Dejándolo todo

Lecturas 5 de marzo de 2022. Sábado después de Ceniza

Nos cuesta mucho dejar nuestras dinámicas en las que nos sentimos seguros y confortables. Nos cuesta mucho que de manera voluntaria nos abramos a nuevos caminos y horizontes. Y es posible que sea lo normal, pero a veces renunciamos por comodidad a cosas preciosas.

El publicano Levi es un ejemplo de conversión. Pasa de ser alguien muy mal visto en la sociedad a ser un ejemplo de seguimiento de Jesús. Para ello «deja todo», por lo que sea se fía de Jesús y empieza algo totalmente nuevo para Él.

¿Qué, quiénes nos atan de tal manera que no podamos seguir a Jesús en totalidad? Puede ser pregunta trampa, pero el fondo de la pregunta es ¿hasta qué punto soy libre en mi vida compartida? El camino del Evangelio es un camino de libertad y me temo que ésta nos cuesta bastante. Feliz sábado.

Excursionistas en la cima Foto gratis
Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Dejándolo todo

  1. Begoñe dijo:

    Elegir el camino de la libertad, un gran reto. La libertad de Jesús, es la utopía de mi vida. Su llamada, Su Espiritu, mi valentía y coherencia puede abrir paso a seguirLe! Sacudeme!

Responder a Begoñe Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.