Consultoría. Por Qué, y Pasos Clave para Preparar tu Candidatura

Por Milena Montesinos, iNNoVaNDeR 4G

innovandis_MilenaMontesinos_consultoría

Mucha gente se pregunta si hacer o no consultoría. Mi opinión al respecto es “depende”. Si has hecho ingeniería y quieres seguir desarrollando tus habilidades técnicas, o si tienes muy claro que quieres empezar un negocio y ya sabes en qué, creo que no tiene mucho sentido.

Pero si quieres destacar en el mundo de la gestión y no tienes muy claro todavía en qué industria (e.g., Internet, Banca, Telecomunicaciones) o función (e.g., Marketing, Finanzas, Tecnología,…) te gustaría trabajar, no hay mejor escuela de gestión que una firma de consultoría, sobre todo, si está entre las 3 primeras (McKinsey, Boston Consulting Group, Bain Consulting).

 

Qué Es Consultoría

Ser consultor significa ayudar a ejecutivos, principalmente de grandes empresas, a dar respuesta a retos significativos a los que se enfrentan. Estos retos pueden ser desde problemas organizativos – demasiada o poca gente -, problemas estratégicos – qué hacer para seguir siendo competitivo en los siguientes 5 años – o tecnológicos – como incorporar y sacar partido a las nuevas tecnologías – , entre otros.

 

Por Qué Consultoría

Hacer consultoría ha sido una de las mejores decisiones de mi carrera profesional. Es verdad que la calidad de vida no es ideal. Se trabajan muchas horas, pero los 22-25 años es un buen momento para priorizar tu carrera profesional, ya que no tienes grandes responsabilidades, ni personales ni profesionales. Las lecciones que aprendí de mi experiencia trabajando en consultoría fueron las siguientes:

1. La Gente: el talento que atraen estas firmas es excepcional tanto a nivel de equipo, como son tus propios compañeros y jefes, como a nivel de cliente para el que trabajas. Pocas veces vas a poder trabajar en y con un equipo de gente tan excelente, y asimismo, pocas experiencias profesionales te van a dejar sentarte con directores ejecutivos de las más grandes empresas del país nada más terminar la carrera.

2. Los Proyectos: te permite trabajar en proyectos muy interesantes, retos significativos a los que las empresas se están enfrentando en la actualidad, y variados, en distintas industrias y funciones, lo cual te ayuda a ir conociendo qué es lo que más (y lo que menos) te gusta. Además, la duración media de un proyecto en consultoría es de unos 3 meses, por lo que si no te gusta tu equipo, el cliente o el contenido del proyecto sabes que en poco tiempo estarás haciendo otra cosa.

3. El Foco en Formación: estas firmas dedican muchísimo tiempo y esfuerzo a formarte en habilidades muy útiles para tu carrera profesional como son la capacidad de análisis, de resolución de problemas, de comunicación escrita y oral, o la gestión de relaciones, entre otras. Habilidades que te diferenciarán en cualquier ámbito de aquellas personas que no han recibido la misma formación.

Por todo ello, este tipo de experiencias están altamente valoradas en el mercado, independientemente de aquello a lo que te quieras dedicar con posterioridad. Cuanto más selectiva sea la firma en la que trabajes, mayores serán las oportunidades de acceder a mejores puestos de trabajo, y mejores los círculos de personas a las que estarás conectado.

 

El Proceso de Selección

Fuente www.mckinsey.com

Fuente www.mckinsey.com

 

Si ya te has convencido de que esta es una buena opción para ti, esto es lo que tienes que saber para entrar con buen pie al proceso de entrevistas:

1.Empiezan a reclutar pronto: normalmente estas firmas empiezan a reclutar en Noviembre/ Diciembre, o en Enero/ Febrero del año anterior. Tenlo en cuenta para empezar a prepararte a tiempo.

 

Tip: algunas veces estas firmas organizan eventos en los que puedes participar casi solo con inscribirte y mandar tu CV. No pierdas la oportunidad de conocerlas mejor en estas iniciativas sin compromiso.

2. Requieren buenas calificaciones: existen muchos mitos sobre que sólo los primeros de la promoción pueden acceder a estas oportunidades. No es del todo cierto, pero sí que es necesario tener unas buenas calificaciones (~7.0 de nota media). En cualquier caso, siempre es recomendable ponerle esfuerzo al currículum y a la carta de presentación para que les entren ganas de conocerte.

Tip orienta tu CV a resultados conseguidos no a tareas (ver más), y redacta una carta de presentación que contenga: (i) por qué quieres hacer consultoría en esa firma (investiga lo que les diferencia a unas de las otras), (ii) razones (~3) de por qué eres el mejor candidato, pon ejemplos, y (iii) deja claro tu entusiasmo por participar en el proceso.

3. Utilizan el método del caso: Las principales firmas de consultoría usan el método del caso para simular lo que será tu día a día y medir tus capacidades. Requiere práctica (como todo), pero con los adecuados recursos y apoyo, no hay de qué preocuparse.

Estos requerimientos del proceso de selección no os deben echar para atrás, sobre todo a las mujeres. Lo menciono porque en este estudio (ver más) y otros estudios, se ha puesto en evidencia que una de las principales razones por las que las consultoras tienen menos mujeres que hombres no es porque estemos menos cualificadas, sino porque simplemente no nos presentamos.

Por tanto, quiero aprovechar este momento para animaros a todos, hombres y mujeres, a que lo intentéis aunque penséis que es difícil de conseguir. Al fin y al cabo, ¿qué no lo es? Y siempre se aprende algo útil en el proceso.

Fuente: www.openclipart.org

Fuente: www.openclipart.org

Las Entrevistas

Tras ser seleccionado en la criba de currículums y cartas de presentación, se te invita a participar en entrevistas. Normalmente constan de dos rondas de dos entrevistas cada una (validar en la página oficial de la firma correspondiente). Tienes que pasar la primera ronda para que te inviten a la segunda.

 

Fuente: www.mandarin-uploads.s3.amazonaws.com

Fuente: www.mandarin-uploads.s3.amazonaws.com

 

  • Primera Ronda: puede incluir un test de matemáticas/ lógica sencillo (suelen tener tests de prueba online), y las entrevistas las realizan consultores de nivel medio (jefes de proyecto, ~3-5 años en la firma y/o asociados, ~2 años en la firma)
  • Segunda Ronda: la realizan consultores más senior (socios/ directores, ~10 años en la firma)

Todas las entrevistas siguen la siguiente estructura, tres partes:

1. Personalidad/ Conducta (10’-15’)

La primera parte son preguntas sobre tí, tus intereses, tu CV, y tus experiencias. Prepárate con antelación historias que te gustaría compartir con los entrevistadores y que les permitan conocer lo mejor de tí. Recomiendo que prepares entre 3 y 5 ejemplos que cuenten con las siguientes características:

  • Que muestren habilidades de liderazgo, resolución de conflictos, creatividad, y trabajo en equipo, entre otras. Tip: si quieres resaltar aquellas que son más importantes para la firma a la que te estás presentando, estudia sus páginas oficiales. Sí, un proceso de entrevista requiere de preparación previa.
  • Que sean diferentes: busca ejemplos variados, no solo de actividades desarrolladas en clase, sino deportivas, de voluntariado, entre otras.
  • Que sigan la siguiente estructura: Problema/ Conflicto, Proceso de Resolución, y Resultado.
  • (opcional) Que sean entretenidas/ originales: al fin y al cabo algo que el entrevistador está evaluando es si le gustaría trabajar contigo.

 

2. El Caso (30´-40´)

La segunda parte es el caso, un problema que el entrevistador va a querer resolver contigo, al fin y al cabo, eso es lo que se dedica un consultor, a la resolución de problemas complejos. Normalmente esta parte consta de 4 pasos:

1. Problema: el entrevistador te va a presentar un problema “Uno de nuestros clientes quiere lanzar un nuevo producto”. Entiende bien el problema. Formula las preguntas que te resulten necesarias hasta que te quede claro cuáles son todos los factores contextuales y estructurales alrededor de dicho problema (“Qué producto, dónde,…”) . Toma notas si es necesario.

2. Estructura/ Esquemas/ Frameworks: identifica el tipo de problema y usa estructuras de las que has aprendido (4Ps, 3Cs, 7Cs, Fuerzas de Porter,… (todo aquí)) para ayudarte a saber qué preguntas le vas a hacer al entrevistador para resolver el caso. Recomiendo que te tomes 1-2 minutos para prepararte esta parte en la entrevista y cómo se las vas a comunicar al entrevistador.

Tip utiliza estos esquemas de guía, no hace falta que los sigas a rajatabla ni lo que se lo comuniques al entrevistador. Sé creativo y piensa en otras preguntas (aparte de las incluidas en los esquemas) que también serían relevantes para tu caso.

3. Números sencillos: en algún momento el entrevistador va a querer poner a prueba tu capacidad de interpretación numérica, de análisis y de cálculo. Para ello te presentará números relacionados con el caso que te ayudaran a resolverlo y que requerirán que hagas algunos cálculos sencillos. No te olvides de interpretar tus cálculos.

4. Recomendaciones: por último, deberás de encontrar soluciones para el problema en el que has trabajado. En este punto están midiendo tu creatividad, así que intenta proponer 3-4 soluciones para el problema identificado.

Tip: algunas veces te piden que hagan un elevator pitch, que significa que te imagines que te encuentras con tu cliente en el ascensor y te pregunta a dónde has llegado. Tienes que ser breve pero claro. Esta frase tiene que incluir: problema específico, números e interpretación, solución final o alternativas en menos de 1 minuto.

 

Tip Practica con otros estudiantes que vayan a presentarse a las entrevistas o con consultores o ex-consultores que conozcas. Así te haces una idea de lo que va a ser el día de la entrevista y mides cuan de preparado estás, o aquellas áreas en las que requieres de mayor preparación/práctica.

3. Preguntas (5-10´)

La última parte son preguntas. Cualquier tipo de pregunta que le quieras a hacer al entrevistador sobre lo que es trabajar ahí. No dejes pasar esta oportunidad para validar si te ves ahí trabajando o no.
Eso es todo. Y si tuviera que aconsejar algo sería… Preparación y Entusiasmo son sin duda las claves para este proceso. Todo con práctica se aprende, y si no es algo que disfrutas preparando, te va a costar disfrutarlo trabajando. Es una buena oportunidad, se aprende mucho y el trabajo es muy entretenido, pero como todo, no es para todo el mundo! Así que…

Tip: no se puede utilizar calculadora, y aunque todos sabemos hacer operaciones sencillas, puede que estés nervioso el día de la entrevista, así que recomiendo que hagas algunas en casa con papel y lápiz para coger práctica.

 

Recursos, y ¡suerte!

Ejemplos de casos en las páginas oficiales:

 

Guías/ Más casos:

 

Si tenéis preguntas, añadirlas en los comentarios, encantada de ayudar en la medida de lo posible.

Redactado por Milena Montesinos, ex-consultora en McKinsey & Co., MBA de la Universidad de Stanford, con experiencia en estrategia y tecnología en grandes y pequeñas empresas tanto en Estados Unidos como en España.

You may also like...

1 Response

  1. Jacqueline Valencia dice:

    Hola, eh leído tu blog y me interesaría una asesoría en este rubro de la consultoría.
    Mi caso es que hace 5 años deje de trabajar para dedicarme a mi familia, no tengo gran experiencia, sin embargo tengo muchas ganas de retomar mi carrera laboral.
    Leyendo tu blog me puedo imaginar, que seria muy buena opción para adquirir conocimientos, experiencia y crecer como persona y laboral.
    La verdad es que hace tiempo deje de ir a entrevistas y en mi situación quisiera con quien compartir mis dudas con respecto ah que necesito para ser buen candidato a entrar a una consultoría.
    Si pudieras ponerte conmigo por favor te lo agradecería demasiado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *