Enséñame a cantar, enséñame a cantar que tengo triste el corazón y necesito innovar

@jonmizabala

Como el que ve un atardecer, ya se nos ha ido el verano, y para cuando te das cuenta, te encuentras escribiendo tu primer post para el blog de iNNoVaNDiS en el mes de octubre, sin haberte podido quitar las melodías que has tarareado durante los meses de julio y agosto y escuchando que España ya ha elegido a su representante en Eurovisión 2020. Esto, como ocurre con el turrón en los supermercados, cada año llega antes.

Este año tengo la suerte de poder trabajar con lxs iNNoVaNDeRS 15G en el taller del Nuevo Lenguaje de la Innovación (NLI). Nos conocimos el pasado 9 de septiembre, y como suele ocurrir cuando vas a conocer a alguien por primera vez, he de admitir que estaba nerviosillo. Lxs miembros de la crew que habían estado con ellxs durante el curso 2018/2019 me habían comentado que se trata de un grupo muy compacto, de esos con los que da gusto poder trabajar, no sólo por el entusiasmo que transmiten, sino también porque siempre quieren más. Así que allí me colé y en Tokiski  me planté, el primer día lectivo de este nuevo curso académico 2019/2020.

Esta primera sesión fue genial. ¿Y sabéis (en mi caso), cuándo siento que algo ha ido genial? Cuando no cumplo con lo que había planificado porque las personas con las que interactúo me llevan por otro lado. Y eso es lo que ocurrió con lxs 15G. Había preparado unas dinámicas con dos juegos, para representar lo que vamos a trabajar en este taller del NLI, pero no hicieron falta porque ellxs mismxs llevaban la voz cantante. Los juegos siempre están ahí, en la despensa, dispuestos a ser utilizados, pero cuando el juego se produce de manera improvisada, no hay nada que lo pueda igualar. Así que me olvidé de los dos juegos y prácticamente dialogamos por más de 3h sobre sus qués, sus para qués, sus interereses y sus dudas.

Como ya hemos indicado en numerosas ocasiones en el blog de iNNoVaNDiS, el principal objetivo del taller del NLI es el de desarrollar nuestra capacidad de argumentación y sobre todo, trabajar el RIGOR. De ahí que el título de taller no sea baladí: Nuevo Lenguaje de la Innovación. Y es que el lenguaje, al igual que la innovación, también evoluciona, por lo que es necesario encontrar las palabras adecuadas para reflejar aquello que queremos decir.

Si hay algo que nos caracteriza a lxs humanxs en nuestra capacidad de dotar de significado a las cosas a través de la palabra. Es necesario llenar de contenido las palabras que empleamos, para que lo que queremos transmitir sea lo mismo que lo que decimos, y esto sea a su vez lo mismo que lo que es captado por nuestrx(s) interlocutor(es). Si a ello le sumamos que en numerosas ocasiones la velocidad a la que evoluciona el entorno y la tecnología hace que no nos quede del todo claro de qué estamos hablando cuando hablamos de innovación, tenemos el cóctel perfecto para terminar hablando sin que nadie nos entienda. El lenguaje es fundamental porque condiciona la realidad, tanto la nuestra como la de las personas con las que interactuamos. Por ello, en el NLI buscamos construir un lenguaje común y emplearlo, ya que el valor de un lenguaje depende de la cantidad de personas que hacen uso del mismo.

Para poder trabajar y desarrollar nuestra capacidad de argumentación y nuestro RIGOR, en el taller del NLI realizamos tres tipos de actividades:

  • Sesiones temáticas: en la que visitamos a diferentes organizaciones de nuestro sistema de innovación, para así ver que no hay una única receta ni aproximación hacia la innovación y el emprendimiento, pero que sí hay una serie de factores que son comunes a todas estas organizaciones.
  • Sesiones de trabajo en equipo: en las que analizamos las 5 leyes que constituyen la teoría imperfecta de la innovación, y las desarrollamos en base a debates sobre temáticas relacionadas con la actualidad.
  • Sesiones de trabajo en el reto: en las que lxs iNNoVaNDeRs deben desarrollar las soluciones que ellxs consideren más pertinentes para dar solución a los retos que les planteamos de año en año.

En esta ocasión, les hemos planteado un reto que tiene que ver con el impacto medioambiental y la contaminación en la ciudad de Donostia-San Sebastián. El reto lo hemos definido de esta manera: hacer una campaña masiva de llamada de atención sobre la suciedad/contaminación en “La Bella Easo”, para concienciar a la ciudadanía sobre la importancia del medio ambiente y hacer un diagnóstico de la ciudad y las razones por las que la ciudad está en las condiciones en las que se encuentra. Para ello, les pedimos que la iniciativa (o iniciativas) que desarrollen deben cumplir con tres visiones: sensibilizar, capacitar y visibilizar.

Lxs iNNoVaNDeRs 15G han comenzado recientemente con el reto, por lo que aún no sabemos las ideas que tienen en mente, por lo que seguiremos informando sobre este reto en sucesivos posts. Como diría el gran Gonzalo Serrano, “Si parpadean se lo van a perder porque esto es iNNoVaNDiS en estado puro!!

PS: por si a alguien le apetece escuchar el temazo que da título a este post, lo puede hacer aquí. ¡Grande Micky! (ni Nadal, ni Mouse)

Puedes seguirme en Twitter: @jonmizabala

Imagen principal post: Image by Free-Photos from Pixabay

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto