Industria 4.0 y Big Data

(Artículo escrito por Izaskun Larrea, alumna de la promoción de 2017 en el Programa en Big Data y Business Intelligence en Bilbao

A pesar de su vida relativamente breve, el Big data está listo para optimizar la Industria 4.0. Algunas empresas están utilizando conjuntos de datos para mejorar y observar la producción, minimizar los errores de producción, gestionar los riesgos y optimizar la velocidad de montaje en la planta de producción. No sólo el Big Data puede ayudar a lograr una mayor eficiencia, sino que también puede conducir a un ahorro de costos en la línea de producción.

Mejoras en la cadena de suministros

A menudo se usa el Big Data para identificar, corregir y reducir los riesgos involucrados en la cadena de suministro. Procesos que incluyen la adquisición de materias primas, así como el almacenamiento y distribución de productos terminados presentan desafíos únicos que se pueden abordar a través del Big Data. Las cadenas de suministro más grandes y complejas serán más susceptibles que las estructuras más pequeñas, pero casi todas pueden beneficiarse de la gran recopilación y procesamiento de datos.

La cantidad de datos no es el único obstáculo a superar. Los fabricantes están ahora lidiando con más fuentes de datos y materiales que nunca. Los registros del centro de llamadas, el tráfico en línea, las reclamaciones de los clientes e incluso los mensajes en los medios sociales se utilizan para recopilar valiosos datos de los consumidores.

Aunque gran parte de esta información va actualmente a la cuneta, puede archivarse y utilizarse en el futuro para tomar decisiones de negocios, establecer objetivos organizacionales y mejorar el servicio al cliente.

Mejora en la comunicación

También se puede utilizar el Big Data para reforzar las comunicaciones entre los compañeros de trabajo, los consumidores e incluso sus máquinas de producción. Industrial Internet of Things (IIoT) ha generado una amplia red de dispositivos y equipos interconectados.

Tanto las materias primas como las piezas acabadas pueden ser etiquetadas con chips inteligentes RFID, que informan sobre su ubicación exacta y su estado físico en cualquier momento durante el proceso de producción o envío. Las máquinas de autodiagnóstico pueden evitar problemas adicionales y evitar lesiones personales mediante el apagado automático para mantenimiento o reparación. Todas estas características tienen el potencial de eficiencia y ahorro de costos que los primeros pioneros de la industria no habrían podido imaginar en sus mejores sueños.

Aumento de oportunidades de capacitación

Una de las aplicaciones más obvias y beneficiosas de la gestión del Big Data, se puede ver en la formación de su personal. Una gran cantidad de nuevos roles son necesarios para acomodar los proyectos Big Data.

Aparte de proporcionar más oportunidades para los empleados motivados, Big Data también se puede aprovechar para fortalecer y la eficacia de sus programas de formación actuales. Al recolectar y monitorizar los datos relacionados con el desempeño individual de los trabajadores, la productividad general, o la revisión del currículum cuando sea necesario. Esto le permite enfrentar mejor las debilidades y las refuerza con formación y entrenamiento. Los resultados pueden ser comparados y contrastados entre diferentes departamentos, competidores y la industria en general.

Los fabricantes que trabajan con Big Data, cosechan las mayores recompensas, mejoras en su cadena de suministro, comunicaciones más sólidas entre compañeros de trabajo y socios y obtienen más oportunidades de capacitación.

Esto es sólo el comienzo de lo que puede ofrecer el Big Data a la Industria 4.0.

Evolución de la industria hacia la 4.0: ¿qué aporta el Big Data?
Evolución de la industria hacia la 4.0: ¿qué aporta el Big Data?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *