Abrumáis a la gente

Lecturas 14 de octubre. Martes XXVIII tiempo ordinario

Hay veces que nos sentimos abrumados por no sabemos muy bien qué. Hay como algo que nos aprieta la vida y que nos sentimos achuchados. Puede haber muchos motivos, pero sospecho que uno de ellos es las exigencias externas que nos imponen para que nos las autoimpongamos. Nos dicen cómo tenemos que vestir, qué tenemos que decir para que sea políticamente correcto, nos dicen que tenemos que trabajar mucho y que tenemos que lograr algo que no sabemos que es pero que se llama éxito.

Jesús abronca a los que abrumaban, fariseos y juristas entre otros. Jesús se hace cargo de cómo vive la gente y parte de ese achuche, era de origen religioso. La propuesta de Jesús es un camino de libertad a partir del amor. Un camino en el que uno pueda respirar y vivirse hija, hijo de Dios con la libertad que ello supone.

5 habilidades que pueden ayudar a lidiar con el estrés de la oficina -  Revista Estrategia & Negocios
Esta entrada fue publicada en Publicaciones del blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.