Hoy me visto de innovación

Por Julen Zalacain, 11G

Una de las cosas que se aprenden en iNNoVaNDiS es que la innovación es prácticamente omnipresente, que es posible encontrarla en los contextos, situaciones y objetos más inesperados. Que ésta, por ejemplo, siempre ha incidido en la moda no es ningún secreto, aunque, tal vez, esa influencia tenía inicialmente más que ver con las características físicas de la ropa en sí (formas, cortes, tallas, texturas, colores, etc.). Sin embargo, de un tiempo a esta parte, el modo en el que se fabrican las prendas, la manera de crear su ADN, ha cambiado, dando lugar a un sinfín de técnicas que desembocan en curiosos resultados. El objetivo de este breve post, el cual probablemente tendrá una continuación en un futuro cercano, es dar a conocer algunos de los innumerables ejemplos de la innovación en la industria de la moda.

bolso fruta

Fuente: It Fashion

Se han desarrollado tejidos con los materiales más insospechados. En 2009, por ejemplo, una empresa italiana, Filati Maclodio, diseñó un tipo de fibra creada a partir de la caseína, una fosfoproteína presente en la leche que cuenta con propiedades beneficiosas para la piel. Por otro lado, en el mismo año, empresas y marcas como ES Salmon Leather, One October, Unnur o Skini London comenzaron a desarrollar y comercializar un tipo de cuero obtenido a partir de la piel de salmón, dándole un nuevo uso, ya que ésta suele ser normalmente desechada.

Más recientemente, en el transcurso de 2015, algunxs estudiantes de la holandesa Willem de Koonig Academie desarrollaron un cuero vegetal a partir de la fruta desperdiciada en el mercado de Rotterdam, obteniendo como resultado final unos curiosos bolsos de mango, nectarina, etc. Aparte, a principios de este mismo mes se publicó la noticia de que la empresa Feetz pondría a disposición del público una serie de zapatillas customizables mediante una app e impresas en una impresora 3D. Esto podría considerarse un intento de crear una versión más “ponible” de la línea de zapatos 3D que lanzó United Nude hará un par de años (complicados, pero bonitos un rato, eso sí). Ahora Dita Von Teese tiene la oportunidad de completar su look innovador sumando estos complementos a su vestido impreso.

"Sapaticos"

Fuente: Design Curial

Y de vestidos sigue la cosa. En la recién celebrada ceremonia de los Oscar, un puñado de actores y actrices lucieron prendas ecológicas, creadas además con fibras de origen justo y ético. Tal fue el caso de Michael Fassbender, Vanessa Hudgens y Sophie Turner (los fans de cierta serie de ambiente medieval [Game of Thrones] la conocerán como Sansa Stark). Por su parte, Lily Cole portó un vestido de Vivienne Westwood, creado exclusivamente a partir de botellas de plástico recicladas.

Por último, siguiendo en la línea de la moda eco-friendly, el sello y colectivo artístico sueco “To whom it may concern“, liderado por Jonna Lee (iamamiwhoami), lanzó “necessities”, una línea de prendas básicas creada exclusivamente utilizando tejidos orgánicos con técnicas que producen un impacto mínimo en el medio ambiente y que ofrece condiciones laborales justas a los productores y trabajadores. Obviamente no es nada nuevo, pero el valor añadido reside en que un sello discográfico haga el esfuerzo de extender sus ideales y convicciones a diversos campos artísticos, tal y como ellxs mismxs indican:

“Creemos que generar nuestra propia música, films y vestuario viene con una responsabilidad implícita de cuidar del medio ambiente durante el proceso. Devolver algo positivo a aquello que nos han enseñado a dar por hecho”.

La moda ha sido (y ahora, más que nunca, es) altamente criticada por su impacto negativo, tanto social como medioambiental. Aun así, con estos pocos ejemplos es posible ver que existen agentes de cambio que intentan revolucionar dicha industria con técnicas y productos ingeniosos, que aportan valor siendo respetuosos con varios aspectos de la realidad que nos rodea y van camino de convertirse en sostenibles.

Fuente: Scandinavia Standard

You may also like...

1 Response

  1. Hola Julen!

    Me ha parecido un post muy instructivo desde un prisma que no muchas veces nos adentramos a investigar. Me quedo a la espera de esa segunda parte!

    Ruth.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *