Cambiamos Silenciosamente el Mundo

Toda la crew de iNNoVaNDiS tenemos un compromiso: cada vez que acabamos un taller, escribimos un post compartiendo la experiencia. Lxs 16G acaban de finalizar su taller WANTED y aquí va mi reflexión al respecto.

En dicho taller partimos en busca de la persona emprendedora y la oportunidad, para lo cual analizamos el perfil de este tipo de personas, trabajamos sobre las actitudes y valores a desarrollar, jugamos con actividades para entrenar nuestra inteligencia emocional, vimos vídeos que nos hicieron reflexionar sobre nuestra responsabilidad, utilizamos herramientas como el proceso de Design Thinking, analizamos la generación de modelos de negocio y las metáforas para innovar de Amalio Rey… y acabamos el semestre haciendo una bonita reflexión a través de imágenes sobre el éxito y el fracaso.

En paralelo a todas estas actividades, lxs 16G conocieron a Iñigo Benedicto, socio fundador de Sinnple y miembro de la crew, que un año más les propuso dos retos: uno individual a través del juego ActuEight y otro grupal sobre los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas. 

Fuente imagen

En este taller siempre habíamos realizado retos sostenibles en grupo porque en iNNoVaNDiS somos de la opinión de que “no todo vale”, y que la creación de empresa y la innovación deben sustentarse sobre la base de unos sólidos valores sociales. Sin embargo, hace dos cursos académicos empezamos también a trabajar con retos individuales para vivir en primera persona la experiencia de cambiar comportamientos que tienen impacto social y medioambiental. No digas a otrxs qué deben hacer, no critiques el comportamiento de otrxs, arremángate y empieza por ti.

Me gustaría compartir aquí, algunas de las reflexiones de nuestrxs iNNoVaNDeRs 15G y 16G al respecto. Mantengo su anonimato porque están extraídas de sus respectivos trabajos de reflexión individual. Ellxs se reconocerán enseguida.  Great job team!!

Hay quien nos dice que hacer esta actividad les ha ayudado a “cambiar nuestra actitud hacia ciertos hábitos que tenemos en el día a día y así ser más conscientes de lo que hacemos y que cada pequeño cambio que hagamos puede generar un gran impacto, y es la suma de éstos lo que contribuye a un mundo mejor, y que no es necesario ser alguien con poder para poder ser parte del cambio”. Otra persona afirma que gracias a este tipo de retos “he aprendido que con cambios muy pequeños en el día a día podemos hacer más de lo que pensamos. Al principio pensaba que porque no lo hiciese yo no pasaba nada. Total, es sólo una persona. Pero me he dado cuenta de que haciendo tú pequeñas acciones en las que creas, contagias a los demás a que sigan tus pasos”.

Otrx iNNoVaNDeR, mediante la realización de estos retos, ha aprendido que “es más fácil de lo que parece intentar cambiar el mundo”. Mientras hay quien, ahora entiende “que todos tenemos la obligación de aportar nuestro grano de arena y que la tarea será más fácil si todos y cada uno de los habitantes de la Tierra nos comprometeremos a ello”. Hacer estos retos, hay a quien le ha hecho darse cuenta “de hábitos que tenía que no son necesarios pero que pueden generar un impacto en el mundo en el que vivo. Si cambiase todos esos hábitos innecesarios que no contribuyen al medioambiente estaría generando un impacto positivo en el mundo sin la necesidad de hacer grandes esfuerzos”. Mediante estos pequeños hábitos sienten que están “haciendo algo en la medida de lo que soy capaz para ser un poco más responsable con el medio ambiente”.

Por supuesto, han tenido que hacer frente a bloqueos y resistencias a pesar de los cuales “he conseguido hacerme más consciente a través de la reflexión de mi modo de vida y de cómo esta actitud más sostenible repercute tanto en la sociedad, como en la naturaleza, como en mí en última instancia”. Todo esto les ha servido para aprender “algo de mí y a la vez he conseguido un impacto positivo en el medioambiente. Aunque haya tenido complicaciones en algunos de los retos he conseguido superarlos y superar mis limitaciones”. 

Y, sobre todo, se han quedado con el mensaje de Iñigo de que “cada vez que conseguíamos materializar un reto habíamos abierto el camino para cambiar silenciosamente el mundo”. 

Seguid así, iNNoVaNDeRs, como el colibrí del cuento…, haciendo todo lo que está en vuestras manos, por pequeño que sea, para cambiar silenciosamente el mundo… Thank you for being.

Fuente imagen

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto