El Big Data en los Papeles de Panamá

No creo que a estas alturas, a usted, estimado lector de cualquier parte del mundo del que lea esto, le tenga que contar nada sobre los «Papeles de Panamá». Unos documentos filtrados, en el que se dice la mayor filtración periodística de toda la historia. En el contenido de los mismos se puede encontrar a personas de todo el mundo aprovechando los paraísos fiscales para ocultar su dinero en el pago de impuestos. Nada que la ética no pueda explicar por si sola les voy a contar.

Pero de lo que se ha hablado menos es de cómo se produce. Como quizás también sepan, todo se produce a partir de la extracción de unos documentos de dos sitios web de la empresa Mossack Fonseca: la web que sirve como descripción de sus servicios -un WordPress- y un portal interno de clientes donde se podía compartir información sensible de todos ellos -un Drupal-. Uno, lo primero que podría pensar s que entonces la «culpa» es de la falta de seguridad tecnológica. Y efectivamente, al parecer, la falta de actualización del portal interno y un plugin de WordPress habrían expuesto toda esa documentación.

Pero, una vez obtenidos los documentos, hay que analizarlos para extraer inteligencia de los mismos. Vamos, un proyecto de Big Data, en definitiva, porque la cantidad documental de la que estamos hablando es realmente grande (2.6 terabytes, y 11,5 millones de documentos -Wikileaks, para que se hagan a la idea, fueron 1,7 GB «solo»-). El Big Data en los Papeles de Panamá ha jugado un papel nuclear.

La escala de los
La escala de los «Papeles de Panamá» (Fuente: http://www.alternet.org/files/screen_shot_2016-04-04_at_12.01.06_pm.png)

Lo interesante del caso para la temática de este blog es la parte que viene después de la obtención de la «puerta de entrada a los datos». Un proyecto de Big Data, literal:

  • Fuentes de datos: la heterogeneidad -una de las famosas 5 Vs- de las fuentes de datos es muy importante: cinco millones de emails, tres millones de ficheros de bases de datos, dos millones de PDFs, un millón de imágenes, más de 320.000 documentos de texto y 2.242 archivos de otro tipo no clasificados. Un reto de extracción de las fuentes de datos importante.
  • Integración de datos: para poder procesar esta heterogeneidad de las fuentes de datos, es preciso integrar todos estos datos en un mismo modelo de datos. Y claro, mientras hay documentos medianamente sencillos para ello (las bases de datos o los documentos de texto e emails por ejemplo -gracias a tecnologías de procesamiento de lenguaje natural-), tenemos también grandes retos como los PDF y las imágenes: deben primero pasarse a un formato de caracteres para luego poder disponerse para su explotación. Ya hablamos en este blog de la aportacióin de las herramientas ETL en ello.
  • Gestión de la calidad de los datos: hay que tener en cuenta que como «filtración» que es, los datos, obviamente, no están preparados para su explotación. Entre el mar de datos, muchos son totalmente irrelevantes y no hacen más que aportar una mala calidad a los datos de entrada. Esto, ya dijimos, era crítico de solucionar ex-ante.
  • Procesamiento de los datos para la extracción de inteligencia: una vez que los datos están preparados, se deben procesar, en este caso, buscando relaciones entre entidades y acciones. Para ello, estructurar anteriormente la información de una manera que permita navegar entre la información de manera ágil y eficiente, resulta clave. Y por ello, se procesó la información estructurada en grafas, que además de tener un buen rendimiento, permite extraer mucha inteligencia. Ya hablamos de ello.
  • Visualización de datos, obtención de inteligencia: la visualización analítica, eficiente e inteligente de datos es la que permite sacar conclusiones y tomar decisiones de manera ágil.  También lo comentamos. Para ello, es preciso visualizar los datos de una manera apropiada para obtener inteligencia de los mismos.
  • Y por debajo de todas estas etapas, una infraestructura tecnológica realmente potente: para poder hacerlo a una velocidad medianamente razonable se emplearon hasta 30 servidores en paralelo. Y, sobre estos servidores, mucho software de «Big Data», tal y como detalló Mar Cabra -responsable del área de Investigación y Datos del consorcio de periodistas ICIJ, que estaba a la cabeza de esta investigación. Incluye una lista de Software Libre y también propietario, que cedieron licencias por la causa, que ha sido adaptado por el propio consorcio para sus labores de Investigación.
    • Neo4j, tecnología que vemos en nuestro Programa de Big Data y Business Intelligence, fue la base datos de nueva generación (ya hablé de ella en otro artículo), donde se almacenaron las relaciones y coincidencias entre los documentos. Esta tecología, como ya expliqué, permite modelar la información a partir de conexiones entre entidades,  lo cual facilita mucho poder luego estudiar estos flujos de datos para detectar e inferir conocimiento. Aquí lo describe la propia empresa.
    • Nuix, un software de gestión documental, que permite indexar y categorizar información rápida y ágilmente. Aquí la noticia de ellos mismos hablando sobre el caso.
    • Con Apache Solr y Apache Tika, se puso a disposición de la búsqueda y recuperación la información contenida en los documentos de manera centralizada. Es la parte más relacionada con la integración de datos. Aquí explicado.
    • Linkurious,  la herramienta para trazar y visualizar los vínculos de la documentación obtenida por temas y sujetos de investigación. Aquí lo describen ellos mismos.

Obviamente, como solemos decir, la tecnología, por muy buena que sea, no descubre por sí sola. Por un lado, alguien debe hacerle las preguntas más acertadas, y en segundo lugar, alguien tiene que entender los resultados que nos devuelve. Ahí está la formidable labor realizada por los periodistas. Sin conocer el contexto bien, es difícil hacer un proyecto de Big Data de este calibre. Por ello, el futuro del periodismo con un importante soporte en datos y tecnologías que le permita acelerar su proceso de investigación se me antoja cada vez más cercano.

El «Big Data», como paradigma habilitante que es, permite cambiar las reglas de juego de diferentes sectores de actividad. En este caso, hemos visto cómo ayudó al caso de los «Papeles de Panamá». Y es que este método de trabajo que hemos visto (extracción, integración, depuración, procesamiento y visualización), con el apoyo de las mejores tecnologías para ello, ha venido para quedarse. El Big Data en los papeles de Panamá ha sido un paradigma muy habilitante.

Un comentario sobre “El Big Data en los Papeles de Panamá”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.