Canibalismo en el ecosistema digital

Por Jon Mikel Zabala-Iturriagagoitia
@jonmizabala, Deusto Business School, University of Deusto, Donostia-San Sebastian (Spain).

Estamos siendo testigos de un desarrollo muy rápido de todo el ecosistema digital, en particular del ecosistema de Internet. Empresas como Google, Apple, Facebook, Amazon, Samsung, Microsoft, IBM, Intel, Twitter, Yahoo, Periscope, Baidu, Alibaba, Tencent, Weibo, Huawei, Xiaomi o ZTE están definiendo nuevas fronteras tanto sociales como económicas. La feroz competencia obliga a estos grupos empresariales a innovar de manera continua, sistemática y particularmente ágil y rápida. Y uno de los mecanismos que los grupos utilizan para anticiparse a la competencia y ganar así una parte importante del mercado o para garantizar una adaptación rápida a las dinámicas introducidas por sus competidores, sin duda, son las fusiones y las adquisiciones.

Fish Eating Fish Image

Fuente: Investorintel

Autores como Iansiti y Richards hacen una analogía entre la competencia empresarial y la evolución biológica, en el sentido de que algunas especies de animales “corren una carrera de adaptación” en la búsqueda de su evolución. Según estos autores, esta carrera les permite defenderse de sus depredadores para evitar su extinción como especie. Ello conlleva que las empresas en el ecosistema digital deben adoptar estrategias agresivas para poder soportar la creciente intensidad de la competencia entre los grupos empresariales mencionados al inicio de este post. Al igual que Félix Rodríguez de la Fuente nos ilustraba en su ya mítico programa de “El hombre y la tierra” (puedes recordar su canción legendaria aquí) sobre el comportamiento depredador de las especies, en el caso del ecosistema de Internet también cabe hablar de estas mismas prácticas, que a menudo son caracterizadas como procesos simbióticos, de parasitismo o incluso de canibalismo.

El pasado 13 de junio se producía el último de los exponentes de este comportamiento depredador, cuando Microsoft decidía comprar a LinkedIn por un valor de $26200 millones. Hace ya varios años que Microsoft dejó de basar el grueso de su negocio en la venta de licencias de su software, para centrarse en el desarrollo de la inteligencia artificial cognitiva, aunque también se ha posicionado de una manera fuerte en la telefonía móvil (con la adquisición de la unidad de telefonía móvil de Nokia en 2013), en el negocio de los buscadores (de la mano de Bing) y en el código abierto (con Azure). Con este movimiento estratégico, con el que adquiere los aproximadamente 450 millones de usuarios que tiene LinkedIn, Microsoft claramente busca convertirse en un actor determinante en el negocio de las redes sociales.

LinkedIn

Fuente: Mashable

Pero no es ésta la única adquisición realizada por Microsoft. ¡¡¡Nada más lejos de la realidad!!! En el año 1999 Microsoft adquirió la empresa de telecomunicaciones norteamericana AT&T por un valor de $5000 millones, en 2007 compró la empresa de marketing digital aQuantive por $6333 millones, en 2011 compró Skype por $8500 millones, y en 2013 se hizo con el negocio de móviles de Nokia por $7200 millones.
Como indica Daidj (no se trata de un DJ sino de la directora del departamento de Management, Marketing y Estrategia de una Business School Francesa), las motivaciones que tienen las empresas para la materialización de las fusiones y adquisiciones a cambio de estas cantidades ingentes de dinero incluyen: ganar cuotas de mercado, abrirse a oportunidades en mercados internacionales, tener un mejor acceso al capital, a los activos intangibles de otras empresas (p.e. capacidades de gestión y de conocimiento de mercados y de clientes), renovar sus capacidades técnicas, desarrollo de nuevos productos, y la imitación del comportamiento seguido por las empresas competidoras. Si analizamos los valores que se derivan del número de fusiones y adquisiciones materializadas por los principales grupos del ecosistema de Internet, veremos que Microsoft dista mucho de ser la única empresa que sigue esta estrategia.

Hasta cierto punto, podríamos hacer aquí una metáfora entre las estrategias de estos grupos empresariales y los piratas. Los piratas buscaban los mejores tesoros, independientemente del momento y del lugar, y de manera similar, los grupos empresariales de Internet quieren capturar las innovaciones disponibles en todo el mundo y llevarlos a sus propios “castillos”. La siguiente figura muestra el número total de las fusiones y adquisiciones completadas por algunos de los grupos empresariales de Internet en el período 1987-2015. La figura comienza en el año 1987 ya que fue en dicho año cuando Microsoft materializó su primera adquisición, con la compra de Forethought por un valor de $14 millones.

Grafico

Fuente: Gómez Uranga et al. (2016)

Como se puede observar, de acuerdo con el número total de fusiones y adquisiciones, Microsoft es la empresa que cuenta con la mayor cartera de empresas con 252. Sin embargo, el caso de Google merece una atención especial, ya que a pesar de ser una empresa mucho más joven que Microsoft (Google hizo su primera adquisición en el año 2001 cuando compró Deja News) supera a todas las demás organizaciones del ecosistema Internet en esta dimensión. Facebook compró Whatsapp por $19000 millones en el año 2014 e Instagram por $1000 millones en 2012. Parece como si la compra de Youtube por parte de Google en el año 2006 por un total de $1650 millones quedara ya sólo reflejada en los anales de la historia. Todos los analistas apuntan a que la siguiente gran adquisición puede ser la de Twitter, o bien por Facebook o por Google, en respuesta al movimiento realizado por Microsoft. Habrá que estar atentos.
Mientras tanto, siempre nos quedarán las célebres frases del gran Félix Rodríguez de la Fuente. Quién se lo iba a decir, que además de adentrarnos en los secretos de la fauna ibérica y de las leyes de la naturaleza, su programa, 30 años más tarde, iba a ser también útil a la hora de poder entender las leyes de la innovación.

You may also like...

1 Response

  1. Por ejemplo Whatsapp ahora con los estados… está invadiendo el terreno de otras apps. Whatsapp empezó siendo una app de mensajería instantánea pero ahora es mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *