¿Cómo obtener mayor rentabilidad utilizando Business Intelligence?

(Artículo escrito por Izaskun Larrea, antigua alumna de la promoción de 2016/17 en el Programa en Big Data y Business Intelligence en Bilbao)

Cada negocio, grande o pequeño, necesita una ventaja competitiva para distinguirse de la competencia. En el mundo empresarial actual, cada ventaja cuenta para establecer tu negocio en la cima de la industria. Obtener una ventaja competitiva requiere una planificación estratégica, una investigación exhaustiva y una inversión en marketing.

bi-deusto.
Fuente: http://www.herisonsurbakti.com/2015/03/integrating-knowledge-management-and.html

1. Conozca lo que significa «ventaja competitiva».

Una ventaja competitiva es simplemente un factor que distingue a una empresa de las demás y hace que los clientes sean más propensos a elegir su producto sobre la competencia. Sin una ventaja competitiva, una empresa no tiene un método único para atraer clientes.

Una ventaja competitiva es una forma en que puede crear valor para los clientes que los competidores no pueden. Esto puede ser un costo más bajo, un servicio más rápido, un mejor servicio al cliente, una ubicación más conveniente, una mejor calidad u otros factores.

Por ejemplo, un restaurante que ofrezca la mejor comida de la ciudad (el mejor cocinero, el mejor cualificado, el chef más conocido o cualquier otra medida de calidad) tendría una ventaja frente a sus competidores al ofrecer un producto de mayor calidad.

Alternativamente, una empresa podría concentrarse en reducir los gastos generales y de producción para ofrecer un producto de calidad de mercado a un precio inferior al del mercado. Ser capaces de ofrecer este producto al precio que lo hacen sería su ventaja competitiva.

Crear una ventaja competitiva implica analizar las fortalezas de su negocio y las de sus competidores, y luego aprender cómo aprovechar estos factores.

  1. Trabaja para entender a tus clientes.

Identifique las cualidades demográficas de tu base de clientes. Si presta servicios a empresas, ¿a qué tipo de empresas vende habitualmente? Si atiende a individuos, ¿son generalmente jóvenes o viejos, hombres o mujeres, casados ​​o solteros? ¿Viven dentro de un radio de 0,5 km de tu negocio o 50 km? ¿Cuál es tu ingreso típico? ¿Son diferentes de los clientes de los competidores? Si no comprendes a tus clientes, no puede determinar por qué patrocinan tu negocio.

Avanza un paso más tratando de comprender a tus clientes a nivel personal. ¿Cuáles son sus pasatiempos? ¿Qué es lo que les importa? ¿Qué aspectos de su negocio o producto resuenan con ellos?

La información demográfica se puede descubrir a través de la interacción del cliente, encuestas o análisis de información del cliente.

  1. Examina las fortalezas únicas de tu negocio.

El examen de las fortalezas de tu empresa te permite saber en qué áreas puedes desarrollar para crear una ventaja competitiva. Pregúntate: «¿Por qué los clientes me compran a mí?» La respuesta a esta pregunta te ayudará a comprender qué valor les ofrece.

Por ejemplo, si posee un restaurante de comida china, la calidad de la comida, la ubicación o, quizás, la velocidad del servicio de entrega pueden contribuir a que un cliente te elija  sobre tu competencia.

No temas preguntarle a tus clientes directamente. Puedes hacer una encuesta para que la llene, o simplemente acércate a ellos, pero tu objetivo clave es descubrir por qué te eligen.

Si muchos clientes enumeran la ubicación, por ejemplo, puedes trabajar en otros aspectos de tu negocio para crear una ventaja aún mayor.

bi2 bi3

  1. Mira a tus competidores.

Una ventaja competitiva significa que debes ofrecer algunas cosas que tus competidores no tienen. Por lo tanto, necesitas saber qué es lo que hacen bien tus competidores y no lo hacen bien. Piensa en los productos, servicios, precios, ubicación y comercialización de tus competidores. Luego, compila una lista de todas las razones por las que sientes que un cliente elegiría el negocio de tus competidores.

Compara esto con tu lista de ventajas. ¿Qué puntos fuertes tienes que tu competencia no tiene? ¿Qué puntos fuertes tiene tu competencia que no tienes? Las áreas de fortaleza que tienes son las áreas en las que debes concentrarte para expandirte.

Recuerda que no debes ser un competidor «yo también» tanto como sea posible. Por ejemplo, si tu competencia tiene una receta por la que muchos clientes acuden a ese restaurante, simplemente imitar su receta no aumentará tu ventaja competitiva. En lugar de intentar copiar las ventajas de tu competidor, fortalece el tuyo para crear un conjunto único de fortalezas que no se puedan replicar.
Recuerda que tus competidores pueden incluir más que empresas similares. Por ejemplo, un restaurante chino compite con otros restaurantes chinos, pero también con otras opciones gastronómicas.

  1. Contratar a una empresa especializada en Big Data.

Cuanta más información tengas, más fácil será tomar decisiones sobre lo que funciona y lo que no.

El conocimiento detallado del cliente es tan importante como el conocimiento de la competencia. Obtener información detallada sobre tu cartera de clientes te permitirá maximizar el potencial de ingresos, aumentar la retención de clientes y estimular a los clientes potenciales.

Puedes usar el Big Data, una combinación de muchas herramientas y métodos para medir la percepción del consumidor y tu posición en el mercado y las posiciones de tus competidores. Junto con los recursos de información tradicionales de la compañía, considera las herramientas de análisis de redes sociales que permiten la exploración del consumidor a gran escala.

bi3

Esto es todo lo que nos aporta el campo del Business Intelligence como ventaja competitiva para nuestras organizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.