¿Quieres entrenar la creatividad? Empezamos…

Por Jon Mikel Zabala-Iturriagagoitia @jonmizabala, Deusto Business School, University of Deusto, Donostia-San Sebastian

Post_Blog_JonMikelZabala_Creatividad_innovandis

Hace unos pocos fines de semana se celebró el anual Shake Away con los iNNoVaNDeRs de primer año para poder trabajar sobre la creatividad a través del proceso de design thinking. Sin embargo, cada año surge la misma pregunta. ¿Cómo voy a generar y optimizar ideas si nunca he sido una persona creativa? Esta no es sólo una cuestión que ataña a los iNNoVaNDeRs, sino que socialmente, en muchas ocasiones y espectros distintos he escuchado frases similares, tanto en empresas, como en la administración pública, en la Universidad, en centros de investigación e incluso en la calle (sí sí, aunque os parezca mentira de vez en cuando salgo a la calle).

creatividad_innovandis

Fuente: https://bit.ly/2FEKEtG

Cuando pensamos en personas creativas, es difícil que no nos vengan a la memoria genios como Mozart, que compuso su primera sinfonía a los 8 años, o Picasso, que lanzó el cubismo con “Les Demoiselles d’Avignon” a los 25 años. Pero, ¿qué hay de Leonardo da Vinci que no encontró el éxito hasta que pintó “La Última Cena” a finales de sus cuarenta, o Stephen King, que pasó nueve años trabajando en su primera novela, Carrie, por la cual le ofrecieron menos de $3000?

A menudo, cuando pensamos en creatividad, la asociamos implícitamente con la inteligencia. Sin embargo, una alta inteligencia (i.e. coeficiente intelectual) por sí sola no garantiza la creatividad. La creatividad se puede entrenar. Es cierto que algunas personas necesitaremos un poco más de paciencia y un poco más de esfuerzo consciente, mientras que a otras personas el pensamiento lateral les resultará más sencillo. A continuación describimos 5 formas a través de las cuales puedes mejorar tu creatividad. Algunas son simples. Otras requerirán de un poco más de tiempo para ser dominadas. Pero la verdadera lección es que, sin importar tu edad o experiencia, todxs podemos aprender a ser más creativxs.

 

1. Entrénate para hacer asociaciones originales/ilógicas

 

Muchas de las personas que no se consideran a sí mismas como creativas son increíblemente inteligentes (p.e. ingenieros, científicos). Este tipo de perfiles se caracterizan por ser más bien “pensadores lineales” que prefieren pensar en profundidad sobre un tema en lugar de introducirse de manera superficial en una amplia variedad de temas. Debido a que no existe el pensamiento original, sino una perspectiva original sobre el pensamiento, no es sorprendente que la capacidad de hacer asociaciones entre temas aparentemente no relacionados sea una de las claves de la creatividad.

Y te preguntarás, ¿cómo aprendes a hacer asociaciones originales/ilógicas? Lo primero es escuchar. Otras personas, a ser posible muy distintas a ti, pueden darte nuevas perspectivas y formas únicas de ver los problemas a los que te enfrentas, y que quizás no contemplabas. El hecho de obtener ideas de otras personas no tiene nada de malo, incluso si se trata de expertxs en tu campo de acción. El elemento diferencial de una mente creativa radica en su capacidad para agregar un valor añadido a la información obtenida de terceros.

knowledge_wisdom_innovandis

Fuente: https://bit.ly/2FGrK5J

2. Mantente abiertx a nuevas experiencias

 

El hecho de estar abiertx a nuevas experiencias (p.e. aprender nuevos idiomas, conocer gente nueva, probar nuevas comidas, ser consciente de la necesidad de considerar puntos de vista alternativos al nuestro) no sólo implica tener una actitud dinámica frente a la vida, sino también una comprensión de tus emociones internas, una inquieta curiosidad intelectual y una gran afición por la variedad. Esto es lo que comentamos a menudo en iNNoVaNDiS como la necesidad de abandonar la zona de confort. Ello requiere ganar conciencia de quién eres, cuáles son tus fortalezas, pero sobre todo ganar conciencia de cuál quieres que sea tu camino de crecimiento. Sólo si ganas conciencia de lo que eres, y por lo tanto, de lo que no eres, podrás llegar a ser quién quieres ser.

innovandis

Fuente: https://bit.ly/2JU1ffD

 

3. Tómate tu tiempo para ir a pasear

 

A menudo, se vincula a la creatividad con el momento de la ducha, pero de acuerdo con investigaciones recientes, lo más probable es que esas asociaciones improbables de las que hablábamos antes se te ocurran cuando sales a caminar o te encuentras realizando cualquier otro tipo de desplazamiento (p.e. en el bus). En la Universidad de Stanford se llevó a cabo un experimento en el cual se les pedía a los participantes que pensaran en una metáfora para describir una situación particular que se les había dado con anterioridad. Algunos de los participantes podrían salir a caminar, y otros permanecieran en la misma habitación durante todo el rato en el que duraba el experimento. El 95 % de los participantes que dieron un corto paseo y regresaron pudieron pensar en una metáfora, mientras que sólo el 50 % de las personas que permanecieron en la habitación durante ese mismo tiempo pudieron encontrar una metáfora.

the_moment_innovandis

Fuente: https://bit.ly/2Ib9JBD

 

4. Mejora tus ideas: clarifica, idea, desarrolla e implementa

 

Estos cuatro conceptos están en el centro de la práctica del design thinking, como bien conocen nuestrxs iNNoVaNDeRs, y pueden transformar la forma en que las organizaciones desarrollan productos, servicios, procesos y estrategias.

  • Clarificar: haz las preguntas correctas;
  • Idear: busca tantas soluciones e ideas como puedas;
  • Desarrollar: asegúrate de que la idea sea práctica (viable);
  • Implementar: haz que suceda.
ideas_dinero_innovandis

Fuente: https://bit.ly/2rjv1CJ

 

5. Dedica tiempo para relajarte y reflexionar

 

Según investigaciones recientes, las personas relajadas tienden a encontrar soluciones creativas más rápido. La explicación radica en que una mente relajada ayuda a las personas a “flotar” mentalmente entre ideas en lugar de quedarse atrapadas en un modo de pensamiento analítico y lineal donde las conexiones creativas son más difíciles de encontrar.

meditation_innovandis

Fuente: https://bit.ly/2Kzp6Cv

Esperamos que estas cinco claves puedan ayudaros a desarrollar vuestras habilidades creativas. Pero, por favor, también tened en cuenta que el mero hecho de leer estos hábitos no os ayudará en alcanzar el fin. Puedo leer los diez hábitos de mi estrella de música favorita todos los días, pero probablemente, cuando me despierte cada mañana, no estaré más cerca de convertirme en una rock and roll star. Como en cada receta secreta, el último ingrediente suele ser el más importante. Y el ingrediente secreto de la creatividad es la práctica. Según la regla de las 10.000 horas de Malcolm Gladwell, necesitamos trabajar en una habilidad creativa específica durante 10.000 horas (es decir, ocho horas al día, cinco días a la semana, durante al menos cinco años) antes de poder dominarla realmente.

Ciertamente, la práctica no es una condición suficiente para el éxito. La habilidad natural, es decir, el talento, es también importante, pero también es cierto que el talento también requiere de un gran esfuerzo para que se manifieste. Así pues, desde aquí os animamos a que practiquéis con las 5 reglas anteriores. Y si dentro de un año no os ha funcionado, solamente os tenéis que inscribir al shake away.

Puedes seguirme en Twitter: @jonmizabala

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *