La experiencia de Glencree

En esta segunda jornada del ciclo ‚ÄúExperiencias para la convivencia: protagonismo de v√≠ctimas y victimarios‚ÄĚ, ofreceremos el testimonio de la iniciativa ‚ÄúGlencree‚ÄĚ, impulsada entre 2007 y 2012 por un grupo plural y heterog√©neo de v√≠ctimas de la violencia de intencionalidad pol√≠tica en el Pa√≠s Vasco, causadas por terrorismo de diferente signo (ETA, GAL, BVE) o por vulneraciones de derechos humanos por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado.   Una convivencia que ha permitido reconocer al otro como v√≠ctima, a pesar de las discrepancias que puedan existir, y que por ello puede constituir un valioso fermento a la hora de construir una convivencia pac√≠fica.

El pr√≥ximo d√≠a 7 de noviembre, en la mesa redonda ¬ęConvivencia de las v√≠ctimas: la experiencia de Glencree¬Ľ, contaremos con la intervenci√≥n de Galo Bilbao (miembro del equipo dinamizador de la experiencia Glencree) y dos de sus protagonistas, Axun Lasa (hermana de Joxean Lasa) y Fernando Garrido (hijo de Rafael Garrido).

Aforo limitado. Se ruega confirmar la asistencia rellenando el siguiente formulario.

M√°s informaci√≥n: 944 139 020

 D√≠a y hora:  Jueves, 7 de noviembre de 2013, 19.00h

Convivencia de las víctimas: la experiencia de Glencree

Presentaci√≥n de la Iniciativa Glencree (16 de junio de 2012, San Sebasti√°n). JAVIER HERN√ĀNDEZ, EL PA√ćS.

Como indicabamos hace ya casi un mes en el post de presentaci√≥n de este ciclo, Euskadi intenta desde hace a√Īos acercarse hacia una convivencia superadora de la violencia terrorista.

A los encuentros restaurativos en terrorismo, que pudimos analizar en mayor profundidad el pasado 1 de octubre, se suman otras experiencias promovidas que, al igual que la anterior, est√°n dejando patente que  existen v√≠as √©tica y civ√≠camente s√≥lidas hacia una paz integradora.

En la experiencia de Glencree, que expondremos el próximo 7 de noviembre (muy pronto confirmaremos hora y lugar), el diálogo se produce entre víctimas de la violencia de intencionalidad política en el País Vasco, causadas por terrorismo de diferente signo (ETA, GAL, BVE) o por vulneraciones de derechos humanos por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Una convivencia que ha permitido reconocer al otro como v√≠ctima, a pesar de las discrepancias que puedan existir, como lo corrobora el texto de la presentaci√≥n p√ļblica de la iniciativa, que pod√©is leer a continuaci√≥n.

Experiencias para la convivencia: protagonismo de víctimas y victimarios

En palabras del gran Nelson Mandela, ‚Äúsi quieres hacer la paz con tu enemigo, tienes que trabajar con √©l. Entonces se convierte en tu compa√Īero‚ÄĚ. Pero, ¬Ņes realmente el di√°logo uno de los caminos m√°s certeros hacia la reconciliaci√≥n? ¬ŅEs posible avanzar hacia una paz justa e integradora tras la violencia que hemos sufrido en Euskadi?

Las experiencias que se expondr√°n en este nuevo ciclo de DeustoForum nos hacen patente que existen v√≠as √©ticamente s√≥lidas hacia una convivencia superadora de la violencia terrorista, que abren sus m√°s directos protagonistas: v√≠ctimas y victimarios.

Bajo el t√≠tulo de ‚ÄúExperiencias para la convivencia: protagonismo de v√≠ctimas y victimarios‚ÄĚ, este nuevo ciclo se centrar√° en analizar tres experiencias promovidas durante los √ļltimos a√Īos por los implicados en ellas, v√≠ctimas y victimarios de la violencia en Euskadi, con la consiguiente capacidad para impactar en la conciencia ciudadana.

En primer lugar, el d√≠a 10 de octubre, se abordar√°n los Encuentros Restaurativos que tuvieron lugar entre victimarios y v√≠ctimas de ETA, ayudados por mediadores; encuentros en los que ambas partes se muestran dispuestas a revisar con coherencia moral su pasado para abrirse al futuro.

El 7 de noviembre se expondr√° la Experiencia de Glencree, en la que v√≠ctimas de terrorismos de diferente signo que, pudiendo verse pol√≠ticamente enfrentadas, saben sintonizar entre s√≠ en su condici√≥n de v√≠ctimas.

Por √ļltimo, el 28 de noviembre,  se ahondar√° en la presencia de v√≠ctimas del terrorismo en las aulas como V√≠ctimas Educadoras, que mediante su inserci√≥n testimonial en la educaci√≥n, ejercen como agentes activos de propuestas √©ticas de reconciliaci√≥n.

Esperamos que este nuevo ciclo nos ayude, no s√≥lo a dar a conocer p√ļblicamente estas experiencias a trav√©s de los propios implicados, sino a poner de relieve su notable potencialidad para convertirse en ‚Äėacciones significativas‚Äô, y no en meras an√©cdotas, como indica Xabier Etxeberria en el art√≠culo que recogemos a continuaci√≥n (PDF).