Enterpising is fun! el reto de aprender y divertirse

En los post de opinión escritos hasta la fecha hemos tratado de trasladar nuestra visión sobre la función que deberían cumplir las instituciones de educación superior en el fomento de la cultura de emprendizaje y de cómo el aprovechamiento de las TIC puede fomentarse desde un programa de formación y acompañamiento como el nuestro.

Hoy trataremos de centrarnos en una de las bases fundamentales de nuestra filosofía, como es tratar de fomentar comportamientos emprendedores, y de cómo lo hacemos, aliándonos en la medida de lo posible con la diversión como metodología de trabajo que impregna muchas de nuestras actividades.

DE APRENDER A CREAR EMPRESAS A ENTRENAR COMPORTAMIENTOS EMPRENDEDORES

Existe un debate en torno al lenguaje que viene reproduciéndose en los últimos años y que no parece aclararse del todo: la corriente más académica se postula a favor de utilizar el término ‘Emprendimiento‘, frente a un uso más generalizado del término ‘Emprendizaje‘, que no está contemplado en el diccionario de la RAE.

En el debate entre ambos términos, nosotros nos hemos decantado por una utilización del más extendido, aunque no formalmente aceptado ‘Emprendizaje porque, de este modo, podemos trasladar el significado combinado de los conceptos Aprendizaje y  ‘Emprender.  Aprendizaje por el ámbito en el que nos movemos (el universitario) y emprender porque es el concepto que intentamos fomentar.

En todo caso, tanto ‘Emprendizaje‘ como ‘Emprendimiento‘ se refieren a lo mismo. Sin embargo, este tema de las palabras nos lleva a un debate mucho más interesante (a nuestro modo de ver), que es el del alcance de esa ‘acción y efecto de emprender‘ definida por la RAE.

En los circulos académicos relacionados con el emprendizaje (donde el inglés hace las veces de lingua franca) existe desde hace un tiempo una distinción clara entre dos términos que aún no han sido (que sepamos) traducidos en toda su riqueza al idioma español. Se trata de ‘entrepreneurship‘ y de ‘enterprising‘.

Mientras ‘entrepreneurship‘ se refiere a las acciones relacionadas estrictamente con la creación de una nueva iniciativa empresarial, ‘enterprising‘ se trata de un concepto más amplio «de cómo los estudiantes necesitan pensar de una forma totalmente diferente para enfrentarse a los retos profesionales del siglo XXI» (Lloyd-Reason, Sear y Mumby-Croft). En palabras de estos mismos autores, «no todo el mundo querrá crear un negocio, pero todos los estudiantes necesitarán desplegar un comportamiento emprendedor tanto para tener éxito en el ámbito profesional como para aportar valor a la sociedad«.

Es importante señalar que las predicciones de movilidad profesional para una persona que accederá al mercado laboral en los próximos años están en torno a los 20 puestos de trabajo durante toda su carrera. Poseer ciertas habilidades a la hora de poner en marcha proyectos y desplegar un comportamiento emprendedor puede ayudar a los estudiantes a adaptarse y ver el trabajo como un medio a través del cual estar al día, obtener resultados satisfactorios y tener una alta empleabilidad.

Por lo tanto, más allá de la visión tradicional según la cual hablar de formación en emprendizaje supone centrar los esfuerzos en planes de negocio, de viabilidad, formación contable o cualquier otra enfocada a los pocos estudiantes que tengan una clara apetencia por enfocar su vida profesional ligada a la creación de un nuevo negocio, parece claro que trabajar desde una posición más abierta, fomentando la aparición del pequeño emprendedor que todos llevamos dentro puede ser beneficioso per se para cualquier ámbito profesional.

UN MARCO DEL QUE VALERNOS PARA ACERTAR EN EL CÓMO

No podemos estar más de acuerdo con David Kirby cuando defiende que deberíamos cambiar el paradigma tradicional de formación en emprendizaje. Necesitamos entrenar a estudiantes que puedan ser innovadores y tomar las riendas de su propio destino, y no sólo en un contexto de negocios o empresas. Debemos fomentar en ellos la puesta en práctica de una serie de actitudes personales y competencias, que les permitan identificar oportunidades (en cualquier ámbito) y hacerlas reales. Un marco de cómo conseguirlo es el que presentamos a continuación:

  1. Formar en emprendizaje y fomentar el comportamiento emprendedor de forma transversal a todas las disciplinas: Los responsables de políticas públicas ya han apuntado la necesidad de no limitar la formación en emprendizaje dirigiéndola únicamente a estudiantes de las ramas empresariales. La Comisión Europea, en su informe Entrepreneurship in higher education, especially within non-business studies de 2008, defiende que estudiantes de todas las disciplinas puedan acceder a dicha formación, y plantea como reto principal en este ámbito precisamente el lograr enfoques inter-disciplinarios.
  2. La formación en emprendizaje puede ser adicional o co-curricular y puede comprender actividades que no son parte del curriculum lectivo (Christine Reid).
  3. La formación en emprendizaje requiere desarrollar competencias a través del aprendizaje experiencial ya que, como afirman Rae y Carswell citando a Allan Gibb y Deakins y Freel, los comportamientos emprendedores se aprenden mediante la experimentación y el descubrimiento.
  4. La formación en emprendizaje forma parte del proceso de convertirse en emprendedor. En la imagen podemos observar un patrón de comportamiento en el cual se muestran los factores que constituyen el proceso completo de puesta en marcha de un nuevo negocio o proyecto. Este proceso fue estudiado por Asun Ibañez (que forma parte del equipo iNNoVaNDiS) como parte de su tesis doctoral en 2002.

    Proceso emprendedor - Ibañez 2002

    Proceso emprendedor – Ibañez 2002

  5. Aprender no está reñido con la diversión y el disfrute.

APRENDER Y DIVERTIRSE SON COMPATIBLES Y COMPLEMENTARIOS

Emprender es principalmente un proceso emocional, donde el disfrute, la frustración y toda una gama de sentimientos están más presentes que nunca. En pocos ámbitos se da una ligazón tan intensa con un concepto abstracto como en el caso de los emprendedores y sus proyectos. Esta perspectiva, consecuentemente, nos aleja de la visión de la persona como un decisor meramente racional que toma sus decisiones en base a un análisis objetivo, dando entrada a todo un cúmulo de estímulos, facilitadores y disuasores que gozan de un mayor protagonismo que los argumentos racionales.

Si aceptamos lo anterior, estamos ya ante un proceso donde las claves se encuentran en el nivel de la motivación de cada persona ante la posibilidad de emprender. La implicación que muestre la persona ante la tarea y la pasión con la que la afronte está directamente relacionada con las emociones del momento y con las que haya experimentado antes en situaciones que pueda considerar similares.

Aquí es donde entra en juego el concepto central de este artículo que no es otro que la diversión. Sin embargo, nada más pronunciar la palabra aparece en escena el «abogado del diablo», sosteniendo el cliché de ‘si te lo estás pasando bien es porque no estás trabajando en serio‘ ni estás siendo eficiente.

En este sentido, y lejos de ese punto de vista, autores como Helge Löbler nos recuerdan que la vida de los niños está llena de juegos y ellos mismos están llenos de ideas que van desapareciendo según van siendo encorsetados en su proceso de crecimiento. Habitualmente, cuando pensamos en la educación formal creemos que la vida en ella debe convertirse en más seria cada vez para ir avanzando en el proceso de aprendizaje. Empujamos a los estudiantes a aprender en oposición a jugar olvidando que el juego es un excelente medio para el aprendizaje. Siempre que se haga con interés y entusiasmo, el juego supone un aprendizaje muy serio. La clave está en que al jugar, los niños no están enfocados en aprender sino en divertirse. «Se divierten como resultado de un aprendizaje no enfocado en aprender» (Löbler). El propio autor explica que aprender es una condición previa para la diversión: si observamos a los niños divertirse, es seguro que están aprendiendo. Mientras juegan, trabajan en la concentración, el ajustarse a unas reglas, habilidades, gestión del tiempo, toma de decisiones, creatividad…

Jerome Katz se pregunta en esta misma línea si la diversión podría tener algún valor en la práctica cuando hablamos de la creación de una disciplina o durante el proceso de educar en ella. Y ofrece una respuesta en lo que a la educación se refiere: «Estudiantes de todas las edades se sienten atraídos por la diversión que supone cierta disciplina, y esa diversión es parte de lo que les hace perseverar cuando la situación se endurece y la diversión desaparece«.

Trabajar duro, dando lo mejor de cada uno, profundizando en la tarea a la que nos enfrentamos y hacerlo desde la pasión, disfrutando del proceso y divirtiéndonos con ello, son factores complementarios del modelo que proponemos desde iNNoVaNDiS. Pero evidentemente, necesitamos definir cómo vamos a poner en práctica este pilar básico de nuestra filosofía.

NUESTROS INGREDIENTES

Creemos que la clave está en la actitud y el comportamiento; en aprovechar metodologías que permitan:

  1. Incorporar elementos disruptores como teléfonos móviles y otras herramientas tecnológicas. Debemos tener en cuenta que nuestros estudiantes forman parte de la «Generación Einstein«, nacidos en un entorno económicamente avanzado con amplias posibilidades de acceso a las TIC y que no se muestran muy favorables a la relación que sus antecesores mantienen con el trabajo. Son conscientes de que el modelo de trabajo para toda la vida está caduco. Por lo general, poseen la característica de ser muy visuales y la capacidad de sobrellevar con eficacia más de una tarea simultáneamente.
  2. Libertad de pensamiento (siempre desde un punto de vista autocrítico). La mera acumulación de certezas derivadas de la experiencia no contribuye al desarrollo de innovaciones. Se hace necesaria cierta inexperiencia y cuestionamiento de la autoridad y el status quo para poder innovar. Cada vez de forma más notoria, la creciente complejidad e incertidumbre exigen nuevas visiones donde la experiencia no es un factor clave.
  3. Reinvención desde lo que nos hace felices. Sentirnos protagonistas de nuestra propia película y asumir esa responsabilidad permite enfocarnos y trabajar en mejorar nuestro entorno dado desde lo que se nos da mejor o donde sentimos estar aportando mayor valor. Es uno mismo quien decide qué postura tomar y qué acciones emprender a partir de una situación dada. En el caso de nuestros estudiantes, ayudarles en lograr ser felices y en encontrar el punto de diversión durante sus estudios: Es la mejor manera de que en su futuro profesional busquen alcanzar esa misma situación.
  4. Proactividad. Tener la gran idea no es lo importante. Lo es el proceso y la actitud con la que nos enfrentamos al mismo. La clave es la acción: Hacer. Y la filosofía es arrancar sin esperar a que se den todas las condiciones ideales para hacerlo, porque es probable que nunca se den.

APLICÁNDOLO EN EL DÍA A DÍA

No es el objetivo de este artículo detallar minuciosamente todas las actividades de iNNoVaNDiS desde el punto de vista de la perspectiva que estamos exponiendo, pero sí queremos compartir a modo de ejemplo algo de lo que hacemos para que se pueda entender mejor nuestra visión:

  • El trabajo mediante dinámicas, en los talleres que desarrollamos, es una constante: trabajar en equipos reducidos, en base a unas directrices mínimas o planteando preguntas a las que responder desde el trabajo grupal es parte de nuestra forma de facilitar este tipo de sesiones. Ello nos permite enganchar mejor con los estudiantes, aunque también exige por su parte, paradójicamente, un mayor trabajo previo de preparación. Lo cierto es que los estudiantes afirman aprovechar más el tiempo de las actividades, disfrutar más con ellas y participar más en base a un mayor trabajo previo, lo que les permite sentirse más cómodos dentro de las dinámicas.

