Estonia, una república del siglo XXI

Por Juan Sáinz de Medrano, colaborador de iNNoVaNDiS & Co.

Post_Blog_EntreTuyYO_innovandis_juan_S_medrano_Estonia

Hace unos años durante un interrail pasé por Estonia, un país aparentemente similar a sus vecinas bálticas Letonia y Lituania, pero en el cual encontré algunas peculiaridades que me llamaron la atención.

Estonia es una pequeña república báltica situada al noreste de Europa. Es un país pequeño con aproximadamente 1,3 millones de habitantes y una superficie de apenas 45.226 km2 (un poco menos que Aragón).

Fuente: wikipedia

Fuente: wikipedia

En 1991 logró independizarse de la Unión Soviética, a la que había pertenecido durante los anteriores 47 años, y fueron numerosas las dificultades a que el país tuvo que solventar para poder afrontar una transición efectiva hacia una economía de mercado. Además de su escasa población y reducido tamaño, el país no cuenta con infraestructuras equiparables al resto de países centroeuropeos (sobre todo si se sale de la capital, Tallin), ni con recursos naturales. A ello hay que sumarle una gran problemática demográfica, que está haciendo disminuir su ya de por si escasa población. Y es que hay muchas más mujeres que hombres. Con un ratio de 0.84, Estonia es el segundo país del mundo con menor proporción de hombres. Pero ¿cómo está afrontando el gobierno Estonio todos estos retos? ¿Qué es lo que hace a este país tan peculiar?

Ante la anterior tesitura el gobierno Estonio tomó una serie de medidas innovadoras, apostando fuertemente por las TICs, y convirtiendo a Estonia en uno de los países más avanzados del mundo, lo que le ha valido para llevarse apodos como E-stonia o el Silicon Valley Europeo. Toda este esfuerzo y apuesta por las TIC se ha focalizado en el objetivo de agilizar la burocracia y aumentar la transparencia para facilitar la creación de empresas, tanto por parte de gente local como favoreciendo la integración de personas extranjeras en su economía. Y es que montar un negocio apenas lleva 18 minutos, y trámites como la declaración de la renta se pueden hacer remotamente en apenas cinco, como ya ocurre en el resto de socios Nórdicos.

En el año 2005 Estonia se convirtió en el primer país del mundo en permitir el voto por Internet. También gestionan los historiales médicos de los ciudadanos por la red y ofrecen todas las clases escolares por Internet. Por supuesto hay WIFI pública en todo el territorio nacional.

Pero la medida más ambiciosa e innovadora ha sido la residencia digital, con la que cualquier ciudadano del mundo puede hacerse residente de Estonia sin la necesidad de vivir allí, y de esta manera contribuir al desarrollo económico del país utilizando sus bancos y abriendo empresas con sede en dicho país. La residencia virtual no equivale a un visado de residencia, pero entre otras cosas permite abrir una cuenta bancaria en Estonia con la que poder hacer transferencias internacionales (algo que es bastante complejo en la mayoría de los países), y además permite montar un negocio que pueda hacer uso de la avanzada infraestructura digital del país, con la posibilidad de poder gestionar dicha empresa desde cualquier lugar del mundo de manera ágil y sencilla.

Mientras en otros países el proceso de abrir un negocio es complejo, la residencia digital permite arrancar sin la necesidad de contar con una sede fiscal en el país, así como acceder a los servicios bancarios y de pago online, declarar impuestos a través de internet o firmar documentos sin la necesidad de estar físicamente en Estonia.

En resumen,  simplificación de la burocracia y garantizar la seguridad jurídica, tanto de los ciudadan@s como de sus empresas.

Skype es una de las empresas más famosas fundadas en Estonia. Fuente: wikipedia

Skype es una de las empresas más famosas fundadas en Estonia. Fuente: wikipedia

 

Podrían surgir algunos interrogantes para este modelo, como la posible falta de privacidad o la posibilidad de que el sistema se utilice para evadir impuestos. En cuanto a lo primero, los Estonios tienen un total control sobre sus datos y pueden comprobar en línea quién se ha conectado a verlos. De hecho, está penado el ver los datos de alguien sin su consentimiento, y tanto actores privados como gubernamentales deben solicitar un permiso especial para hacerlo.

Respecto a lo segundo, los responsables del programa afirman que de hecho, sucede lo contrario, ya que todas las transacciones quedan registradas. La idea es que los residentes digitales paguen impuestos sobre las ganancias donde éstas hayan sido generadas, y el gobierno Estonio transmita los detalles de esos ingresos a las autoridades locales. Además el tipo impositivo del país es del 20%, lejos de los baremos en los que se mueven los paraísos fiscales.

Para obtener la residencia virtual únicamente hay que pagar 100 euros y escribir una carta de motivación que justifique dicha solicitud. Una vez que ésta haya sido aprobada, tras pasar por la policía y guardia fronteriza para comprobar que no existan antecedentes delictivos, hay que recoger el carnet de identidad digital, lo cual puede hacerse en cualquier embajada o consulado de Estonia.

De momento la iniciativa está siendo exitosa, ya cuentan con más de 20.000 residentes virtuales que manejan 3.000 empresas desde que la iniciativa se lanzara en 2014 y tienen el ambicioso objetivo de atraer a 10 millones de Estonios digitales para 2025.

Y a vosotros ¿qué os parece? ¿Consideráis que se trata de un modelo exportable a países de mayor tamaño y peso económico? ¿Crees que este medida ayudará a impulsar el crecimiento a través de una mayor creación de empresas? ¿O simplemente se trata de una nueva herramienta que debilita al resto de Estados Miembros de la UE facilitando la fuga de capitales?

Como diría Ana Pastor, estos son los datos. Suyas son las conclusiones. Por el momento, parece que al menos en Estonia el modelo funciona.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto