Calidad de datos: mucho más que una acción puntual

(Artículo escrito por David Guerrero, profesional del sector financiero y profesor del Programa de Big Data y Business Intelligence de la Universidad de Deusto)

En la sociedad de la información actual las empresas manejan cantidades ingentes de datos, tanto propios como ajenos. Cada vez es más habitual ver reportes obtenidos a partir de diversas técnicas analíticas, y cuadros de mando generados por medio de sistemas de reporting para alta dirección.

A partir de estos informes se toman decisiones que en muchas ocasiones pueden ser cruciales para el devenir de la empresa. Entonces, es de suponer, que estos informes están hechos tomando como base una información de altísima calidad. Pero, ¿realmente lo están?

La calidad de la información o Data Quality en inglés, está cobrando mayor relevancia en los procesos de las organizaciones. Buena parte de culpa la tienen los reguladores, que están empezando a exigir políticas y procedimientos que aseguren unos niveles óptimos de calidad de los datos: Master Data Management (MDM).

No disponer de una política de calidad de datos implica que todos los equipos que vayan a trabajar la información tengan que invertir tiempo en limpiar los datos antes de poder explotarlos para otros propósitos. Además, se corre el riesgo de que en ese proceso de limpieza se generen discrepancias de información si no se adoptan los mismos criterios a la hora de realizar las adaptaciones oportunas.

Las cifras hablan por sí solas, y los expertos coinciden en que 2016 será un año de gran crecimiento en la industria del Data Quality.

  • 78% de las empresas tienen problemas en los envíos de email
  • 83% de las empresas están luchando contra silos de datos
  • 81% de los retailers no pueden apalancarse en los programas de fidelidad debido a información inexacta
  • 87% de las instituciones financieras tienen dificultades para obtener inteligencia confiable
  • 63% de las compañías todavía no tienen un enfoque coherente de la Calidad de Datos

En definitiva, para que las organizaciones puedan obtener valor de sus datos, deben primero poner orden en la gestión, tratamiento y conservación de la información. Los datos son y deben ser la materia prima que guíe la toma de decisiones de nuestra empresa, y para ello deben presentar en el formato esperado, en el momento preciso, para las personas que lo necesitan y con la máxima calidad.

Fuente: http://www.datasciencecentral.com/profiles/blogs/will-2016-be-the-year-you-clean-up-your-dirty-data

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *