Un volcán de emociones

Por Izaskun Ortiz, iNNoVaNDeR 12G

Iranzu Sainz de Murieta comenzó el taller Go4it con los 12G con la pregunta “Cómo llegas/estás ante el semestre que tenemos por delante y después de la experiencia Erasmus (si os habéis ido), acompañado de una imagen que lo represente” y les pidió que escribieran un párrafo/mini post con la respuesta a esa pregunta.

Hemos recogido todas las aportaciones y hemos seleccionado el que más nos ha gustado para compartirlo con todos vosotros. El de Nerea Martínez de Antoña no ha participado en la elección porque ella ya nos había escrito un post de su experiencia en Erasmus que ya hemos publicado. Del resto, os dejamos el de Izaskun Ortiz que ha vuelto como “Un volcán de emociones”. Gracias a todas las personas que habéis participado. Hemos disfrutado un montón leyendo vuestras historias.

Fuente: http://www.curiosfera.com/como-es-un-volcan/

Fuente: http://www.curiosfera.com/como-es-un-volcan/

¡Corre! ¡Corre lo más que puedas que perdemos el vuelo!  

¿Nos apuntamos a Yoga?

Oh no, me acabo de comer 2 alfajores, ¼ kilo de helado y medio bote de dulce leche…

¡Qué pesados, sí que son “chamuyeros”!

¡Qué calor!

¡Qué frío!

No te preocupes, es una mala etapa, pero estoy contigo.

¡Bienvenidas a Argentina amigas!

Mejor voy mañana al gym…

Creo que nunca he visto un paisaje igual. ¡Qué maravilla!

¿Vamos a Burger Joint o a Guerrín?

¡Hoy toca fiestón! Una vez más.

Bua, tía, no he pasado tanto miedo por la calle en mi vida.

Jajajajajajajajajajajajajaja!!!

Nos han vuelto a timar chicos…

¡Hoy empezamos otra aventura!

Mierda, he engordado 5 kilos. Bah, pásame el Txoripan.

 

Y así, sucesivamente durante seis meses. Para arriba, para abajo. Yo lo resumo llamándolo un “volcán de emociones”, seis meses sí, pero intensos, realmente muy intensos de los cuales no me arrepiento de nada. He aprendido a convivir, a aceptar que efectivamente somos distintos, pero que de todas las personas y lugares se aprende mucho. Y es con lo que me quedo, con las personas que he conocido y con los lugares que he podido pisar. Bueno, y con los sabores que he podido degustar.

Cabe decir también que gracias a mi experiencia vivida por toda Argentina, aunque sobre todo en Buenos Aires pero también en Brasil, Chile y Bolivia, hoy puedo decir que me siento orgullosa de ser quien soy, de tener las amigas, familia y pareja que tengo, de vivir donde vivo y de cómo vivo. Orgullosa y agradecida. He vuelto con ganas, con más ganas que nunca de comerme el mundo, mi mundo.

Nada más llegar empecé a visualizar mi futuro, pero mi futuro a corto plazo, ya que a largo plazo me parece imposible de visualizar, pero tampoco me interesa. Quizá no sé exactamente lo que quiero pero sé lo que no quiero, y mi objetivo, como siempre, es ser felíz, así que ya tengo la base para empezar a construir.

Al llegar en agosto, lo primero que hago es disfrutar de los míos, ah! Y empezar la dieta. En septiembre empezaba el curso, y os prometo que moría de ganar de empezar. ¿Conocéis esa necesidad de tener un horario, una rutina que te permite sentirte realizada, que no estás perdiendo el tiempo y que estás creciendo un poco más? Pues yo la tenía. Lo que no sabía es que iba a ser tan intenso y tan fugaz.

Y, de repente, me encuentro respirando en el segundo semestre. Segundo y último de la carrera. Nostalgia, emoción e incertidumbre. Pero bueno, los que me conocen ya sabrán que cualquier emoción fácilmente la convierto en motivación, y así me encuentro, re-motivada. Motivada para comenzar mis prácticas curriculares, motivada con la realización de mi TFG con el tema que me apasiona, motivada para cuidar de mis personas favoritas y de seguir coleccionando recuerdos. En fin, resumiendo me encuentro en un momento de motivación para terminar por todo lo alto con todos mis proyectos, incluido el de iNNoVaNDiS.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *