Angie tiene algo que contarnos

Por Asun Ibañez, Directora Académica del Título Propio de Especialización en Innovación y Emprendimiento.

Post_Blog_Angie Lozano_innovandis

De vuelta de vacaciones, muchos cambios, muchos retos, muchos miedos y muchas esperanzas. Y, en esas conversaciones de café en las que nos contamos cómo hemos estado y cómo abordamos el nuevo curso, mi compañera Elena Lamarain a la que quiero especialmente porque tuve la suerte de convivir con ella en la India y cuidó de mi con mucho cariño (igual que Jonmi Zabala), me contaba que en la presentación de lxs estudiantes del programa internacional de la Universidad de Deusto en el Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián, la alumna Angie Lozano, estudiante de comunicación social en la Universidad Cooperativa de Colombia, logró emocionarla con su discurso. Así que, como no, le pedí permiso para compartirlo en este foro. Gracias Angie, gracias Elena, gracias María.

Aquí, va, con puntos y comas (alguno corregido). Sin censura alguna:


“Al mencionar el nombre de mi país muchos lo asocian con narcotráfico, terrorismo, secuestros e, incluso, recordarán al famoso narco, Pablo Escobar de la región antioqueña, que es de donde vengo, para ser más específicos, Medellín. Más allá de ese estigma de ciudad de narcos y coca, es la ciudad de la eterna primavera. Ciudad que, durante muchos años, se ha propuesto cambiar tal estigma mundial. Hoy se ha convertido en una ciudad de esperanza y orgullo para los antioqueños. Ha sido un arduo trabajo y ha valido la pena la perseverancia y empuje de los habitantes que nos ha llevado a ser reconocida como la ciudad Marketing, ciudad que alberga turismo e innovación. Puedo decir con gran seguridad y orgullo que Antioquia es el lugar donde muchos desearían vivir y de donde muy pocos se quieren ir y, si salen, lo hacen con la esperanza de volver.

Fuente: www.pixabay.com

Fuente: www.pixabay.com

Sé, que cada uno de los aquí presentes en algún momento de la vida hemos pensado en qué será de nosotros, qué queremos ser o mejor aún, qué somos. En otras palabras, podemos decir que tenemos sueños, anhelos, ilusiones, objetivos, ambiciones o metas. Claro está que todas ellas son diferentes en cada uno de nosotros, porque también depende de nuestras vivencias, culturas, experiencias y aprendizajes, que se convierten en sabiduría y, más adelante, la transmitimos a otros.

Dios, la vida, el destino, como quieran llamarle, me ha traído aquí el 19 de febrero de este año y, desde ese día, en mi vida se dio inicio a una aventura que aún no acaba. Algo que he aprendido a valorar desde que estoy aquí es la juventud, como dijo Salvador Dalí – ‘La mayor desgracia de la juventud es ya no pertenecer a ella’ – Entendí, que la juventud es donde podemos tomar decisiones que van a repercutir más adelante y tal vez han de dejar huella para siempre. Entendí, que no puedo tener miedo a decir SÍ o NO frente a una decisión, quizás después la mente divague repitiendo constantemente ¿qué pudo ser? ¿por qué no lo intenté? Y, finalmente, me arrepienta de no haberlo siquiera intentado. Entendí, que no puedo permitir que mis pensamientos de inseguridad limiten mis sueños, que cada uno de nosotros puede lograrlo y esos logros no se obtienen sometiendo a los demás bajo nuestro orgullo y soberbia sino aferrándonos a que todos tienen algo que enseñarnos.

Actualmente, el mundo no necesita profesionales, el mundo está lleno de personas que saben de ciencia, ingeniería, física, anatomía, psicología y que tienen títulos sobre títulos, incluso títulos o diplomas cuyos nombres ni imaginamos. De lo que sí estoy segura es que el mundo necesita más humanos, personas íntegras, éticas, sensibles, con la capacidad de controlar sus sentimientos y emociones. No quiero decir que no estudiemos ¡claro que debemos formarnos! pero que esto no nos lleve a ser solo profesionales porque, antes que nada, debemos saber que somos personas y tratamos con ellas.

Quiero compartirles las cinco cosas que he aprendido y que trato de poner en práctica todos los días para valorar cada segundo en este lugar y, si uno de ustedes decide ponerlos en práctica, espero que le funcione de la manera tan maravillosa que me ha funcionado.

Fuente: www.pixabay.com

Fuente: www.pixabay.com

Sean agradecidos:

Aunque sean palabras de cajón o comunes se han quedado ahí. Hablo de agradecimiento en todo, de la vida en general, de las personas que nos rodean. Desde la Psicología se afirma que las personas agradecidas tienen mayor capacidad de fortalecer y reafirmar vínculos. Así que no está tan mal la idea de ponerlo en práctica.

Disfruten:

Las experiencias van a ser únicas, los sentimientos y las emociones se van a reflejar cada día. No se preocupen por el qué dirán, si sienten ganas de llorar, lloren, si quieren reír, háganlo! Si extrañan, quieren o aman díganlo! Pero no permitan que nadie les reprima. Cada uno de nosotros tenemos derecho a sentir, vivir,  gozar de experiencias, aprovechar los lugares, vistas, comida y compañía.

Estén dispuestos aprender:

Una persona que está siempre dispuesta aprender se construye y construye a los que le rodean. Hay que tener la humildad de aceptar lo que alguien más nos puede enseñar. De todo se aprende, las cosas buenas para ponerlas en práctica y las malas para fortalecernos y buscar nuevas alternativas.

Amistades:

La amistad es, sin duda alguna, el tesoro más preciado que encontrarán aquí. Los amigos viven las experiencias con nosotros. Encontrarán personas de diversas culturas y esto les permitirá construirse mejor como individuos.   

Esto no solo ha sido un ERASMUS para mí, sino, un aprendizaje de vida que me ha llevado a madurar, afrontar dificultades, ser mejor persona, además de estudiar.

Hoy es un buen día para darle mi total agradecimiento a la UCC (Universidad Cooperativa de Colombia) por permitirme estudiar, formarme y abrir las puertas, no solo en Medellín sino, aquí, en Deusto.

Agradezco a Deusto por hacer parte del convenio, por apoyar a los estudiantes que queremos superarnos y darnos la mano para continuar en el camino de la vida que cada uno de nosotros construye.  

Debo aceptar que las dos instituciones trabajan en pro del bienestar y desarrollo de cada uno de los estudiantes que la componemos, lo logran mediante estrategias de trabajo y estas se ven reflejadas cada vez que uno de nosotros entra en el mundo laboral dejando en alto la reputación de las mismas.

Sin duda alguna, estar en San Sebastián y en Deusto ha sido uno de mis grandes sueños cumplidos, pero para mí siempre un logro es el inicio del siguiente. Y como me dijo alguien que conocí – ‘viajar es el mejor método de formación, si quieres aprender, viaja’.

Así que dedíquense a conocer cada rincón de esta hermosa ciudad y todo lo que ella ofrece. Cada festividad, evento, pintxopotes de los jueves o, simplemente, sentarse en un parque a tertuliar.

Recuerden que todas las puertas están esperando ser abiertas, solo basta con que tú encuentres la llave. ¡Muchas gracias!”


Se puede decir más alto, pero no más claro, ni más bonito.

Reitero, gracias Elena, gracias María, gracias Angie, por compartir con nosotrxs.

Nuestros mejores deseos a todxs para este nuevo curso, esta nueva etapa, este nuevo paso, este nuevo reto. Hacedlo y, si os da miedo, hacedlo con miedo

Fuente: www.pixabay.com

Fuente: www.pixabay.com

You may also like...

3 Responses

  1. Que alegria saber que una de nuestras estudiantes lleva en el alma los principios y valores de su Universidad, es un orgullo para la Universidad Cooperativa de Colombia contar con una embajadora como Angie Lozano que evidencia la integralidad de su formación dignificando su familia, su universidad, su ciudad y su País !!!

    Gracias a la la Universidad de Deusto y sus profesores por el acompañamiento y acogida a Angie.

    NORA ELENA GIL RAMIREZ
    Subdirectora Académica y de Proyección Institucional
    Universidad Cooperativa de Colombia

  2. Una persona que está siempre dispuesta aprender se construye y construye a los que le rodean.

  3. google play dice:

    All these things are really matters in our life and it has a big role. If you want to live healthy and happy then you should know what things are more important for us.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *