Conversaciones sobre una empresa más humana y abierta – Gizatiarragoa eta irekiagoa den enpresa bati buruzko solasaldiak

El pasado martes, 4 de octubre, tuvo lugar en la Sala Arrupe del Centro Loyola la jornada de Conversaciones en clave de una empresa más humana y abierta. El encuentro fue moderado por el Director de DeustoForum, Felix Arrieta, y contó con la participación de dos mujeres del mundo de la empresa, María Luisa Guibert y Ana Belén Juaristi, el Decano de la Deusto Business School, Guillermo Dorronsoro, y la Directora de Alboan, María del Mar Magallón.

foto1def

Pronto se dieron las primeras pinceladas que invitaban a dilucidar que la respuesta a la pregunta de si el este modelo utópico de empresa es posible es afirmativa, junto con la proyección del primero de los videos. En el mismo, dos mujeres, dos empresarias, una guatemalteca y otra vizcaína, conversaban sobre el papel de la mujer en el tejido empresarial actual. “Que no somos tan distintos, somos parecidos, somos iguales” -comentaba la empresaria guatemalteca, tras coincidir con su homónima en que lo importante es que las mujeres estén en los núcleos de decisión del mundo empresarial y que éste es una poderosa herramienta para cambiar realidades y crear oportunidades.

La segunda proyección audiovisual trató de la preservación de la identidad de las diferentes regiones a las que afecta nuestro modelo de globalización y sobre la idea de que generar valor no se limita simplemente a la rentabilidad, a pesar de que estemos hablando de una empresa, en concreto, de empresas agricultoras. Así las cosas, el video concluyó con la idea de que “el gran reto de las empresas es recuperar las especialidades locales y generar empatía en esas regiones”.

Entrando ya en harina, en primer lugar, los ponentes conversaron sobre la idea de que las empresas son agricultores de sueños, en el sentido en el que, tal y como apuntaba Ana Belén Juaristi, “alguien poniendo en marcha su idea es lo que hace tener sueños a otras personas” y María del Mar Magallón era más directa si cabe aportando que “quien crea una empresa tiene un sueño”. La charla derivó al punto de discutir sobre si existe un hilo en común entre las ONGs y las empresas, algo que Guillermo Dorronsoro encontró más que obvio, ya que no solo piensa que existe dicho nexo de unión sino que no nos queda más remedio que encontrarlo. El tercer tema a tratar fue la generación de valor por parte de esa empresa, en principio algo utópica, más humana y abierta. Sobre la cuestión y en relación a su experiencia como CEO en Algeposa, María Luisa Guibert destacó la inestimable importancia del trabajo en equipo, competencia cada vez más utilizada en los centros educativos y que pretende acabar con la excesiva jerarquización de las compañías con el fin de lograr un ambiente de trabajo óptimo. El siguiente asunto lo constituyó la perspectiva y los valores que representan las nuevas generaciones en el mundo de la empresa. Ana Belén Juaristi no tuvo un discurso muy esperanzador en este sentido y opinó que existe una franja de edad, más cercana a los 40 años, en los cuales la conciencia social en temas laborales comienza a preocuparnos en mayor medida. Sin embargo, Guillermo destacó la mirada distinta y bien aplicada que los jóvenes traen de serie, la cual puede ser un punto clave en el cambio de rumbo empresarial que iniciativas como esta buscan. Por último, y aprovechando la abrumadora mayoría femenina en la mesa, se trató el tema de la mujer en la empresa, algo sobre lo que María Luisa sonó especialmente convincente al comentar, desde su experiencia como CEO, que es mucho más dificultoso para las mujeres llegar a puestos directivos.

foto3def

Por todo esto, la jornada del martes 4 de octubre fue más que enriquecedora y estimulante ya que los asistentes a la misma tuvieron la opción de comprobar que si una empresaria guatemalteca y una vizcaína pueden llegar a tratarse de igual a igual perteneciendo, a priori, a mundos diferentes, cómo no vamos a hacer lo propio nosotros en nuestra sociedad y, más concretamente, en nuestras empresas. Pues las empresas son, al fin y al cabo, un espacio en el cual coincide un buen puñado de personas muy diversas, las cuales deberían tener como objetivo no solo el éxito en la cuenta de resultados sino en el impacto que estas tienen en la sociedad y comunidad.

En conclusión y ojalá sirva de precedente, una de las palabras más repetidas en la conversación fue ‘sueño’. Y no precisamente por lo aburrido de los contenidos que se proyectaron en la Sala Arrupe, sino que era un sueño esperanzado con vistas a una empresa que genera valor de dos formas: con el beneficio económico y con su impacto en la sociedad. Así que, en el momento en el que las empresas sueñen, en el sentido en el que lo hacen las ONGs y en el cual lo hicimos todos los allí presentes, los ciudadanos estaremos más cerca de nuestros sueños.


Pasa den asteartean, urriak 4, Loiola Zentroko Arrupe Aretoan enpresa gizatiarragoari eta irekiagoari buruzko solasaldia izan zen. Felix Arrieta DeustoForumeko zuzendariak gidatuta, ekitaldian parte hartu zuten enpresa munduko bi emakumek, María Luisa Guibert eta Ana Belén Juaristik, Deusto Business Schooleko dekanoak, Guillermo Dorronsorok, eta Alboan GKEren zuzendariak, María del Mar Magallónek.

foto2def

Lehenengo minutuak pasa ahala, bideoen aurkezpenarekin, argi gelditu zen bestelako enpresa eredu bat posible ote den galderaren erantzuna baiezkoa dela. Bideo horretan, bi enpresa emakumek, bata guatemalarra eta bestea bizkaitarra, gaur egungo enpresan emakumeak duen eginkizunari buruz hitz egin zuten. “Ez gara hain ezberdinak, antzekoak gara, berdinak gara” –zioen Guatemalako emakumeak. Biek azpimarratu zuten emakumeak egon behar duela enpresa bezalako erakunde garrantzitsuan.

Bigarren proiekzioak erakutsi zigun gure globalizazio ereduak eskualdeen identitateari eragiten diela eta identitate hori babestu behar dela. Halaber, azpimarratu zuen balioa sortu esaten dugunean ez garela errentagarritasun hutsean pentsatzen ari, enpresa bati erreferentzia egiten diogun arren. Hitz gutxitan bigarren bideo horren ideia nagusia azaldu behar izango bagenu, hauxe esango genuke: “enpresen erronkarik handiena herrialde bakoitzaren berezitasunak berreskuratu eta eskualde horietan enpatia sortzea da”.

Bideo emanaldien ondotik, hainbat ideia landu zituzten solaskideek. Lehenik eta behin, enpresak ametsen nekazariak  direlari buruz solas egin zuten; hain zuzen ere, Ana Belén Juaristik zioen norbaitek bere ideia martxan jartzean besteei amets egiteko arrazoi bat ematen diela. María del Mar Magallónek adierazi zuen enpresa bat sortzen duenak amets bat daukala. Elkarrizketa GKEen eta enpresen arteko loturari buruz hitz egitera pasa zen; Guillermo Dorronsororen ustez, ahalik eta lasterren aurkitu behar dugu lotura hori. Aztertutako hirugarren gaia enpresek sortzen duten balioa izan zen, baina ez ohiko ikuspegitik, baizik eta enpresa gizatiarragoaren eta irekiagoaren ikuspegitik. Gai horri buruz, eta Algeposako zuzendari nagusi lanetan izandako esperientziaz mintzatuz, María Luisa Guibertek talde lanaren ezinbesteko garrantzia nabarmendu zuen, hierarkizazioarekin bukatzeko eta laneko giro ezin hobea sortzeko. Talde lana, gaur egun, gero eta gehiago lantzen da ikastetxeetan ere. Hurrengo aztergaia enpresa munduan belaunaldi berriek erakusten duten ikuspuntua eta balioak izan ziren. Ana Belen Juaristi ez zen oso baikorra izan, uste baitu 40 urte inguru izan arte ez garela gizarte kontzientziarik enpresa gaietan izaten. Hala eta guztiz ere, Guillermok gazteek berez dakarten begirada ezberdina nabarmendu zuen, eta hori enpresa mundua aldatzeko oinarrietako bat izan daiteke. Azkenik, eta hizlari gehienak emakumeak zirela aprobetxatuz, emakumeak enpresan duen zereginari buruz solas egin zen. Gai horretan María Luisaren hitzak oso sinesgarriakizan ziren, bere esperientziaz mintzatzen baitzen. Hain zuzen ere, azpimarratu zuen emakumezkoek gizonezkoek baino zailagoa dutela enpresetan goi karguetan lan egitea.

fotodef4

Zalantzarik gabe, urriaren 4ko jardunaldia aberasgarria izan zen oso. Guatemalako enpresari batek eta bizkaitar batek antzeko pentsamoldea dutela ikusi ahal izan genuen, a priori, mundu ezberdinetakoak izanda; hortaz, nola ez gara gu gai izango gure gizartean eta, zehazki, gure enpresetan ere, elkarrekin aritzeko? Enpresak, azken batean, pertsona desberdin askoren topaleku bat baino ez baitira. Eta erakunde horien helburu nagusiak ez luke izan behar soilik arrakasta ekonomikoa, baizik eta gizartean eta komunitatean eragitea.

Laburbilduz, eta berriz errepikatzeko gogoz, solasaldian gehien errepikatutako hitzetako bat ‘amets’ izan zen. Eta ez zuen logalearekin inongo loturarik, bideoak ez baitziren, inolaz ere, aspergarriak izan. Enpresak GKEek eta Arrupe Aretoan izan ginenok amets egin genuen eran amets egiten hasten diren heinean, herritarrak ere gure ametsetatik hurbilago egongo gara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.