¿Sabéis quién se beneficia de ello? Aquel que sea capaz de transformar el conocimiento generado en bienestar.» Las cuentas que nos aconsejó seguir en este caso son: @motogp61, @nobatlansonintif, @EU_Sciencechief

“A corto plazo, austeridad vs. estímulos.» Nos recomendó en este aspecto buscar en la red sobre Keines y Hayek. En opinión de Guillermo, “la austeridad no es mala, simplemente significa acostumbrarse a prescindir de lo superfluo. El problema es que las políticas actuales hablan de austeridad y en realidad lo que hacen es crear desigualdad, porque se está recortando en cosas importantes que no son para nada superfluas. Como podemos ver, las políticas de estímulo aplicadas en EE.UU están funcionando mejor de cara al desempleo que las políticas de austeridad de la Zona Euro.»

En este sentido, muchos de los asistentes preguntaron a Dorronsoro: “¿Qué pasará en los próximos años?”

Su respuesta fue que “Entre 2014 y 2020, la economía global crecerá un 4% anual aproximadamente”.

Y volvíamos a reflexionar, haciendo surgir preguntas como, “¿Y qué es lo que está pasando en la actualidad? Y es que en la actualidad del 2014, los países desarrollados estamos creciendo mejor que el 2% que se esperaba mientras que los países emergentes están creciendo por debajo del 5% que estaba previsto. “¿Cómo nos adaptamos a este nuevo escenario?”

“Aquí es donde adquieren protagonismo las universidades,  ya que estas tienen vocación de enseñar a las personas a transformar la sociedad a través del conocimiento. ¿Cómo podemos aprovecharlo? Usando estas palancas, y así a medio plazo, debemos apostar por mantener otra industria en las nuevas cadenas de valor global. A medio-largo plazo, debemos apostar por infraestructuras de conocimiento de I+D, en ciencia, tecnología… y todo esto porque debemos entender que transformar la economía viene de transformar la industria y de transformar el conocimiento, sin olvidarnos de que el punto fundamental para conseguirlo es la necesaria transformación de las personas.

A estas palabras de Guillermo, los asistentes preguntaron cuál era el método o la forma para poder realizar dicha transformación. En su respuesta habló aquella vez en la que fue convocado para participar en el programa de “Innobasque” creada en el 2007: le dijeron que tenía que entrar en el programa para transformar Euskadi. El proyecto reunió a las 400 personas mas “impresionantes” de Euskadi en enero de 2008 para intentar transformar el país. Sin embargo, el proyecto fracasó: “¿Por qué? Porque faltaban el resto de los 2 millones de personas que viven en Euskadi, y lo que hace falta es transformar a todas esas personas para después poder transformar el país”.

Para Dorronsoro “el mundo no se nos ha dado para contemplarlo, sino para transformarlo, transformando primero a las personas a través de las emociones. Todos pasamos por etapas malas, primero por el discernimiento dándonos cuenta de los resultados de nuestros intentos, después la desolación de no haber conseguido un propósito, pasamos luego a consolarnos y finalmente nos proponemos nuevos objetivos; de eso es de lo que se trata, de crearse objetivos, de tener en mente el objetivo de transformar el mundo”.

A modo de conclusión de esta experiencia Guillermo comentó que “nos perdimos, hemos pasado un infierno y lo que viene ahora es el purgatorio, pero, llegaremos al cielo”. Alude aquí a la «Divina Comedia» de Dante, ya que para él contiene una alegoría que representa muy bien la situación de Europa, a la que le hace falta renacer. “La subida al cielo es el mensaje fundamental con el que debemos quedarnos porque los próximos años serán duros, pero no podemos rendirnos: debemos transformarnos.”

Invitó a los asistentes a seguirle en Twitter, en su cuenta @guillerdorron, para escribirle con aquello que les hubiera gustado o con aquellas preguntas que se les planteen.

Terminaba la charla aconsejando: “No diseñéis vuestra carrera profesional como una sucesión de trabajos, abrid un portfolio con una lista de tareas, trabajad en varias cosas, colaborad en voluntariados… así, si una línea de ese portfolio se cae, no os dará lugar a pensar, ‘¡oh no! ¿Qué será ahora de mi vida?’ porque a pesar de no haber conseguido un objetivo, tenemos otros, y de eso se trata siempre, de seguir adelante”.

Para más información sobre el programa Talentia, acudir a la web de DeustoAlumni o escribir a talentia@deusto.es.

Deja una Respuesta


Seguir respuestas a través de RSS 2.0 feed.

Archivos

Escudo Universidad de deusto