Taller iNNoVaNDiSTaller iNNoVaNDiS

  • En seminarios y talleres de mayor densidad de contenido, incorporamos también espacios de debate individuales o en grupo que suelen discurrir con una gran intensidad ya que los estudiantes enfrentan sus argumentos en base a opiniones formadas y trabajadas de antemano que les permiten profundizar y debatir apasionadamente. También se desarrollan exposiciones orales donde incorporamos algunas limitaciones en el formato que hacen que tengan que desarrollar su creatividad a la hora de presentar contenidos de forma diferente e interesante antes sus compañeros.

Seminario iNNoVaNDiS

  • Una actividad destacada en cuanto a diversión e intensidad es el Taller de Creatividad y Design Thinking – Shake Away, co-diseñado y facilitado junto a Funky Projects. En esta actividad, el eje central se desarrolla durante un fin de semana fuera del ámbito del campus. Siguiendo la metodología Design Thinking, empresas y organizaciones reales plantean retos-problemas reales a nuestros estudiantes. Ante ellos y trabajando en grupo con los recursos existentes a su disposición, los iNNoVaNDeRs deben Entender-Observar-Sintetizar-Idear-Prototipar y finalmente presentar/defender su respuesta/solución al reto planteado, ante las mismas personas de las empresas y organizaciones que se los han planteado. Año tras año resulta una de las actividades mejor valoradas y más recordadas por los iNNoVaNDeR, por la combinación de diversión, trabajo, intensidad y orgullo ante el resultado de su esfuerzo.

Shake AwayShake Away

  • En cuanto a las actividades fuera del programa reglado, éstas se engloban en lo que denominamos el iNNoVaNDiS FunKlub (no podía tener una denominación más adecuada para el tema que nos ocupa). El espíritu propio del FunKlub es que se desarrollen actividades en abierto para todas las generaciones de iNNoVaNDeRs y en ocasiones también para todo el campus. La Cena Creativa, donde conjugamos diversión y trabajo en una dinámica donde se elaboran los pinchos que luego van a ser degustados es una de las actividades que celebramos. Otra son los Charla Con… donde emprendedores de nuestro ámbito cercano cuentan a los iNNoVaNDeR su experiencia en 1ª persona. El propio formato fomenta mucho la cercanía entre el invitado y los estudiantes, y el tema de lo que se cuenta está muy enfocado a la vivencia personal dentro de los proyectos que se presentan. Esto hace que independientemente del área en la que el emprendedor se mueva la conversación resulte atractiva para un público general y facilita que se genere diálogo entre todos los participantes.

Cena CreativaCharla Con...

APRENDIENDO Y DIVIRTIÉNDONOS

Según avanza, hemos visto que el modelo de formación en emprendizaje va dejando atrás el enfoque centrado en capacitar exclusivamente en las habilidades y conocimientos para la creación de empresas, y evoluciona hacia una visión inclusiva donde ciertas competencias y habilidades tradicionalmente ligadas al emprendedor se antojan necesarias para cualquier estudiante de cualquier ámbito.

Entrenar bajo la nueva perspectiva supone superar algunos de los límites tradicionales de la formación reglada, dando paso a modelos donde se trabaja dentro y fuera del aula, no ciñéndonos exclusivamente a horarios lectivos ni a un conjunto de actividaes necesariamente ‘para nota’.

Además, vemos que el aprendizaje de verdad no sólo no está reñido con la diversión sino que ésta última lo enriquece sobremanera, y los sentimientos placenteros ayudan a sobrellevar situaciones más duras, cuando llegan.

Tal y como proponemos, nuestra experiencia acumulada mediante el hacer, la experimentación y el análisis de los resultados nos ha llevado a poder utilizar algunos mimbres que nos permiten hacer atractiva y diferente nuestra propuesta formativa. Y nos atrevemos a afirmar que contar con la diversión como aliada, y repensar los contextos de aprendizaje desde la misma, puede ser muy beneficioso para cualquier entorno de aprendizaje donde la parte vivencial pueda tener cabida.

Sin duda un reto bonito para hacer del aprendizaje un proceso a la altura del contexto que a las nuevas generaciones les toca vivir.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto