Por qué mandar CVs ya no es suficiente

Por Milena Montesinos, iNNoVaNDER 4G

Más del 70% del talento que contratan las empresas en la actualidad proviene de referencias de sus empleados y conocidos. Asimismo, el 80% de las oportunidades laborales disponibles no se publican en ninguna parte. Lo que significa que si decides usar solo Internet para buscar trabajo, solo estarás optando al 20% de las oportunidades disponibles.

Para seguir siendo efectivos tenemos que cambiar la forma en la que nos dirigimos a las empresas. Enviar cientos de currículos y quedarnos esperando a que nos contesten… ya no es suficiente. Espera, y ¿qué he de hacer ahora? Aquí unos consejos que te ayudarán sin duda a conseguir lo que buscas.

Fuente: Pixabay

Paso 1: Conoce qué es lo que (realmente) quieres hacer

Dado que solicitar empleo en una empresa de forma efectiva te va a requerir tiempo y esfuerzo, no va a ser factible que solicites empleo en más de 5-10 empresas al mismo tiempo. Por ello, es importante decidir de antemano qué es lo que quieres y con ello, decidir qué oportunidades son las más adecuadas para ti.

Normalmente tendemos a imaginarnos un mundo en el que únicamente lo que conocemos, o lo que se nos ofrece es posible, pero, ¿y si todo fuera posible? ¿qué querrías hacer entonces?

Así planteada esta pregunta se vuelve algo más complicada de responder, pero también nos abre un mundo de posibilidades que nos pueden llevar por caminos totalmente diferentes a los inicialmente marcados para nosotros.

Es muy útil para nuestras carreras profesionales definir una visión, darle respuesta a la pregunta ¿qué quiero ser de mayor?, o en otras palabras, ¿cuál es el problema que quiero resolver, o la misión a la que más me apetece contribuir?

Fuente: InGalicia

No tenemos por qué tener una única respuesta o muy concreta, podemos tener varias, incluso éstas pueden variar con el tiempo, pero tener una visión, una dirección te va a ayudar a decidir qué oportunidades son para ti y cuáles no.

Otra forma de pensar en ello es decidir qué industria1 o función2 es la que más te atrae o caracteriza, así como qué es importante para ti (geografía, condiciones, mentores, cultura de la empresa, oportunidades de promoción internas…). Utiliza esta reflexión para elegir el listado de empresas u oportunidades que quieres perseguir.

 

Paso 2: Descubre qué es lo que necesitan esas empresas y cómo tú les puedes ayudar a conseguirlo. Y para ello, piensa diferente.

El siguiente paso no es enviarles el currículum, sino conocer mejor cada una de esas compañías o proyectos, online, pero sobre todo a través de las personas que trabajan en ellos.

Utiliza redes sociales (ej. Facebook, Twitter) y profesionales (ej. Linkedin) para averiguar si alguno de tus amigos o conocidos trabajan en estas empresas. Si no es así, no importa, siempre puedes escribir un mensaje por Linkedin a alguno de los empleados de esa empresa, o buscar oportunidades de encuentro con los mismos (p. ej., conferencias, eventos, ferias de empleo…). Hay infinitos recursos a tu alcance, úsalos.

Fuente: Startup Stock Photos

Tanto si les conoces como si no, manda un mensaje que marque la diferencia, al fin y al cabo has seleccionado esta oportunidad frente a muchas otras. Para ello y para lo que viene después, he aquí algunas ideas para despertar su interés y tener una conversación efectiva desde el principio:

  • Conoce al detalle su página web, productos y/o servicios. Si puedes conviértete en usuario, utiliza sus productos o servicios, documenta y analiza la experiencia. A todas las empresas les gusta complacer a sus clientes, querrán escuchar y conocer lo que tienes que decir como tal.
  • Lee noticias y artículos de prensa recientes para conocer cuáles son sus siguientes pasos, sus retos más importantes y piensa soluciones que puedas introducir en el email de contacto, o compartir con más detalle en una primera conversación o entrevista. Les encantará saber cómo puedes ayudarles.
  • Utiliza los portales de empleo para saber qué es lo que están buscando (ej. Jobandtalent, Indeed) y no te desanimes si no tienen lo que buscas, si estás bien preparado y lo que les presentas tiene sentido, te harán un hueco o te tendrán en mente para cuando así sea.

 

Paso 3: En paralelo, prepara bien tu candidatura

Fuente: Wikimedia Commons

  • Presencia online. Googléate. Es lo primero que van a hacer las personas a las que contactes. Busca tu nombre y apellidos y analiza los resultados de Google. Si es necesario, haz una limpieza. Marca como privadas, cuentas que tengan contenido que solo quieras que vean tus amigos (Facebook, Instagram, y Twitter si no lo usas de manera profesional). Revisa y actualiza tu perfil de LinkedIn y pide recomendaciones a tus compañeros o ex-jefes si tienes confianza. No es necesario que tengas una página web personal o blog, pero si lo tienes garantiza que está todo actualizado y listo para ser evaluado.
  • Currículum. Aunque casi toda la información está online, las empresas siguen pidiendo el currículum así que es conveniente tenerlo listo. Además de lo básico, algunos consejos:
  1. Tareas vs. Logros: es mejor resaltar logros que tareas, no es lo mismo decir “Elaboración de documentos de soporte a las reuniones de dirección” que “Conseguir duplicar los ingresos de la organización X mediante la implantación de iniciativas de mejora de los servicios de atención al cliente”. Se específico y comparte los resultados de tu contribución.
  2. Adaptar el orden y el contenido del currículum a la empresa/puesto: piensa en qué partes de tu experiencia añaden más valor a dicha empresa o puesto y encárgate de detallar y resaltar dichas experiencias. Puedes quitar otras que quizás no sean tan relevantes. Por ejemplo, si has trabajado en consultoría, tendrás muchos proyectos, ¿cuales son los más relevantes para la empresa a la que estás optando? Dáles prioridad. No hace falta ponerlo todo.
  3. Formato claro, al grano y libre de errores. Nadie se va a pasar media hora leyendo tu currículum, sino una media de 6 segundos. Házselo fácil. El texto que sea claro, específico (sin dar lugar a interpretaciones), pero sin enrollarte demasiado. Si les entra curiosidad, te preguntarán sobre ello en una posterior conversación o entrevista. Mucho cuidado con los errores, dan muy mala impresión.
  4. Pide una segunda opinión. Es buena práctica que pidas opinión a gente de la industria y/o función que te interesa, al fin y al cabo no es lo mismo el currículum de un diseñador que el de un abogado. El currículum de un diseñador requiere creatividad y un buen diseño, el de un abogado algo menos de creatividad pero una excelente redacción.
  • Carta de presentación. A pesar de la importancia que se le ha dado históricamente a esta carta, según un estudio de Jobandtalent “solo el 18% de los responsables en recursos humanos consideran útil la carta de presentación”. Esto no quiere decir que el contenido de la misma no sea importante, sino que se indica en otras partes y de forma más breve y directa. Por ejemplo, en el email que envías con tu CV al director del departamento en el que quieres solicitar empleo.

 

Paso 4: Prioriza. Contacta. Y a por todas.

Este proceso te ayudará, no solo a conocer mejor la empresa y lo que te puede ofrecer, sino a ti mismo y lo que puedes ofrecer. Una vez que tienes la información que necesitas, busca esa conversación con alguien conocido o no, que te pueda validar o dar más información sobre la empresa y sus necesidades. Esto te va a ayudar a saber si la empresa es adecuada para ti –recuerda que es un proceso bidireccional– y si es así, a saber dónde les puedes aportar más valor y hacer llegar tu candidatura a la persona más adecuada.

Es normal que muchas empresas se caigan por el camino, porque ya no te gusten, porque no tienen lo que buscas o porque no puedes darles lo que necesitan. No pasa nada, has evitado tener un trabajo en una empresa que no te convence o en la que ahora mismo no puedes aportar, pero estás mucho más cerca de conseguir lo que quieres y que funcione de verdad. Cuanto más tiempo y cariño le dediques a este proceso, menos sorpresas tendrás después.

Con toda la información y los contactos que has hecho ya estás listo para que te introduzcan a la persona adecuada dentro de la organización. Ahora ya solo es cuestión de que consigas conectar con la persona que te vaya a entrevistar, le dejes bien claro por qué esta empresa o proyecto es lo mejor para ti –no des respuestas genéricas, se preciso, ¿por qué ellos y no otra empresa similar o competidora?– y le demuestres que tienes lo que necesita.

No te relajes, has trabajado duro para llegar hasta aquí así que haz lo necesario para hacérselo saber, si tienes que hacer una presentación sobre soluciones a problemas que estarías resolviendo si estuvieras en ese puesto, adelante, se creativo, sorprende, destaca todo lo que puedas en el proceso y el trabajo será tuyo. Al fin y al cabo, todas las empresas quieren contratar a personas capaces y apasionadas por lo que hacen.

 photo Yay.gif

Fuente: Photobucket

 

Paso 5: Ya tienes lo que quieres, enhorabuena ¿y ahora qué?

Estar bien conectado es primordial no solo para conseguir trabajo, sino también para ser más efectivo y eficiente en lo que haces. Todos lo hacemos pero no lo suficiente. Tendemos a estar conectados con gente bien parecida a nosotros, lo cual está bien pero no es lo mejor.

Lo ideal es que expandas esos círculos todo lo que puedas, ahora que has hecho tus deberes y conoces bien tus intereses, se proactivo y busca formas de conectar con gente que es y piensa diferente (p. ej, comunidades, competiciones, eventos, conferencias…). Tendrán diferentes perspectivas, círculos de amigos, recursos y te garantizo que te va a enriquecer no solo profesional sino personalmente.

Una de estas experiencias para mí ha sido y siempre será, iNNoVaNDiS. Aquí un vídeo relacionado con esta temática que grabé con el equipo durante mi última visita.

Y ahora te toca a ti. A por todas, y ¡Buena suerte!

 

Recursos:

Artículo de Milena Montesinos, MBA de la Universidad de Stanford, con experiencia en estrategia, operaciones y tecnología en grandes empresas y en startups tanto en Estados Unidos como en España.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. ahora lo más importante es hacer un diseño web de tu valor y ofrecer la URL directamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto