Dicen que tienes veneno en la piel, y es que estás hecha de plástico fino

@jonmizabala

Así comenzaba el mítico temazo de los grandes Radio Futura. Todo un clásico para el que no pasan los años, y que me viene como anillo al dedo para compartir lo que hemos realizado durante este primer cuatrimestre del curso 2020-2021 con lxs iNNoVaNDeRS 16G dentro del taller del Nuevo Lenguaje de la Innovación.

De las múltiples actividades que han realizado lxs 16G, permitidme que en este post me centre principalmente en el reto al que han dado respuesta. El reto de este año consistía en “Vivir sin consumir ni utilizar ningún plástico”, desde el 15 de septiembre (día en el que comenzaba en el taller) hasta el 1 de diciembre de 2020 (día en el que se defendería el trabajo). Todavía recuerdo las caras que pusieron lxs 16G cuando les presenté el reto. Eran todo un mar de dudas, y veían el reto como algo lejano e inasumible. Definitivamente, Jonmi había perdido la cabeza.

En particular, se les pedían desarrollar tres visiones: diagnosticar, visibilizar y sensibilizar, y capacitar. Con ello, desde iNNoVaNDiS pretendíamos que lxs 16G pudieran contribuir a transformar y concienciar a la sociedad sobre la importancia del medio ambiente y de la necesidad de reducir nuestra huella ecológica. Y es que esa es nuestra misión en iNNoVaNDiS, ayudar a transformar la sociedad.

iNNoVaNDeRs 16G

Ahora es cuando espero que más de unx siga tarareando la canción de Radio Futura, y que da nombre al post, y comprenda el por qué de dicha elección como título. Dadas las restricciones a la movilidad que nos ha traído la pandemia, a las limitaciones en los aforos, y a las necesarias distancias de seguridad, les hicimos hincapié en que en la medida de lo posible difundieran sus experiencias a través de redes sociales, para evitar acumulaciones de gente por un lado, y para poder compartir los resultados de su diagnóstico, y de sus actividades de sensibilización y capacitación. Esto, a su vez, constituía todo un reto adicional para lxs 16G, dado que este año no había ninguna persona con perfil de comunicación, por lo que deberían aprender a hacer llegar su mensaje de una manera fácil, sencilla y para toda la familia.

Para ello, lxs 16G crearon un canal de Instagram (@DonostiSostenible), a través del cual han ido compartiendo todos los avances realizados en relación con el reto, y que a la posteriori se ha convertido en una de sus piedras angulares.

Además de comunicar sus avances, anécdotas y reflexiones a través de redes sociales, lxs 16G han realizado toda una amalgama de actividades (qué bonita la palabra amalgama), de entre las cuales podemos destacar: (i) llenar el campus de la Universidad con carteles y códigos QR que buscaban concienciar de los beneficios (para todxs) de reciclar, inspirando, animando y motivando al lector/a a seguir haciéndolo; (ii) organizar una salida para la recogida de plásticos y microplásticos en las playas de Donostia, buscando sensibilizar sobre el daño que causamos al agua y al medio ambiente con los residuos que lanzamos al mar (esta noticia fue publicada a su vez en el Diario Vasco); y (iii) la comunicación a través de redes sociales a través de stories, posts, reels y colaboraciones.

Este año, lxs 16G han querido escribir un post sobre sus reflexiones y conclusiones acerca del reto, que también podéis encontrar en esta Newsletter, por lo que no seré yo quien hable en su nombre. Sin embargo, sí creo que resulta de recibo compartir con todxs nuestrxs lectorxs cómo me he sentido yo durante estos meses. Y si me permitís la metáfora, diría que me he sentido en medio de una piña. Una piña en la que cada unx de lxs 16G formaba una parte de la cáscara, estando cada pieza ensamblada con el resto, y formando parte de un todo. Con ellxs he aprendido el verdadero valor de la coordinación, del trabajo en equipo, del apoyo mutuo, de la comprensión y del liderazgo compartido. Y en medio de esa piña, estaba yo, protegido, sin saber del todo lo que estaban haciendo (porque no lo querían compartir del todo conmigo para que hubiera un efecto sorpresa) y confiando en su buen hacer y en su trabajo. Y con estas llegó el 1 de diciembre, el gran día, el día en el que se abriría la piña y podríamos conocer lo que se escondía dentro, el fruto de su trabajo.

Y qué puedo decir sobre la defensa. Que como suele ser habitual… ¡¡¡el mayor error lo cometí yo al no decirles el límite de tiempo con el que contaban!!! Tremendo. Pero su presentación fue impecable, y lo único que podía sentir era, “ay que ver cómo han madurado estxs muchachxs en estos 3 meses” mientras me rodeaba un halo de orgullo difícil de expresar con palabras. Desde aquí quisiera agradecer a Ruth Aristondo, A Joxean Hernández y a Stéphanie Grimbert por su generosidad y por contribuir al aprendizaje y al crecimiento de lxs 16G. Ahora que escribo el cierre del taller, me siento como esx escritor/a que tiene la obra en sus manos, y que siente orgullo y felicidad por un lado, y que teme desprenderse de su trabajo por otro.

iNNoVaNDiS

¡GRACIAS EQUIPAZO! Sois muy muy muy muy grandes.

Moraleja: Confirmamos la moraleja de hace un año, efectivamente, me estoy haciendo mayor.

Puedes seguirme en Twitter: @jonmizabala

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. I really appreciate this wonderful post that you have provided for us. I feel strongly that love and read more on this topic. I have spent a lot of my spare time reading your content. Thank you a lot.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto