Exprime las naranjas

Por Iñaki Unanue, Product Manager de Kluppy

Emprender. Palabra de moda, se hizo famosa en época de crisis. Sustituye al antiguo “ponerme por mi cuenta”. A veces, cualquier cosa vale con tal de no estar en la tan temida lista del paro o para deshacerte del trabajo del que ya estás tan cansado. Unas veces animado por la ilusión, otras veces por la necesidad. A casi todo el mundo se nos ha pasado alguna vez por la cabeza alguna idea de negocio brillante, o al menos, hemos tenido ganas de lanzarnos a la piscina. Pero a veces, hay que tener en cuenta otros aspectos y muy claro cuál es el reto que vamos a tener en frente. Ante todo, es vital trabajar con motivación y con ilusión para poder mantenerse en constante evolución.

 

Las excusas no valen

En muchas ocasiones por cosas que ves y lees, o por falta de conocimientos, o porque el entorno te dice que te la vas a pegar, no nos lanzamos a la aventura y nos quedamos tal cual estamos, resignados. Al final, cualquier excusa es buena para no empezar el viaje y retroalimentar nuestras inseguridades. Es importante dejarlas atrás para poder llevar a cabo nuestra idea.

Fuente: Kaboompics

¿Qué dirán?

No importa lo que digan, es tu vida, tu idea de negocio, tu futuro sustento. Y sobre todo, ha de ser tu ilusión.

 

Pero, es que yo no se mucho de llevar un negocio…

No importa, nadie nace sabiendo. Si bien algunos estudian para ello, aprenderás (y mucho), y te lo digo por experiencia. La mayoría de las veces aprenderás a la fuerza, la experiencia te ayudará a no repetir errores del pasado. Intenta rodearte de gente que te pueda ayudar, gente positiva, y sobre todo, exprímelos como una naranja, sácales todo el zumo para poder obtener todo el conocimiento y ayuda de ellos.

 

Ya, pero es que mi cuñado me dice que eso ya lo hacen otros muy bien y que me la voy a pegar, que me esta avisando

Seguro que tu cuñado te tiene mucho cariño y te quiere proteger, pero ten por seguro que él no tiene un negocio propio, ni siquiera lo ha intentado. Por lo que te habla desde la ignorancia. Sus argumentos pierden valor. Y si es el caso contrario, pregúntale dónde metió la pata en su negocio para evitar repetirlo tú (acuérdate de exprimir la naranja, aunque a veces ésta sea un poco ácida).

 

Quiero emprender, pero no sé en qué

Bueno, seguro que tienes un talento, algo que sabes hacer muy bien en tu vida. O algo a lo que has dedicado muchas horas de tu vida y sabes hacerlo casi casi con los ojos cerrados. De ahí puedes empezar a tirar del hilo. Y sobre todo, haz algo que te guste.

Confuncio dijo: “Si amas lo que haces, nunca será un trabajo”.

 

No tengo dinero…

No es una excusa válida. Hay muchos trabajos en los que con el ordenador de casa y con una línea de teléfono nos es más que suficiente para emprender, y a veces no hace falta ni tan siquiera eso. El dinero llegará y podrás invertir en lo que te haga falta. Se paciente y no quieras empezar a lo grande. Empieza que ya irás mejorando.

Puede haber mil excusas pero al final del día, hay una solución para todas ellas. Si tu idea es emprender, lo más importante es empezar.

 

La motivación, la base del esfuerzo

He de reconocer que me encanta ver a toda esta gente (empresarios, deportistas, o gente que simplemente hace cosas maravillosas), que da charlas de motivación, coaching, emprendimiento, etc. En muchos de los casos he visto que, para llegar donde han llegado, han pasado por momentos muy duros en sus vidas y su éxito llega tras un punto de inflexión. Este suele ser el motor de sus vidas, su motivación.

Si bien no es necesario pasarlo mal en la vida para emprender, para tener éxito sí que es necesario marcarnos nuestro propio punto sobre el cual queremos dar un vuelco a nuestra vida y nos dé el empuje que necesitamos.

Personalmente, tengo una especie de motivador en mi vida. Se llama Valentí Sanjuan. Una persona que la conozco por unos simples vídeos, pero sabe transmitir su ilusión por la vida y el trabajo como nadie. Él se define como un «puto motivao» (perdonad la expresión, y su lema viene a ser «actitú». Él es periodista, youtuber, empresario, deportista y casi cualquier cosa que se proponga. Viene a ser una de esas personas que las escuchas, día tras día y no te cansas, porque es una de esas naranjas que puedes exprimir casi a diario.

Photo credit: sycamoretrees via Visual Hunt / CC BY-NC-SA

Photo credit: sycamoretrees via Visual Hunt / CC BY-NC-SA

Os dejo un vídeo suyo en el que deja claro cuál fué el momento en el que dio un cambio a su vida y sus dos de sus canales principales de YouTube:

MI HISTORIA: Machete en la boca y a seguir corriendo
Canal 1: ValentiEstaLoco
Canal 2: Valentí Sanjuan

Si perdemos la motivación, perdemos todo. Por ello, es muy importante recuperarla cuanto antes en los momentos malos. Suele ocurrir que, a veces, simplemente tenemos un mal día y nos desmoralizamos. Si es así, ponte el casco, coge la bici y sal a rodar. O sal a tomar algo con los amigos. Cambia de aires, despeja tu mente. Estar motivado es la base para poder seguir adelante con tus ilusiones.

Además, para mantener la motivación alta es vital tener unos retos y unas metas. No podremos llegar a ellos si no trabajamos con tesón. Si la meta que nos fijamos es muy lejana, podemos perder la ilusión demasiado pronto. Dividámosla en objetivos más pequeños, que sean alcanzables pero que nos requieran un esfuerzo y nos exijan salir de nuestra zona de confort. Y no te olvides de recompensarte y recoger tu premio. Tú decides qué recompensa ponerte, pero recógela. Volverás a trabajar con ganas.

Espantar la negatividad es otro de los pilares. El yes we can es primordial para seguir adelante y conseguir nuestros objetivos. Si tienes gente alrededor que te desmotiva (no tienen por qué hacerlo conscientemente ni con mala intención), que es muy negativa, que resta, tienes dos opciones. La primera, es alejarte de ella. Puede ser duro, pero a veces es necesario. Y la segunda, es esquivar su mensaje, aunque reconozco que para esto hay que ser muy impermeable.

A partir de aquí, lo más importante, sed vosotros mismos. Recorred vuestro propio camino. Pero recordad, para que esto salga bien la naranja que más tenéis que exprimir es la vuestra. No esperéis a que os hagan el trabajo. Os tenéis que tratar de esforzar al máximo todos y cada uno de los días. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

 

Sólo una última frase: “un 1 % talento, 99 % trabajo”.

 

 

You may also like...

1 Response

  1. Put your idea into writing. It is important to take the ideas in your head and get them down on paper.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto