¿Quieres participar en la financiación de start-ups a través del Crowfunding? ¡En FESIA te estamos esperando!

Por Gorka Hermoso, iNNoVaNDeR 1G y Porfolio Manager in Tecnalia Ventures

Post_Blog_GorkaHermoso_Startups_innovandis

El Crowdfunding es una herramienta de financiación al alcance de cualquier emprendedor. Básicamente, se trata de lograr que una serie (más o menos larga) de inversores financien tu proyecto a través de aportaciones pequeñas. La modalidad más extendida es el Project Crowdfunding donde el emprendedor muestra un proyecto (desde un disco hasta un dispositivo innovador) y ofrece al pequeño inversor una recompensa por su financiación (la adquisición del producto, un descuento para el mismo, etc.). Portales como Indiegogo y Kickstarter gestionan un marketplace de proyectos donde estos pequeños inversores pueden conocer el proyecto y financiarlo. Nuestros amigos de Wattio, con el iNNoVaNDeR 2G Telmo Sexmilo al mando de las operaciones, lograron una campaña exitosa a través de esa vía para el lanzamiento de su primer producto de Smart Homes.

Sin embargo, desde hace unos años se ha desarrollado otra modalidad cuyo objetivo es dar la oportunidad de participar en el accionariado de start-ups con potencial, el Equity Crowdfunding. La gran diferencia con la anterior modalidad es que, en este caso, se están comprando participaciones de la start-up en lugar de un producto/proyecto. Las plataformas que facilitan este tipo de Crowdfunding observaron que existe una oportunidad por el hecho de que muchos potenciales pequeños inversores se interesan por el mundo de las start-ups pero o bien carecen del capital necesario para tomar una participación relevante, o del conocimiento/experiencia para discernir adecuadamente proyectos con gran potencial. Las plataformas logran dar solución a ambos problemas y normalmente se encuentran especializadas por sector, debido a que los puntos clave para valorar un proyecto pueden ser muy diferentes. Debido a las múltiples muestras de interés de inversores pequeños, Haritz Zabaleta y yo, responsables de FESIA, una start-up con la visión de mejorar la calidad de vida de las personas que sufren enfermedades neuromusculares tras accidentes cerebrovasculares, tomamos la decisión de utilizar esta herramienta y trabajar con una plataforma especializada en Biotech y Medtech (Capital Cell) con un track record interesante de proyectos financiados en ese ámbito.

El modelo de ingresos de estas plataformas se basa en el éxito de la financiación (cobran una comisión sobre el dinero levantado) por lo que para ellos es clave:

  • Un riguroso proceso de selección de proyectos: para lo que suelen tejer una red amplia de expertos en diferentes disciplinas que hagan una buena Due Dilligence científica, tecnológica, médica, de propiedad industrial, financiera y de equipo a la empresa. En nuestro caso la tasa de superación de esa fase es del 3% (97 de los proyectos que les llegan no se publican en la plataforma), barrera que FESIA ha logrado superar.
  • El inicio de la campaña con unos inversores sólidos: que cubran la mayor parte de la financiación y animen a los pequeños inversores a “subirse a la ola”. En nuestro caso, el fondo FIK, el centro tecnológico Tecnalia y el fondo Capital Riesgo País Vasco han jugado ese rol, asegurando una financiación de 500 mil euroe sobre los 800 mil euros con los que salimos en campaña.
  • Contar con una red de pequeños inversores amplia: con apetito real de inversión y cultura de start-up (conocimiento de bondades y riesgos), a la que pueda hacer llegar las campañas.
  • Asegurar que las probabilidades de éxito de la start-up son las mayores posibles: se establecen límites mínimos de financiación a los que si no se llega se desestima la ronda y se devuelve el dinero a los pequeños inversores (en nuestro caso 90% del capital necesario).

Pero el éxito de la campaña no lo garantiza la plataforma (tomémosla como un mero facilitador de las inversiones que hace algo de publicidad y nos ayuda a llegar a inversores de su red) si no la actividad de la propia start-up. FESIA ha desarrollado un plan de comunicación ligado a la campaña para poder llegar a actores cercanos (reuniones directas, charlas con asociaciones ligadas a la patología que tratamos, seminarios de inversión, visitas a family offices, participación en concursos de start-ups) pero también más lejanos (a través de radio, periódicos, Twitter y webminarios). Se trata de que el máximo de personas que puedan tener un apetito inversor conozcan la oportunidad y sus bondades.

Pero ¿cómo se estructura todo esto para conseguir que el accionariado de la empresa invertida no sea un caos de >50 inversores con porcentajes menores al 1% cuyo poder de influencia es muy pequeño? La solución es la creación de un vehículo de inversión intermedio que aglutinará las inversiones realizadas a través de la plataforma y será quien tome la participación en la empresa, en nuestro caso en FESIA. Con esto logramos: influir en el pacto de socios de FESIA asegurando que se respetan los derechos de las minorías, la posibilidad de tener voz en el consejo y establecer una estructura accionarial pequeña que no limite las opciones de venta en un futuro.

FESIA ha desarrollado y patentado una plataforma tecnológica que simplifica el uso de la estimulación eléctrica funcional, de manera que puede beneficiarse de sus ventajas un mayor número de pacientes. Más de 400.000 españoles sufren de una capacidad funcional limitada debido a un ictus o enfermedades neuromusculares, etc. Comer, vestirse o ducharse pueden convertirse, para ellos, en tareas complicadas a realizar debido a la pérdida de control motor. La rehabilitación resulta imprescindible para estos pacientes y para los más de 90.000 españoles que cada año sufren un ictus.

Se trata de una plataforma totalmente inalámbrica que, entre otras ventajas, permite seleccionar mejor los músculos a estimular y evalúa constantemente la evolución del paciente a lo largo de su rehabilitación. Esta nueva plataforma dará lugar a toda una cartera de productos. Sus dos primeros dispositivos son FesiaWalk y FesiaGrasp, los cuáles en comparación con las soluciones actualmente existentes en el mercado ofrecen una rehabilitación más efectiva y completa de patologías neuromusculares de extremidades inferiores y superiores respectivamente. Destacamos, además, los siguientes hitos:

  • Tracción comercial: 10 dispositivos pre-vendidos a 8 clínicas, hospitales y centros de rehabilitación.
  • Tecnología ya desarrollada y certificada que podrá aprovecharse para el desarrollo de toda la cartera de productos.
  • Cartas de intención de médicos y fisioterapeutas que manifiestan su interés en adquirir el dispositivo.
  • El mercado mundial de rehabilitación y neuroprótesis se estima en $290M en 2018 (+10% crecimiento anual medio)
  • Modelo de negocio muy escalable a nivel comercial gracias al renting de dispositivos y venta directa de fungibles (electrodos).

FESIA ha abierto una ronda de inversión de 800 mil euros a través de la plataforma de crowdfunding Capital Cell de la que, en el momento de escribir estas líneas, ya contamos con 640 mil euros. Con los fondos de esta ronda de inversión, FESIA lanzará su primer dispositivo a la venta a finales de 2018, desarrollará y lanzará el segundo en 2019 y espera alcanzar unas ventas de más de 1M€ en 2020. Todavía nos queda hueco para sumar personas con curiosidad por la inversión en start-ups de alto potencial. Así que… si te animas a apoyar el proyecto, sólo necesitas UNA INVERSIÓN MÍNIMA DE 1000€!!!

¡¡¡Te esperamos!!!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *