Big Data para estudiar “Big Fish”

(Artículo escrito por Miren Gutiérrez, director del Programa Experto en Análisis, Investigación y Comunicación de Datos de la Universidad de Deusto)

Nunca antes se había utilizado las tecnologías Big Data para estudiar la pesca ilegal. Un nuevo informe del Overseas Development Insitute (ODI), el mayor centro de investigación de temas relacionados con el desarrollo de Reino Unido, y porCausa, una organización española especializada en periodismo de investigación, las utiliza precisamente para analizar y hacer emerger prácticas dudosas en alta mar.

El informe proporciona pruebas de estas prácticas, que comprometen la eficacia del sistema de gobernanza multilateral diseñado para acabar con la pesca ilegal.

Uno de los hallazgos de la investigación surge de la visualización de las señales que emitieron los 35 reefers -enormes buques de carga congeladores- que operaron en la región durante 2013. Por ejemplo, se ve claramente que algunos de ellos pudieron haber contribuido a la pesca ilegal en las zonas económicas exclusivas de Senegal y Costa de Marfil, donde el trasbordo de pescado está prohibido.

Los datos sobre los que  se cimenta el informe provienen de la mayor base de datos dedicada a barcos pesqueros -con datos históricos de más de 740.000 barexcos y miles de millones de posiciones geográficas registradas desde 2009- que está en manos de la empresa FishSpektrum. Para comunicar y visualizar los resultados de dicha investigación, se utiliza tecnología de la empresa CartoDB, que ha colaborado en el proyecto.

Tras interrogar la base de datos para determinar qué reefers operaron en África Occidental en 2013 y sus detalles (propiedad, operador, dueño, bandera, capacidad de carga, etc.), se adquirieron sus señales AIS, que están obligados a emitir regularmente buques de cierto tamaño y que son capturadas por satélites y antenas terrestres.

Cada señal se emite con una frecuencia variable en función del tipo de barco -pesqueros cada 10 minutos, reefers cada media hora aproximadamente- y contiene una marca temporal estándar o timestamp y la posición geográfica de cada barco. Estas señales se han cruzado con otras fuentes de datos geográficos sobre el litoral, sus puertos y las zonas de exclusión económica de la costa africana usando tecnología GIS para producir el set de datos que alimenta la visualización en CartoDB.

La visualización consiste en una aplicación web estática que usa la API de CartoDB para mostrar las rutas de cada reefer sobre un mapa junto con una animación de su posición durante el año 2013. Esta herramienta hace accesible el gran volumen de información que se posee actualmente de cada reefer para realizar análisis de su comportamiento.

Así quedan en evidencia comportamientos sospechosos que muestran un patrón movimientos errático o en zigzag, típico de los reefers que están a la búsqueda de barcos pesqueros con las bodegas llenas que deseen deshacerse de su pescado para seguir faenando.

La práctica del transbordo de pescado en las zonas exclusivas es muy común, pero hay mucha presión política y de grupos de campaña para que se prohíba cuando no puede ser supervisada por observadores a bordo de los reefers por ser un verdadero “coladero” de pesca ilegal. La Unión Europea, por ejemplo, veda la entrada de pescado transbordado por barcos con bandera de cualquier país de la Unión.

Como ven, el Big Data, ayudando también en causas sociales que permitan mejorar nuestra sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *