La importancia de entender el para qué de las cosas

Por Alvaro Ugarte Irazoqui

Desde mi perspectiva de un estudiante de tercero de ADE+PIE, a través de este post quiero contaros cuál ha sido mi experiencia personal en el programa de innovación y emprendimiento – PIE (también conocido como iNNoVaNDiS), y en la universidad en general.

En mi primer año en ADE+PIE estaba muy ilusionado y con ganas de aprender, tanto acerca de la empresa en general (ADE) como de la innovación y del emprendimiento (iNNoVaNDiS). Sin embargo, poco a poco me fui dando cuenta que estos estudios no cuadraban con lo que yo esperaba de ellos. Mis expectativas al comenzar con los estudios en la universidad era que iNNoVaNDiS iba a ser un programa enfocado a la creación de empresas de sectores emergentes. A pesar de que ahora soy plenamente consciente de que la apuesta formativa de iNNoVaNDiS no contempla la innovación y el emprendimiento como la creación de una nueva empresa (necesariamente), en mi primer año en la universidad, yo me había hecho a la idea de que saldría de aquí con una empresa debajo del brazo.

Durante este primer curso (año académico 2020/2021) no puse demasiado esfuerzo en las asignaturas, ya que no terminaban de llamar mi atención, pues no abordaban los temas que yo esperaba que se tratarían en las mismas (los nombrados en el párrafo anterior). Así pues, terminé este primer curso con bastante desilusión, pero pensando y confiando en que seguramente en segundo la cosa mejoraría, pero mi sorpresa fue encontrarme con más de lo mismo. Me había hecho mis propias ideas y la imagen que yo tenía en mi mente era muy diferente a lo que la realidad me estaba brindando. Y eso me desganaba.

En el primer cuatrimestre de mi segundo año en la universidad (año académico 2021/2022), la asignatura de innovación y ecosistemas que tuve dentro de iNNoVaNDiS seguía sin hablarme de lo que yo esperaba, por lo que perdí todo tipo de interés. Eso derivó en que no atendiera en clase, no participara en ninguna de las actividades, mi actitud fuera de pasotismo absoluto y cuando tenía que hacer alguna tarea, me la tomara como una obligación y no pusiera ninguna gana en ello. Al final pasó lo que tenía que pasar, y acabé suspendiendo la asignatura en convocatoria ordinaria. Por primera vez en la historia de iNNoVaNDiS (18 años ya), alguien suspendía una asignatura y era necesario hacer un examen para la convocatoria extraordinaria. Pero yo seguía en lo mío y tampoco me esforcé en preparar la extraordinaria, por lo que os podéis imaginar el resultado: suspendí y a repetir asignatura el curso siguiente (año académico 2022/2023).

Desde el momento en el que me enteré de que había suspendido la asignatura y de que la iba a tener que volver a cursar el año siguiente, por mi cabeza empezó seriamente a rondar la opción de darme de baja en iNNoVaNDiS y cursar ólo ADE. Esto es algo que el profesor de la asignatura de innovación y ecosistemas ya nos advirtió en clase en más de una ocasión, que en iNNoVaNDiS la actitud es innegociable. Por un lado, empecé a decirme a mí mismo: ¿Cómo lo vas a dejar si ya has cursado más de la mitad del programa? ¿Vas a dejarlo a medias? Pero por otro lado pensaba: ¿Vas a seguir perdiendo el tiempo? ¿Y si no es lo tuyo? Finalmente, a pesar de que aún hoy no sea capaz de decir por qué, no tiré la toalla. Creo que en el fondo, mi cabeza seguía manteniendo la esperanza de que el título propio se acercase a lo que yo esperaba en lo que quedaba de grado.

A las pocas semanas, en febrero de 2022 empezó el segundo cuatrimestre del curso 21/22 y la siguiente asignatura de iNNoVaNDIS (Nuevas tendencias y nuevas oportunidades) consistía en un viaje a Madrid para asistir a unas charlas de personas provenientes del mundo empresarial y con perfiles muy dispares, para tratar temas como la creación de algoritmos, la computación cuántica, la ciberseguridad, las patentes, o la inteligencia artificial. ¡¡¡Esto sí era lo que yo quería!!! Además de pasármelo muy bien con mis compañeras y compañeros de generación, nos explicaron los temas que os he mencionado arriba de una manera sencilla, comprensible y que hicieron despertar mi curiosidad acerca de ellos. Y ahí hice “clic”, y de repente, todo aquello de lo que nos habían estado hablando en los dos cursos anteriores, y que para mí no tenía el más mínimo interés, ni sentido, cobró vida y llegué a comprender su propósito.

ste septiembre de 2022, he empezado el tercer curso, y gracias al departamento de carreras profesionales de Deusto, estoy realizando las prácticas de iNNoVaNDiS en una start-up llamada Comadera y ubicada en la aceleradora de Berriup en Donostia. Cuando en la asignatura de innovación y ecosistemas, justo hace un año, fuimos a visitar Berriup, ni siquiera me detuve en mostrar el más mínimo interés en lo que hacían, y paradojas de la vida, entonces pude conocer a los dos emprendedores que están detraás de Comadera, aunque como decía antes, yo no estaba donde tenía que estar ni como tenía que estar. Ahora, al poder comprobar personalmente mediante mi trabajo con ellos lo que representa la innovación en la empresa y poder poner en práctica todo lo que me hen ofrecido en iNNoVanDiS, mi actitud ha cambiado por completo. Hoy en día estoy muy motivado, estoy muy agusto con las personas de Comadera, son personas valientes, muy agradables, generosas, con ganas de enseñarte y de ayudarte a crecer, y esta mentalidad se me ha contagiado. Más vale tarde que nunca, ¿no? Ahora, de manera retrospectiva, doy gracias por no haber abandonado iNNoVanDiS, y eso que ahora mismo ando muy justo de tiempo yendo a las clases de la universidad, haciendo las prácticas y realizando un trabajo para la asignatura que tengo suspendida del año pasado!!!

Fuente: http://img.desmotivaciones.es/201110/gd_10.jpg

También me considero muy afortunado por el hecho de que a pesar de que yo no haya entregado nada a iNNoVaNDiS, ell@s sí me hayan facilitado la posibilidad de realizar las prácticas en Comadera, ya que la que la innovación y el emprendimiento son el motivo de su existencia. Llegué a estas prácticas mediante varias conversaciones con Mikel Korta (responsable de Innogune), en las cuales le indiqué las características que me gustaría que cumpliese la empresa en la que podría realizar las prácticas, a saber: que fuese una empresa pequeña, para poder conocer cómo se trabaja en todos los departamentos, y si podía ser una start-up mejor aún.

Ahora soy plenamente consciente de que he necesitado ver y comprobar de primera mano la importancia de formarse en esta rama, además de darme cuenta que en ocasiones los resultados tardan en llegar, y que no por eso hay que dejar de ponerle ganas, y que lo que nos ofrece iNNoVaNDiS tiene un claro propósito, a pesar de que en ocasiones nos empeñemos en ponernos vendas que nos impidan ver el tesoro que tenemos entre nosotros.

Un saludo y muchos ánimos, Alvaro

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. bloxorz dice:

    Su artículo es muy bueno y útil, gracias por compartir, bk8 espera que la próxima vez tenga más artículos buenos para enviar a todos los lectores.

  2. I adore versions of individual short articles. It’s going to be reasonable to discover one particular make clear throughout words and phrases from key and in many cases love within this certain crucial topic are going to be quickly seasoned.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto