Laida Garcia Maya, iNNoVaNDeR 1G

laida_garciaTras una primera experiencia internacional en el Grupo Telefónica, Laida se encuentra desde hace unos meses inmersa en el proyecto Wayra, apoyando a emprendedores desde la incubadora de Telefónica. En esta entrevista nos cuenta lo que supone contagiarse de la ilusión y la confianza en su trabajo que desprenden los emprendedores con los que comparte el día a día.

 

¿Qué ha sido de ti desde que saliste de la Universidad?

Terminé la carrera en el 2007 y directamente quise salir al extranjero. Me fui con Telefónica a Ámsterdam, donde estuve dos años y medio dentro del departamento de finanzas. Aunque al principio mi trabajo era muy administrativo, la novedad de una nueva ciudad, el que amigas y compañeras de la uni (Ainara y Teresa) se unieran a mí, fue toda una aventura. Pronto me dieron confianza entrando en proyectos interesantes, todo centrado en las finanzas.

Después de un par de años, empecé a sentirme demasiado lejos de los míos, y coincidió que se creó una oportunidad en mercado de capitales, dentro de telefónica, en Madrid. La experiencia nuevamente fue buena, pero me encontré demasiado ‘encerrada’ en los números, y no me llenaba el pensar que mis mejores prácticas resultaban en ahorro de costos a una empresa gigante.

Hace 5 meses tuve la oportunidad (siguiendo en Telefónica), de moverme a la incubadora de empresas Wayra, donde tras un exigente proceso de selección, los proyectos (la simpatía de los promotores y las ganas de luchar por su proyecto innovador son claves) son alojados dentro de Wayra. Se les ofrece un espacio, facilitarles el networking, acceso a la red de inversores, servicios de coaching y mentoring y financiación, que les ayuda a comercializar e incluso internacionalizar sus ideas. Cada año en las academias de Wayra (en Madrid y Barcelona y también en Latinoamérica) se alojan un mínimo de 10 proyectos por sede.

 

¿Qué es lo que más te apasiona de lo que haces ahora?

Ver la ilusión de la gente, cómo confían en sus ideas y cómo se vuelcan en ellas, cómo creen (y creer es poder) que el mundo puede cambiar. Crecen todos los días un poquito, y nos ayudan a hacer lo mismo a nosotros. En un momento en el que todo parecen malas noticias, ves que hay gente que está cumpliendo su sueño y llevándolo a la realidad. Encuentran en la innovación su foco de desahogo, su libertad para salirse de lo marcado en el sistema, para divertirse trabajando y haciéndose un hueco en el mercado. Ves muchas sonrisas, mucha ayuda entre todos los emprendedores. Los perfiles son muy diferentes, recién licenciados, personas con muchos años de experiencia, personas que llevan una vida innovando y gente que se animan por primera vez. Todos comparten una misma ilusión y hacen que te unas a ellos: divertirte trabajando, luchar por lo tuyo.

 

¿En qué has aprovechado lo aprendido en iNNoVaNDiS?

En iNNoVaNDis desde el día 0 te meten el gusanillo de la innovación, cambiar el mundo, buscar satisfacción para necesidades existentes, hacer tu vida más fácil o más divertida. Te ayuda a pensar de otra manera, a divertirte investigando, pensando y desarrollando. Es un equipo que empezó muy motivado y no paran de hacerse más grandes, GIGANTES. Disfrutan de su trabajo y se lo pasan bien haciéndolo. Todo esto te lo llevas dentro, es muy diferente a cualquier otra clase de la universidad que yo haya podido asistir. GANAS, es lo que te llevas, ganas de hacer algo, algo que te guste.

Puedes saber más sobre Laida en su perfil de LinkedIn.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto