A quien yo envíe

12 de mayo, Jueves IV semana de Pascua

Vivimos en la sociedad de la exaltación del yo. Yo soy principio y fin, alfa y omega, soy el autorreferente, vivo por mi y para mi. El asunto es que somos mucho más frágiles que eso y el asunto es que también somos mucho más dependientes que eso.

Entender la vida como misión, como envío es parte de la vida cristiana. Jesús nos envía en nombre suyo, y nos hace otros «Jesús» (alter Christus) para seguir con su misión de anunciar la Buena Noticia.

¿Cuál es la misión que tengo encomendada? A veces parece que la misión es una carga pesada, pero ser enviados por Jesús supone haber sido queridos y cuidados por Jesús como en la escena del lavatorio. El reto es descubrir el regalo que supone ser enviados. Feliz jueves.

People, Street, City, Walking, Urban, Crowd, Road, Busy
Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a A quien yo envíe

  1. Bñe dijo:

    Ser enviados…un lujazo. Ojalá y lo pido, sepamos responderle. Beti Aurrera!

Responder a Bñe Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.