Muere Sir Peter Jonas, revolucionario de la gestión operística

Observador privilegiado de la cultura europea contempor√°nea,
falleci√≥ en M√ļnich a los 73 a√Īos

Sir Peter Jonas ten√≠a muchas y variadas pasiones. Pero lo que m√°s le gustaba, sin duda, era vivir. Solo as√≠ se explica que, ante la incredulidad de sus propios m√©dicos, lograra sobrevivir una y otra vez a los diversos tipos de c√°ncer que no cesaron de acosarlo durante dos tercios de su vida. Cuanto m√°s menguaba su cuerpo, cuanto m√°s se espigaba su figura, cuanto m√°s duro era el golpe, mayor era su determinaci√≥n para hacerle frente con una sonrisa franca y un optimismo de estirpe¬†panglossiana. Pero el mi√©rcoles fue doblegado por fin en M√ļnich a los 73 a√Īos y es dif√≠cil que nadie que lo conociera personalmente no lo recuerde con cari√Īo, asombro y admiraci√≥n.

Sir Peter Jonas (derecha) y Vince Gilligan hablando sobre ‘Breaking Bad’ en Berl√≠n en 2013.WISSENSCHAFTSZENTRUM BERLIN F√úR SOZIALFORSCHUNG

Londinense de nacimiento, hijo de un refugiado jud√≠o alem√°n y una madre jamaicana con sangre libanesa y escocesa que fue retratada por Max Liebermann, Jonas curs√≥ estudios universitarios y musicales en su pa√≠s antes de entrar en contacto con la Royal Opera House, cuyo director general de entonces, John Tooley, lo puso en contacto con Georg Solti. Fascinado por su personalidad, el director de orquesta h√ļngaro lo contrat√≥ como su asistente personal en Chicago en 1974 y, poco despu√©s, como administrador art√≠stico de la Orquesta Sinf√≥nica de la ciudad, que vivi√≥ una √©poca dorada gracias a su visi√≥n art√≠stica √ļnica: solo √©l podr√≠a haber conseguido, por ejemplo, que quien con el tiempo se convertir√≠a en uno de sus mejores amigos, Carlos Kleiber, dirigiera por primera vez a la orquesta en el que fue tambi√©n su debut sinf√≥nico en Estados Unidos en 1978.

Sir Peter Jonas retratado por Charlotte Harris.
Sir Peter Jonas retratado por Charlotte Harris.

De all√≠, a pesar de la falta de experiencia en un puesto similar, dio el salto a la English National Opera tras haber cautivado en esta ocasi√≥n a Lord Harewood. Fue su director general durante la √ļltima edad de oro que ha conocido la instituci√≥n, renovada de los pies a la cabeza por Jonas y convertida casi en un laboratorio de experimentaci√≥n oper√≠stica, como atestiguan muy recordadas producciones de David Alden o David Pountney, con quien trabaj√≥ codo con codo. El prestigio internacional que se labr√≥ durante nueve a√Īos fue el que le abri√≥ las puertas de la √ďpera Estatal de Baviera, un teatro muy conservador donde fue recibido con grandes recelos, pero donde ser√≠a despedido trece a√Īos despu√©s como un h√©roe, cargado de honores. Le gustaba contar que su √≠ntimo amigo Zubin Mehta y √©l eran las √ļnicas personas que ten√≠an dos butacas reservadas para todas las funciones del teatro. Y el retrato que le hizo Charlotte Harris en 2006, que cuelga en un lugar preferente del vest√≠bulo derecho del patio de butacas, servir√° de perenne testigo de un teatro que sigue debi√©ndole buena parte de sus actuales fisonom√≠a y prestigio. El pr√≥ximo lunes, Elsa Benoit cantar√° en su memoria, con el teatro vac√≠o, ‚ÄúPianger√≤ la sorte mia‚ÄĚ, de Giulio Cesare de Handel.

Jonas ampli√≥ el repertorio decididamente hacia delante, con encargos de nuevas obras y cl√°sicos modernos poco frecuentados, y hacia atr√°s, con la recuperaci√≥n de t√≠tulos barrocos olvidados. √Čl fue uno de los principales art√≠fices de lo que se bautiz√≥ como el Renacimiento de las √≥peras de Handel, aunque sin olvidarse de sus antecesores naturales: Claudio Monteverdi y Francesco Cavalli. Apost√≥ siempre por puestas en escena que otorgaran un valor a√Īadido actual a √≥peras que hab√≠an permanecido en la sombra durante siglos. Hizo tocar a la orquesta de M√ļnich con criterios historicistas, una tarea en la que su principal c√≥mplice fue Ivor Bolton, cuya carrera se ciment√≥ justamente en M√ļnich, alentado, guiado y apoyado incondicionalmente por Jonas. Ambos, junto con el citado David Alden, abrieron las puertas a una nueva manera de entender, escuchar y visualizar la √≥pera barroca. La √ļltima vez que Sir Peter Jonas visit√≥ Madrid fue justamente en marzo del a√Īo pasado, para asistir a una de las representaciones de La Calisto de Cavalli: un feliz ejercicio de nostalgia, ya que la producci√≥n se hab√≠a estrenado originalmente en M√ļnich bajo su √©gida en 2005, un a√Īo antes de que decidiera dejar su puesto y retirarse para, mientras su salud bajo permanente amenaza se lo permitiera, vivir.

Sir Peter Jonas.
Sir Peter Jonas.WILFRIED H√ĖSL/BAYERISCHE STAATSOPER

Pod√≠a ya dedicarse a sus otras aficiones (escalar monta√Īas, conducir buenos coches, comer y beber bien, visitar museos, viajar) y fue tambi√©n entonces cuando cumpli√≥ el viejo sue√Īo de recorrer Europa a pie de norte a sur, de Escocia a Sicilia, siguiendo simb√≥licamente los pasos de su admirado Patrick Leigh Fermor. O de disfrutar en su casa de Z√ļrich de su colecci√≥n de arte, que inclu√≠a grandes obras maestras (incluido un Ribera del que hablaba con el cari√Īo de un padre por un hijo). Cuando, en 2018, la enfermedad le impidi√≥ ver en el British Museum la exposici√≥n Charmed Lives in Greece, que contaba la amistad entre Nikos Hadjikyriako-Ghika, John Craxton y el propio Leigh Fermor, le regal√© el imponente cat√°logo y √©l me mand√≥ una fotograf√≠a de otro cuadro de su colecci√≥n, que representa una esbelta figura masculina en actitud meditabunda, que ten√≠a por uno de los mejores pintados por Craxton, y a√Īadi√≥ con orgullo casi infantil: ‚ÄúAlgunos dicen incluso que se parece a m√≠‚ÄĚ.

Defend√≠a que si la √≥pera hab√≠a sido la gran forma art√≠stica del siglo XIX y el cine del siglo XX, las series de televisi√≥n hab√≠an tomado el testigo en el XXI. Era un apasionado de Breaking Bad y en m√°s de un acto oficial apareci√≥ ataviado con una camiseta con un dibujo de Heisenberg, adornada con uno de sus sempiternos y coloristas fulares. Quienes quieren formarse una idea de c√≥mo era Sir Peter Jonas en acci√≥n pueden ver la conversaci√≥n que mantuvo con Vince Gilligan, el creador de Breaking Bad, el 27 de agosto de 2013 en el Centro de Ciencias Sociales de Berl√≠n (WZB), con el que ten√≠a una estrecha relaci√≥n. Gilligan escuch√≥ admirado su primera pregunta: sobre la importancia, el significado o las segundas lecturas que tiene la calvicie de varios de los personajes de la serie.

Pero este obituario debe virar ya necesariamente hacia los recuerdos personales. Cuando en 2017 se conmemor√≥ en Bayreuth el centenario del nacimiento de Wieland Wagner, el d√≠a antes del estreno de una nueva producci√≥n de Los Maestros Cantores, la familia encarg√≥ a Jonas que hiciera la laudatio del homenajeado, un honor que hubieran querido para s√≠ muchos alemanes. Fue el discurso m√°s brillante, profundo e inteligente que cabe imaginar en esas circunstancias, le√≠do en un alem√°n de alt√≠simos vuelos y con un dominio absoluto de la oratoria. Y varias de las palabras que utiliz√≥ entonces para referirse al director de escena bien valdr√≠an para caracterizarlo ahora a √©l mismo: ‚Äúreformador, carism√°tico, brillante y radical‚ÄĚ. Lo llam√≥ tambi√©n ‚Äúh√©roe‚ÄĚ y enseguida veremos reaparecer esta palabra dedicada asimismo a √©l. Pero es el final de aquel hist√≥rico discurso el que ahora encaja como anillo al dedo, mutatis mutandis, en este recuerdo p√≥stumo de Sir Peter Jonas: ‚ÄúWieland Wagner se liber√≥ para amar, para vivir y para crear una obra que cambi√≥ el paisaje teatral europeo para siempre. Logr√≥ el objetivo cat√°rtico del teatro musical en su forma m√°s pura: no s√≥lo buscar el alma, sino conmoverla. Estamos en deuda con su legado: no volver a barrer, nunca m√°s, nuestro pasado bajo la alfombra y no volver jam√°s a quedarnos callados‚ÄĚ.

Sir Peter Jonas (centro) en un acto organizado por la ABAO en Deusto Forum en enero de 2019. A su derecha. su mujer, Barbara Burgdorf, y el musicólogo Francesco Izzo. A su izquierda, Juan Carlos Matellanes, presidente de la ABAO, y el crítico musical de 'El País' Pablo L. Rodríguez.
Sir Peter Jonas (centro) en un acto organizado por la ABAO en DeustoForum en enero de 2019. A su derecha. su mujer, Barbara Burgdorf, y el music√≥logo Francesco Izzo. A su izquierda, Juan Carlos Matellanes, presidente de la ABAO, y el cr√≠tico musical de ‘El Pa√≠s’ Pablo L. Rodr√≠guez. CRISTINA GARC√ćA/ABAO

En enero de 2019 acudi√≥ a la invitaci√≥n que le hab√≠a hecho la ABAO para hablar en su ciclo Opera bihotzetik. Hac√≠a tres meses que sus m√©dicos le hab√≠an dado tres meses de vida. Cancel√≥ todos sus compromisos, pero olvid√≥ suspender su charla en Bilbao. Lleg√≥ con su mujer, la violinista Barbara Burgdorf, con un hilo de vida, pero dej√≥ deslumbrado a cuantos lo escucharon y disfrut√≥ enormemente paseando por la ciudad y visitando sus museos. En julio le dedicaron por sorpresa todas las funciones de la nueva producci√≥n de Agrippina, dirigida tambi√©n por Barrie Kosky y, a pesar de su extrema debilidad, no falt√≥ a ninguna funci√≥n en el Prinzregententheater, con un gorro cubri√©ndole la cabeza para esconder las secuelas de la en√©sima extirpaci√≥n de un tumor. En alg√ļn caso, reci√©n llegado desde el hospital, se vio obligado a seguir lo que quedaba de funci√≥n agazapado entre bastidores. Su entusiasmo no se arredraba ante nada.

El pasado 9 de noviembre convoc√≥ a amigos de todo el mundo en un restaurante de M√ļnich a una cena que ten√≠a todos los visos de ser una despedida. La invitaci√≥n llevaba impreso un chiste de The New Yorker, en el que un hombre en ba√Īador y con gafas de sol, paseando despreocupadamente a la orilla del mar, le dice a la muerte, tambi√©n en ba√Īador y guada√Īa en mano: ‚ÄúY entonces pens√©: ¬Ņpor qu√© no vivir otro poco?‚ÄĚ Flanqueado por sus m√©dicos, Liselotte Goedel-Meinen y Folker Schneller, ataviado con la falda escocesa de las grandes ocasiones, casi incapaz de tenerse en pie, de su boca sal√≠a tan solo un hilo de voz casi inaudible. Sonriendo, nos dijo a los que est√°bamos cerca de √©l en su mesa que no conceb√≠a un castigo mayor para alguien que disfrutaba tanto hablando en p√ļblico. Pas√≥ casi toda la cena tumbado, acribillado por el dolor. Aun as√≠, dedicaba su mejor sonrisa a cuantos se acercaban a √©l: todos hac√≠an lo mismo y, cuando se daban media vuelta, lloraban. Al principio de la cena, Goedel-Meinen hizo un repaso de su abrumador historial m√©dico que dio la medida de todas las batallas en que hab√≠a logrado salir victorioso. Y concluy√≥ ci√Īendo su frente con una corona de laurel, como se honraba a los antiguos h√©roes romanos.

Una de las grandes pasiones de Sir Peter Jonas era la m√ļsica de su compatriota Sir Michael Tippett y, m√°s en concreto, sus √≥peras. Con su generosidad habitual, me regal√≥ nada m√°s publicarse la casi definitiva biograf√≠a del compositor escrita por Oliver Soden y yo le correspond√≠ muy modestamente envi√°ndole el cat√°logo de una peque√Īa exposici√≥n sobre Britten y Tippett que pudo verse el verano pasado en la Red House de Aldeburgh. So√Īaba con que se representara por fin alguna √≥pera del compositor en Espa√Īa y, m√°s en concreto, en el Teatro Real. Contaba para ello con la complicidad de su fiel amigo Ivor Bolton, su director musical, y en uno de nuestros √ļltimos intercambios de mensajes mencionaba incluso King Priam como una excelente candidata. Si su sue√Īo se hac√≠a realidad alg√ļn d√≠a, me promet√≠a, ‚Äúall√≠ estar√©: ¬°vivo o muerto, como sol√≠a decirse en los westerns de Hollywood!‚ÄĚ. Nos vemos en Madrid, Sir Peter.

Obituario escrito por Luis Gago y publicado en EL PA√ćS


Su conferencia íntegra en DeustoForum:

Conferencia online. Sir Peter Jonas en Opera Bihotzetik.

El ciclo Opera Bihotzetik, organizado por ABAO y DeustoForum, cont√≥ el 21 de enero con la presencia de Sir Peter Jonas. Indiscutible referente cultural en el Reino Unido, ha ocupado el puesto de m√°ximo responsable art√≠stico de la English National Opera en Londres y de la √ďpera Estatal de Baviera en M√ļnich. Previamente hab√≠a trabajado en la Orquesta Sinf√≥nica de Chicago codo con codo con Sir Georg Solti.

Estamos acostumbrados a o√≠r de hablar de √≥pera de boca de sus protagonistas, fundamentalmente cantantes, directores de orquesta y directores de escena. Pero, aparte de las numerosas personas que trabajan detr√°s del tel√≥n, a las que el p√ļblico nunca ve, en todo teatro de √≥pera hay, en la cima de la pir√°mide, una gran mente rectora, encargada de dise√Īarlas programaciones a varios a√Īos vista y seleccionar a los artistas.

Pocas personas relacionadas con el mundo de la m√ļsica y de la √≥pera tienen tantas, y tan interesantes, cosas que contar como Sir Peter Jonas, que ha conocido a muchos de los m√°s importantes cantantes y directores de orquesta de las √ļltimas d√©cadas. Con su conferencia se pudo comprender mucho mejor qu√© es un gran teatro de √≥pera y c√≥mo funciona todo aquello que el p√ļblico no ve.

Sir Peter Jonas, indiscutible referente cultural en el Reino Unido, participa en el ciclo Opera Bihotzetik

Próxima conferencia. Conferencia-Hitzaldia: Sir Peter Jonas. Ciclo Opera Bihotzetik zikloa.

Sir Peter Jonas

 Día | Eguna: 21 de enero 2019 | 2019ko urtarrilak 21.
 Hora | Ordua: 19:00-20:30.
Idioma | Hizkuntza: Se ofrecerá servicio de traducción simultánea del inglés | Aldibereko itzulpen zerbitzua eskainiko da ingelesetik.
 Lugar | Lekua: Sala Ellacuría | Ellacuria Aretoa.
 Dirección | Helbidea: Planta -1 de la Biblioteca CRAI de la Universidad de Deusto (Bilbao) | Deustuko Unibertsitateko CRAI Liburutegiko -1 solairua (Bilbo).
Ver mapa | Mapa ikusi.

Inscripción | Izena ematea (Aforo limitado / Toki kopurua mugatua)

 

 

Estamos acostumbrados a o√≠r de hablar de √≥pera de boca de sus protagonistas, fundamentalmente cantantes, directores de orquesta y directores de escena. Pero, aparte de las numerosas personas que trabajan detr√°s del tel√≥n, a las que el p√ļblico nunca ve, en todo teatro de √≥pera hay, en la cima de la pir√°mide, una gran mente rectora, encargada de dise√Īarlas programaciones a varios a√Īos vista y seleccionar a los artistas.

Sir Peter Jonas¬†ha ocupado el puesto de m√°ximo responsable art√≠stico de la English National Opera en Londres y de la √ďpera Estatal de Baviera en M√ļnich. Previamente hab√≠a trabajado en la Orquesta Sinf√≥nica de Chicago codo con codo con Sir Georg Solti.

Pocas personas relacionadas con el mundo de la m√ļsica y de la √≥pera tienen tantas, y tan interesantes, cosas que contar como Sir Peter Jonas, que ha conocido a muchos de los m√°s importantes cantantes y directores de orquesta de las √ļltimas d√©cadas. Tras escucharle comprenderemos a buen seguro mucho mejor qu√© es un gran teatro de √≥pera y c√≥mo funciona todo aquello que el p√ļblico no ve.


Ohituta gaude operaz entzuten protagonisten ikuspegitik, batez ere kantarien, orkestra zuzendarien eta eszena zuzendarienetik. Baina, oihalaren atzealdean lan egiten duten pertsona ugariez gain (horiek ez dituzte ikusleek inoiz ikusten), opera antzoki guztietan dago, puntaren puntan, dena zuzentzen duen buru bat, programazioak hainbat urteko aurrerapenez diseinatzen dituena eta artistak aukeratzen dituena.

Sir Peter Jonas Londreseko English National Operaren eta Municheko Bavariako Estatu Operaren arduradun artistiko gorena izan da. Aurretiaz, Chicagoko Orkestra Sinfonikoan lan egina zegoen, ukondoz ukondo, Sir Georg Solti-rekin.

Musikaren eta operaren munduarekin lotutako pertsona gutxik dute Sir Peter Jonasek adina kontu interesgarri kontatzeko, azken hamarkadetako kantari eta orkestra zuzendaririk garrantzizkoenak ezagutu baititu. Entzundakoan ulertuko dugu, seguru asko eta askoz hobeto gainera, zer den opera antzoki handi bat eta zelan funtzionatzen duen ikus-entzuleek ikusten ez duten guztiak.