El futuro lo escribes tú

Por Asun Ibañez, Directora Académica del Título Propio de Especialización en Innovación y Emprendimiento.

Xesco_Espar_Innovandis

Ya nos dijo Iñáki Gabilondo que NO nos preguntásemos qué futuro nos espera, sino que nos preguntáramos qué vamos a hacer nosotros para construir el futuro que deseemos. Y es que el futuro no es algo que nos venga dado, sino que lo que nos va a pasar va a ser aquello que hagamos, lo que no hagamos y lo que permitamos que se haga.

Así que, el pasado lunes 10 de diciembre de 2018, estuvimos dando el primer paso para escribir nuestro futuro escuchando las 7 ideas para hacerlo que nos dio Xesco Espar en su charla patrocinada por Fomento de San Sebastián y la Tenencia de Alcaldía de San Sebastián.

Xesco Espar_Loving Catch (45)

Xesco Espar es entrenador, profesor universitario en el INSTITUT NACIONAL D’EDUCACIÓ FÍSICA DE CATALUNYA y comunicador. Ha hecho de su capacidad de comunicación una herramienta para transportar a la sociedad un mensaje de inspiración para que las personas crean más en sí mismas. Tiene dos libros publicados: “Jugar con el corazón – La excelencia no es suficiente” y “NO LIMITS. Lo que el mundo del deporte puede enseñarle a la Empresa”. Es creador de Academia de Entrenadores (página web destinada a la formación on-line y presencial de los entrenadores deportivos) y del seminario “Firewalk”. Pero, sobre todo, Xesco es un colaborador habitual de iNNoVaNDiS. Como ya es de la familia, sabemos que siempre es una apuesta segura para inspirar y motivar a quien le escucha, por eso, quisimos utilizar su charla como el “Loving Catch” del taller “El Nuevo Lenguaje de la Innovación” de este curso.

Xesco Espar_Loving Catch (30)

De tantas veces que he escuchado a Xesco, creo que podría dar yo misma sus charlas, me las sé de memoria y, sin embargo, cada vez que participo en una aprendo algo nuevo o me remueve cosas diferentes. Esta vez nos traía 7 ideas para que podamos construir nuestro propio futuro con optimismo:

  1. Sueña en grande y empieza paso a paso
  2. Mantén elevada la ambición y tu expectativa de rendimiento
  3. Abraza la transformación
  4. No pidas que sea más fácil, piensa en tu ser lo mejor posible
  5. Enfócate siempre en lo positivo de las cosas
  6. Crea un equipo para llegar más lejos. Sinergia, 1+1=3
  7. Vive curiosa/o en la vida y estarás siempre motivada/o

Así, escritas una detrás de otra, parecen fáciles, de Perogrullo. Nada nuevo bajo el sol. Sin embargo, lo que cada una de estas 7 ideas conlleva es mucho más complejo de explicar negro sobre blanco. Y eso es lo que hace que las charlas de Xesco sean tan transformadoras, que no es posible transmitir las emociones que éstas pueden llegar a suscitar en cada una de las personas que las escuchamos de su boca, con los ejemplos de su experiencia de vida y los ejercicios que nos hizo hacer.

Sin embargo, voy a rescatar cinco de los apuntes que anoté en mi super libreta de “ideas inspiradoras”, con la esperanza de que os puedan servir. Y en el caso de que no os sirvan, ya sabéis, ya tenéis la idea perfecta para el autoregalo de navidad: uno de los libros de Xesco!

  • Todxs tenemos 3 vidas, sí 3, no 7 como los gatos: la pública en la que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, la privada que compartimos con nuestras personas más cercanas (familia, amigxs…) y la secreta. Nuestra vida secreta son nuestros sueños, esas cosas que no nos atrevemos a compartir con nadie por miedo a que se rían de nosotrxs. Sobre esta vida secreta no hablamos y sólo actuamos (queremos algo y trabajamos por ello sin decir nada). Tenemos que trabajar duro desde esa vida secreta. El precio que pagamos por esta vida secreta es merecer aquello que deseamos, y eso supone crecer y prepararse. Y crecer lleva consigo cambiar hábitos. Para explicar la fuerza de un hábito, Xesco utilizó primera ley de Newton o de la inercia: “un objeto en reposo permanece en reposo o, si está en movimiento, permanece en movimiento a una velocidad constante, a menos que una fuerza externa neta actúe sobre él”. Por eso, es muy importante aumentar la intensidad y la concentración en nuestros entrenamientos para cambiar hábitos (los hábitos son nuestra inercia), y enfocar nuestra atención en lo que nos da fuerza, no en lo que nos la quita (el miedo por ejemplo).
  • A unx entrenadxr no le juzgan por lo que sabe (táctica y estrategia) sino por los resultados de sus jugadorxs y, por eso, es muy importante que sepa trabajar con ellxs competencias transversales como el liderazgo, el trabajo en equipo, la confianza, la inteligencia emocional… ¿Y si nos midieran a las madres y padres y a lxs profesorxs por los resultados de nuestrxs hijxs o estudiantes? Debate para otro post.
  • Para negociar tienes que hablar con quien toma la decisión y hablar desde su mundo, tienes que resolver sus problemas. Mientras que negociar es cambiar un producto por dinero, motivar es cambiar una idea (la tuya, en el caso de Xesco la idea del entrenador) por el esfuerzo (de otra persona, en el caso de Xesco de sus jugadores).
  • A la hora de felicitar no es suficiente con dar la enhorabuena, sino que hay que especificar por qué estamos felicitando. Si reforzamos los buenos comportamientos indicando “bien hecho por esto y por esto” estamos construyendo un gran pilar en la autoconfianza de esa persona, con lo cual estamos ayudando a construir un buen hábito en ella. Y ya sabéis a lo que nos llevan los buenos hábitos.
  • 1 + 1 = 3. Sí, sí, como lo escucháis. El esfuerzo conjunto de dos personas puede dar más que dos. Eso sí, eso solamente puede ocurrir si las dos personas dan más de su 100%. Y es que como decía Xesco, cuando damos nuestro 100%, aún estamos en nuestra zona de confort, ya que estamos dando el máximo de aquello que ya conocemos y dominamos. Sin embargo, para poder mejorar, es necesario explorar nuevas vías, equivocarse y volver a levantarse. Y eso requiere dar el 150%. Y si dos personas dan el 150%… pues eso, 1+1=3.

El lema de la sesión de Xesco, y que da título a este post era que “El futuro lo escribes tú”. Pero es que además, sólo lo puedes escribir tú, y nadie más que tú.

Xesco se creía capaz de hablar sólo durante 40’, Lidia y yo sabíamos que eso era imposible. Le dimos 90’ y todavía tuvimos que sacarle a empujones porque, cuando se pone a compartir no hay quien lo pare. Gracias Xesco, tú nunca defraudas.

Asun y Xesco_Innovandis

You may also like...

1 Response

  1. 7 enero, 2019

    […] “El futuro lo escribes tú” publicado en INNOVANDIS – 13 DICIEMBRE, 2018 […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *